Política México

ACTUALIDAD

De qué hablaron Javier Corral y Alfonso Navarrete Prida, titular de Gobernación

Diálogo abierto entre el gobierno de Peña Nieto y el gobernador de Chihuahua, de cara a las elecciones. Según se anuncia, acordaron fortalecer la seguridad en la entidad. Aquí, las primeras claves.

Miércoles 24 de enero | 17:43

“Tuvimos un diálogo amplio sobre temas que nos ocupan, en una relación que es bastante más amplia que los problemas muy importantes que nosotros con sensibilidad entendemos en este momento para el gobierno de Chihuahua, son fundamentales y el diálogo va avanzando”, declaró Alfonso Navarrete Prida.

A su vez, el titular de Gobernación afirmó “tenemos enfrente un reto muy importante que es la seguridad del estado y que en breve, dentro de nuestras condiciones y facultades civiles, vamos a entrar juntos a procurar mejores niveles de seguridad en el estado de Chihuahua”.

Por su parte, Javier Corral señaló “Celebro el profesionalismo, la apertura y la seriedad con la que hemos conversado (…) Yo celebro que pueda ser Navarrete Prida un conducto y el cauce para encontrar una solución a un problema (…) muchas gracias por la oportunidad y el espacio y espero que en los siguientes días se encuentren esas condiciones para tener una solución integral al problema”.

Dio a conocer que pactaron llevar a cabo una acción coordinada para fortalecer la seguridad en Chihuahua.

“Ya hay 250 elementos de la Policía Federal actuando en operativos conjuntos. Esta madrugada hemos tenido resultados muy importantes en la detención de varios sicarios en la sierra”, informó.

Este encuentro se da tras semanas de tensión durante las cuales Javier Corral, del PAN, desplegó la bandera de la “lucha contra la corrupción” a partir del caso de desvío de fondos públicos a campañas electorales del tricolor, en el cual está involucrado el exgobernador priista de la entidad, César Duarte.

Su principal exigencia es que se presenten las solicitudes de extradición de Duarte, para juzgarlo y detenerlo en México, proceso que en parte ya inició.

Pero en semanas previas acusó que como “castigo”, el gobierno federal retuvo fondos destinados a su administración. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público lo negó, luego lo admitió a medias, y enseguida otras figuras del PRI acusaron que Alejandro Gutiérrez -un alto dirigente del PRI detenido por el caso del desvío de 250 millones de peso- fue torturado.

Y mientras tanto, desde el gobierno de Peña Nieto arreció una campaña sobre la inseguridad de Chihuahua.

Un caso que para nada es aislado, ya que desde el inicio de año sólo hasta el 8 de enero hubo 74 homicidios en todo el país, y con la convulsiva situación que se vive en Tamaulipas, todo apunta a que será un año de más militarización del país. Una salida reaccionaria ante la descomposición social que crearon y promovieron los partidos al servicio de los empresarios y las sucesivas administraciones estadounidenses.

Aun cuando se abrió ahora el diálogo, Corral y el PAN mantienen su Caravana de la Dignidad, que culminará en la Ciudad de México. Un gesto que demuestra la continuidad de la batalla electoral en la que los partidos patronales se disputan el “honor” de profundizar el saqueo y la degradación de las condiciones de vida de la clase trabajadora y los sectores populares.






Temas relacionados

Secretaría de Gobernación (Segob)   /   Alfonso Navarrete Prida   /   Javier Corral   /   Política México   /   Chihuahua   /   Enrique Peña Nieto   /   PRI

Comentarios

DEJAR COMENTARIO