Juventud

UNLP

De la mano del kirchnerismo La Mella volvió a la FULP

El Miles y La Mella se hicieron con la conducción de la FULP con el frente “7 de agosto”, en alusión al día de San Cayetano.

Sábado 23 de septiembre de 2017 | 23:25

A las 5 de la madrugada se votó en el Polideportivo de Humanidades la nueva conducción de la FULP. El nuevo frente, que se hizo con la Presidencia, está compuesto por el Miles, La Mella, el FUNaP (Frente Universitario Nacional y Popular), CEPA (PCR), Sur, INTI, Evita y PC (63 votos). La Franja Morada quedo segunda volviendo a la Ejecutiva de la Federación después de años (48 votos). La Cámpora junto con Quebracho quedó tercera (35 votos). La izquierda presentó una lista unificada “Frente de Estudiantes de Izquierda” (18 votos), nucleando a la Juventud del PTS, la UJS-PO, Insurrectos, CAUCE e Izquierda Socialista.

El Congreso estuvo atravesado por las elecciones nacionales y el debate sobre cómo se enfrenta la ofensiva de Cambiemos. A días de cumplirse los dos meses de la desaparición de Santiago Maldonado y con un gobierno que está en jaque intentando vía operativos de encubrimiento y represión salvar a la Gendarmería responsable, buscando que se mantenga la impunidad. Una de las resoluciones centrales del Congreso, propuesta por la Juventud del PTS, fue realizar una gran jornada de lucha en toda la UNLP la próxima semana que de fuerza al reclamo por la aparición con vida de Santiago.

Ruptura y retroceso de La Cámpora

La salida y aislamiento de La Campora de la FULP, con la ruptura del Frente Milagro Sala, es expresión del debate nacional que atraviesa el peronismo y el kirchnerismo, en sus diferentes variantes. El resultado electoral de las PASO, con la pírrica victoria de CFK sobre Bullrich, está potenciando la pelea dentro del peronismo y da lugar a reacomodamientos. En la Federación, la salida del Miles y varias otras organizaciones del Frente, deja sentado que más de uno está especulando con los resultados de las elecciones de octubre.

Un año de conducción de La Cámpora y el Miles en la FULP dejó sentado como piensan estas organizaciones. Resistencia solo discursiva, mientras dejan pasar todos los ataques y ajustes del macrismo. Frente a la desaparición forzada de Santiago Maldonado la FULP brilló por su ausencia, ninguna iniciativa que vaya en el sentido de poner de pie al movimiento estudiantil por su aparición con vida.

El nuevo rejunte K

La nueva conducción de la FULP y el frente “7 de agosto” (por la marcha de San Cayetano), es un acuerdo que poco tiene que ver con recuperar la Federación para organizar al movimiento estudiantil. Es un acuerdo entre muchas organizaciones que forman parte de la CTEP, y que nacionalmente están ubicadas en la interna del peronismo algunas en apoyo a Unidad Ciudadana, otras con Randazzo y Sur que forma parte de la lista del massismo.

En este rejunte La Mella termino de dar su giro en la UNLP hacia el kirchnerismo. Si nacionalmente Patria Grande está llamando a votar la lista de CFK a Senadores, en Capital Federal integro la lista de Unidad Ciudadana, ahora en la UNLP termino de constituir un frente con el Miles, el FUNaP y el Evita.

La polarización de iguales que existe en muchas facultades de la Universidad, como Humanidades, Bella Artes o Psicología entre La Mella y el Miles, con este frente puede cambiar y abrir escenarios novedosos hacia las elecciones estudiantiles de noviembre, donde la izquierda podrá disputar con fuerza estas facultades.

En el medio de este rejunte con nombre (y tufo) papista se metió la interna del rectorado de la Universidad. Los resultados electorales de este año le darán forma concreta a la composición de la Asamblea Universitaria que el año que viene tiene que votar al próximo presidente de la UNLP. La incorporación de la FUNaP al frente de conducción, una agrupación peronista con fuertes lazos con la gestión de Marcos Actis en Ingeniería, era el condimento que faltaba. La negativa de parte de La Mella de votar en contra de la candidatura del radical Fernando Tauber como próximo presidente de la Universidad es la demostración que en el armado del nuevo frente de conducción Patria Grande no solamente termino de declararse kirchnerista sino también avanzar en su integración al Rectorado de la Universidad.

La política de poner en pie una especie de “izquierda popular” para frenar a Macri, como proponen La Mella y compañía, choca con la realidad: la llamada izquierda popular como proyecto fue y es una forma de hacer furgón de cola al peronismo en sus diferentes variantes, y a veces, como en este caso, a más de una. El seguidismo a un proyecto que le entrego en bandeja a Cambiemos la posibilidad de hacer pasar las leyes en el Senado, donde el macrismo es minoría y el peronismo le da los votos necesarios para votar las reformas contra los trabajadores y los sectores populares o sino los aplica directamente en las provincias donde gobierna, termina debilitando la lucha contra el ajuste. La Mella liquida así toda posibilidad de independencia política que les permita enfrentar al macrismo.

Fortalecer una alternativa por izquierda

El escenario universitario se reacomodará en función de los resultados de este Congreso. Quedan expresadas tres espacios en el mapa universitario: la Franja Morada que avanzó en las elecciones pasadas y continúa haciéndolo. El kirchnerismo en sus diferentes variantes –con la flamante incorporación de Patria Grande- que es el que más cambios sufrirá, producto de su orientación de esperar las elecciones de octubre. Si Cristina ya no es con quien (no) enfrentar el ajuste, ahora probarán con el Papa Francisco y las autoridades de la UNLP. La izquierda, referenciada en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, se consolida en la universidad poniendo por delante la independencia política del gobierno y de las autoridades.

La alternativa para enfrentar el ajuste de Macri es poner en las calles centros de estudiantes y una Federación que se plantee poner de pie al movimiento estudiantil. Por eso la pelea que se viene es la de recuperar los centros de estudiantes de las variantes que llevan adelante o son cómplices el ajuste. Para generar una nueva tradición estudiantil hay que poner en pie una alternativa política de izquierda que muestre que la forma de enfrentar la avanzada del macrismo es organizando desde abajo a los estudiantes y mostrando esa enorme fuerza en las calles.







Temas relacionados

UJS-PO   /    FULP   /    Congreso   /    Patria Grande   /    Mella   /    La Plata   /    Universidad Nacional de La Plata (UNLP)   /    UNLP   /    La Cámpora   /    Juventud del PTS   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO