Mundo Obrero

De Ramos Mejía a MadyGraf: una visita bajo control obrero

Estudiantes, docentes y trabajadores de distintos gremios fueron de visita a MadyGraf, gráfica recuperada por sus trabajadores, el pasado fin de semana. La Izquierda Diario recogió algunos de sus testimonios.

Jueves 2 de marzo | 10:11

A pesar del fin de semana largo, a pesar del Carnaval y a pesar de la elevada sensación térmica que azotó el Conurbano bonaerense el sábado por la tarde, fueron varios los hombres y mujeres que se dieron cita en el local partidario de Ramos Mejía y que salieron bien equipados con las bebidas correspondientes a conocer la experiencia de MadyGraf, fábrica enquistada en el corazón de la zona norte, al borde de la Panamericana, y que condensa la lucha de sus trabajadores por el recupero de sus fuentes de trabajo. A continuación, algunas de las opiniones de sus visitantes

Victoria, 15 años: “Los trabajadores nos regalaron cuadernos, almanaques y un hermoso recorrido por la fábrica con historias y anécdotas que nos hilaron la piel, pero el regalo más grande de todos fue la felicidad de saber que se puede, que un mundo sin tanta desigualdad es posible, nos regalaron esperanza y la certeza de que los trabajadores nos podemos organizar y prescindir de un patrón, de alguien que se queda con el producto de nuestro trabajo. Me fui con una sonrisa enorme y llena de fuerzas para seguir la lucha en nuestros trabajos, escuelas y en las calles para seguir luchando por la expropiación y la estatización de MadyGraf y las fábricas tomadas”

Julieta, secundaria de Merlo: “Fue una experiencia muy buena, es admirable la lucha de esos trabajadores y trabajadoras que no se rindieron entonces ni hoy en esta pelea con todas las trabas que les imponen. Nos sirven de ejemplo para seguir luchando”

Evelyn, secundaria de González Catán: “En mi opinión fue una experiencia reconfortadora y me parece muy importante transmitirla a mis compañeros de colegio y a la gente cercana para decirles lo que realmente es la fábrica y cómo se manejan, cómo son las patronales y la manera en que nos perjudican. ¡Que vivan las luchas obreras!”

Victoria, estudiante del terciario Nº88 de San Justo: “Fue maravilloso recorrer la planta junto a sus trabajadores y el vínculo que tienen con su propio trabajo, que jamás veremos en ningún otro lugar. Maravilloso saber que la fábrica se mueve gracias a nuestro laburo por y para ellos, el orgullo de saberse parte de una experiencia transformadora. Es increíble la humildad del trabajador que tuvo que salir a bancar la parada por algo tan básico como el derecho al trabajo y a la vez completamente aleccionador, ya que nos enseña mucho más de lo que creen ellos mismos. Al mismo tiempo, fundamental el rol de la Comisión de Mujeres, que no solo acompañaron sino que se cargaron en sus hombros la responsabilidad de laburar codo a codo con sus compañeros, de incluso aprender tareas nunca desempeñadas. Siento orgullo de pertenecer a esa clase, del partido que te acerca a esa militancia, sabiendo que ha prestado sus bancas al servicio de las diferentes luchas que se vienen dando. Muestra que otra realidad es posible, los obreros y las obreras de MadyGraf como de Zanón, demuestran que es posible torcer la historia y poner las fábricas bajo control obrero. ¡Vivan los obreros sin patrón y la unidad de los trabajadores!”






Temas relacionados

Ramos Mejía   /    MadyGraf (ex-Donnelley)   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO