Cultura

MUSICA

De Los Beatles a Los Beach Boys (y viceversa)

Miércoles 1ro de octubre de 2014

En la última edición de septiembre de la publicación “Ideas de Izquierda” (Revista de política y cultura) el periodista Augusto Dorado dedica el artículo “¿Fueron Los Beatles la banda de música popular de todos los tiempos?” para hacer una merecida apología de la revolución musical y cultural que iniciaron los Beatles con su aparición en el show televisivo de Ed Sullivan hace exactamente 50 años.

Digo apología, en tanto que vuelve innecesaria la pregunta del título que el autor se encarga de responder por la afirmativa desde el primer párrafo. Sin embargo lo que importa aquí es rescatar lo que en el interesante artículo se menciona al pasar: el legado que los Beatles dejaron en otras Bandas como The Kinks o The Beach Boys.

Por esta vez la mención a The Kinks solo quedará en una efusiva recomendación del disco “Face To Face” de 1966 (que tiene la virtud de hacer olvidar a los Beatles o a los Stones a quien lo escuche) para pasar al caso de la banda de pop californiana y afirmar, emulando a Dorado, que los Beach Boys fueron “La banda de música popular más subestimada de todos los tiempos”.

El auge de los Beach Boys se dio contemporáneamente a la fiebre beatle y tampoco ellos escaparon a la mercantilización de su música y la explotación de sus pegadizos singles. Pero ese mercado que los glorificó, fue el que nos privó a toda una generación de su autentico legado con la repetición sistemática de insufribles hits como “Surfin USA”, “Barbara Ann”, “California Girls” o “Kokomo”.

El citado artículo menciona la anécdota de Brian Wilson (vocalista y compositor de la banda) encerrándose enloquecido durante dias para componer las canciones del disco “Pet Sounds” (1966) luego de haber oído “Rubber Soul” de los Beatles. Hablemos entonces de la influencia decisiva que tuvo “Pet Sounds” en la concepción del legendario disco de los Beatles “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band” de 1967.

Desde luego pueden encontrarse destellos de gran calidad desde la época del éxito másivo del sonido playero de la banda en canciones como “Little Surfer Girl”, “In My Room” y sobretodo la deliciosa “Don’t Worry Baby” lado B del primer single Nº 1 de los californianos “I Get Around” de 1964.

Pero no fue hasta 1965 con la salida del LP “The Beach Boys Today!” que el mundo descubriría como el verdadero potencial de la banda iba más allá de singles frívolos y pasatistas: la potente “Do You Wanna Dance?” (versionada por Attaque 77) y baladas como “Please Let Me Wonder”, “Kiss Me Baby” y “She Knows Me Too Well” son el mejor ejemplo de ello.

Pet Sounds

Hoy no bastan los elogios de Paul McCartney para valorar la influencia que tuvo “Pet Sounds” para la música de Los Beatles y tampoco bastaron entonces para evitar que el disco fuera un rotundo fracaso comercial.

El público masivo no supo apreciar esa atmosfera única cargada de instrumentos de cuerdas y vientos o piezas de museo como clavicordios y mandolinas, mas arreglos vocales que llegan a la perfección y recorren las trece canciones del LP, haciendo del disco un lugar obligado para los que aman la buena música.

Son 36 minutos que van del mensaje optimista de “Wouldn’t It Be Nice?”, a la calma de “You Still Believe In Me”, pasando por himnos como “Sloop John B” y la mas “beatle” del disco: “God Only Knows” (versionada por Charly Garcia y Pedro Aznar) o las cantadas por Mike Love: “That’s Not Me” y “Here Today” (que nos hacen comprender la veneración profesada por Joey Ramone y de paso su estilo vocal), para cerrar con “Caroline No” la mas hermosa de las canciones del disco y de la banda.

El haber trascendido el “acartonado” género al que su discográfica quiso relegarlos fue mérito de Wilson y sus composiciones que explotaron al máximo el ansia de experimentación que los Beatles venían insinuando hasta entonces y es un esfuerzo que nos obliga a ir más allá de la imagen estereotipada de la banda que el mercado se encargó de vendernos posteriormente.

Excede los fines del presente articulo intentar trazar el puente que va de “Pet Sounds” a “Sgt. Pepper’s”. Dejo librado al lector el hacerlo por si mismo y comprobar como desde el sentido “homenaje” inicial (con reminiscencias surferas) de “With A Little Help From My Friends” el disco más famoso de los cuatro de Liverpool es deudor directo de una búsqueda que los muchachos de California habían iniciado un año antes.

Good Vibrations!

Caroline NO - Beach Boys






Temas relacionados

Pet Sounds   /   The Kinks   /   The Beatles   /   Beach Boys   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO