Cultura

CULTURA

De ESI sí se habla: nueva temporada de Sex Education

La serie que fue pensada por Laurie Nunn y producida por Jon Jenning tiene su segunda temporada. Son 8 capítulos que recorren la vida sexoafectiva de tres adolescentes Otis, Eric, Maeve y sus amigos. La madre de Otis, la sexóloga Jean, no deja de sorprender.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Lunes 20 de enero | 19:36

Una comedia británica con tintes dramáticos supo capturar la atención del público de Netflix. Tomando distintos tópicos que atraviesan los adolescentes ha logrado traspasar la pantalla hablando de temas que no deberían ser tabú para ninguna persona.

Primer round

La inseguridad e introspección de Otis (Asa Butterfield), supo generar empatía con la mayoría de quienes vieron la serie. Eso se reflejó no solamente en sus críticas sino también en los comentarios positivos que tuvo en las redes sociales. Quien también se roba todos los aplausos es su madre (Gillian Anderson), que es sexóloga. A la trama se le suma que una compañera de Otis lo insita a abrir una "consultoría sexual" en su escuela. El resto de la historia está a ocho episodios y unos clicks de distancia.

De la primer temporada resta decir que el personaje de Eric (Gatwa), también te deja pensando al respecto de los estereotipos. Es el mismo actor escocés-ruandés quien quiso hacer un personaje gay diferente. “No es la clásica historia de la salida del closet, estamos desafiando lo que se puede hacer", afirmó en varias entrevistas.

La primera temporada rompió los parámetros de Netflix ya que la vieron más de 40 millones de personas.

Se va la segunda

La segunda temporada arranca con una infección de transmisión sexual como protagonista. La Clamidia marcará un importante quiebre en la vida sexual de los estudiantes y Otis deberá concientizar a sus compañeros sobre la importancia de llevar una vida sexual sin riesgos. Por otra parte, el protagonista intentará recuperar su vínculo con Maeve (Emma Mackey) su antigua amiga y quien lo llevó a ocupar el improvisado cargo de "sexólogo" amateur.

Hay tres nuevos personajes que revitalizarán la serie. Una estudiante llamada Viv, quien, a pesar de contar con numerosos reconocimientos académicos siente que su vida sexual está en declive. Otro alumno Rahim, personificado por Sami Outalbali, es un francés que no se sabe bien por qué termina allí en Inglaterra. Y el tercero, pero no menos importantes es George Robinson, que personificará a Isaac un joven en silla de ruedas y nuevo vecino de Maeve.

Te puede interesar: ¿Dónde está mi ESI? Libros, televisión y sexualidad

¿De la pantalla a las aulas?

Ambas temporadas tienen en común que cuentan con ocho episodios. También la repercusión que tuvo en las redes sociales. Los vericuetos que atraviesan estos adolescentes y sus familias son los que comparten la mayoría de la población, el problema es que cómo los resuelven distan mucho de la realidad.

Las escuelas que imparten ESI lo hacen por decisión y dedicación de las docentes, en general sin recursos oficiales y también en la mayoría de los casos por la presión de las y los alumnos. La serie habla del aborto, las drogas, los problemas a la hora de relacionarnos, cuestiones que deberían estar en cada aula, de cada escuela de todos los niveles y de manera laica, gratuita y de calidad.

En Argentina un estudio del Ministerio Público Tutelar porteño la Sala de Entrevistas Especializadas -o Cámara Gesell- que recibe entre tres y cuatro chicos o chicas víctimas de abuso por día reflejó que gracias la ESI los alumnos pueden decir qué cosas les suceden. En la mayoría de los casos tienen entre 3 y 4 años, y entre 12 y 14 años; la ESI ayudó a denunciar.

Podes leer:Un 80 % de niñas, niños y adolescentes que denunciaron abuso lo hicieron tras clases de ESI

Pero la ESI también sirve para enseñar el respeto a la diversidad sexual, a que la identidad no tiene que ver con los genitales e incluso que la orientación sexual y la identidad de género se van construyendo en un sistema económico y político determinado.

La Iglesia es la principal opositora, no solamente la católica sino también la evangelista. Ejemplo de esto fueron los argumentos medievales que esgrimieron cuando las pibas y los pibes salieron a las calles a pelear por el derecho al aborto legal. Demás está decir que ese reclamo no fue escuchado y 38 senadores le hicieron caso al lobby clerical y dijeron: "no", a esta demanda democrática que desde hace años está vigente.

Hablar de educación sexual es tan necesario por los argumentos que esgrime la serie pero también por la realidad en la que vivimos. ¿Vos qué opinas?







Temas relacionados

ESI (Educación Sexual Integral)   /    Iglesia   /    LGTBI   /    Sexualidad   /    Cultura   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO