Política Estado Español

Estado Español

EUSKAL HERRIA

Culmina el desarme de ETA

ETA ya ha entregado las armas a los mediadores para que este sábado las entreguen en Bayona. Nueva etapa política en Euskadi.

Guillermo Ferrari

Barcelona | @LLegui1968

Viernes 7 de abril | Edición del día

En un comunicado hecho público por la BBC este viernes, ETA ha avisado que el sábado 8 de abril hará la entrega de todo el arsenal. En un acto público, el cual será muy concurrido, los mediadores internacionales harán entrega a las autoridades francesas de todas las armas, consumando el desarme. La organización ya está desarmada, según el comunicado, y son los mediadores quienes disponen del armamento hasta el día de la entrega.

Dicho acto estará compuesto por la exhibición de un corto llamamiento “La paz, una exigencia popular”. El cual será continuado por una serie de mesas redondas de debate con personalidades políticas. Para finalizar con una concentración a primeras horas de la tarde. Según diferentes informaciones la geolocalización será entregada posteriormente en otra localidad francesa cercana.

El Gobierno galo va a “extremar sus exigencias sobre el procedimiento” y ha destacado que no va a tolerar “ninguna puesta en escena con las armas ni con la entrega de las geolocalizaciones”. De hecho, se ha negado a cualquier negociación para evitar cualquier repercusión sobre los agentes civiles que entreguen las armas y la geolocalización de los zulos, como sucedió en diciembre pasado.

Al igual que el Gobierno español, Francia se niega a escenificar el final de ETA y tiene a sus fuerzas de “seguridad” en alerta. La Audiencia Nacional ha solicitado a las autoridades galas la información completa relativa al desarme de la organización armada.

La estrategia de los Gobiernos español y francés

Hasta ahora el Gobierno de Rajoy ha negado completamente cualquier negociación al igual que su homónimo francés. Una cuestión básica como el acercamiento de los presos a su lugar de origen es completamente negada, a pesar de ser un derecho legal fundamental. Otra cuestión elemental sería abandonar la represión policial al movimiento vasco. Pero en esto el Gobierno no ha cambiado nada.

En 2011 los dirigentes de ETA anunciaron una tregua unilateral y en 2014 iniciaron el desarme con una entrega simbólica de armas a la Comisión Internacional de Supervisión. La negativa de los Gobiernos español y francés fue clara. No solo no participaron de la constatación del desarme, sino que en Euskadi arreció la represión contra el movimiento abertzale.

El Estado español no tiene nada para ofrecer ante las reivindicaciones nacionalistas vascas, como también se ve en Catalunya. Por ello, el Gobierno español más que el desarme de ETA, lo que busca es el aplastamiento político y policial del Movimiento de Liberación Nacional Vasco. Represión policial, persecución judicial, al enemigo ni agua. La República francesa, lo mismo.

¿Nueva etapa en Euskadi?

Ahora se abre una nueva etapa política en la cual los diferentes partidos políticos vascos y del Estado español abordarán la cuestión de los presos políticos y el proceso de disolución de ETA. Para el MLNV este proceso será de gran importancia para ver cómo continúa con su evolución política. Al PP y el PSOE se les acaba el discurso del miedo y los argumentarios para la justificación de la represión indiscriminada sobre la izquierda abertzale.

Esta etapa no estará exenta de contradicciones, ni de idas y venidas. La izquierda abertzale se está adaptando al juego “democrático” con una política de reformismo institucional a través de Bildu, que incluso la llevó a administrar la alcaldía de Donosti-San Sebastián. El PSE se ha hundido después de tener al Lehendakari Patxi López (el primero que no sabía euskera). El PNV está salvando los platos gracias a un acuerdo con el PP vasco.

El gran vencedor electoralmente en Euskadi es Podemos, pero Bildu ocupa un espacio realmente importante. Si ambas formaciones se propusieran luchar por los derechos democráticos de Euskadi, tendrían que dejar de buscar alianzas con la casta o la derecha vasca, e impulsar la movilización independiente de los trabajadores y el pueblo vasco junto a las organizaciones obreras. Por el contrario, tendrían que buscar la alianza con los centenares de miles que se movilizan en Catalunya y con millones de trabajadores y el pueblo del Resto del Estado. Solamente así se podría poner fen a toda la legislación de excepción empleada para la represión del MLNV y poder dar pasos hasta la conquista del derecho a decidir para Euskadi y Nafarroa.








Temas relacionados

Euskal Herria   /    Política Estado Español   /    País Vasco   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO