Sociedad

PASO EXPRÉS

Cuernavaca: vecinos denuncian nuevo colapso de la carretera y SCT lo niega

Denuncian nuevo colapso en el kilómetro 93+750 de la carretera Paso Exprés. Autoridades lo niegan.

Martes 1ro de agosto

La noche del domingo 30 de julio y la madrugada del lunes 31 el flujo por el paso exprés fue entorpecido una vez más. Esto a la altura de la colonia Chipitlán tras una inundación. Así lo informó Javier Bermúdez Alarcón titular de Protección Civil a través de su cuenta de twitter.

Esto llevó a que 5 familias cuyos hogares se encontraban en riesgo por la cercanía, fueran desalojadas, sin embargo sólo dos familias acataron la orden.
Aunque en un inicio los daños fueron negados por la SCT, vecinos de la colonia denunciaron que la tubería colocada –que permite poco flujo–, llevó a que con pocas lluvias fuera expulsada.

A pesar del escándalo que significó el socavón en semanas previas tanto para el gobierno de Peña Nieto, como para la SCT, las autoridades continúan negligentes y claramente los principales afectados son los miles de transeúntes que diariamente ocupan esta ruta.

Esto se dio a menos de un mes del socavón en la carretera México-Cuernavaca a la altura del km 94, que cobró dos vidas. Los vecinos continúan denunciando la negligencia de la Secretaría de Comunicaciones y transportes, así como las fallas de la vía.

Luego de que las "fuertes lluvias" fueran uno de los principales argumentos para justificar el socavón de pasado 12 de junio, las autoridades colocaron una tubería para drenar el agua de las lluvias.

Sin embargo, a pesar de las incesantes denuncias contra la Secretaría de Comunicaciones y transportes, y la destitución del director del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) en Morelos, las quejas por parte de los vecinos y transeúntes no cesan.

Las constructoras no quieren hacerse cargo de su responsabilidad. Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte admitió que la dependencia estaba al tanto de las irregularidades de la construcción. Unos se cubrieron a otros. El cinismo de la corrupción se desplegó en todo su esplendor ante el descontento de las mayorías.

Las millonarias obras públicas -cuyos contratos el gobierno entregó a trasnacionales como Aldesa-Epcor a cambio de generosas recompensas- constituyen una bomba de tiempo que ponen en riesgo la vida de millones, tanto de los trabajadores que las construyen como de los usuarios.






Temas relacionados

Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT)   /   Morelos   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO