Economía

DOBLE DISCURSO PRO

Cuccioli, el nuevo jefe de la AFIP, tiene casi todo su patrimonio en el exterior

Mientras gran parte de la prensa resalta al “ingeniero” hincha de Ferro y sus títulos en el exterior, el nuevo titular de la AFIP tiene todos sus activos en el exterior, es el segundo de Luis Caputo y especialista en negocios offshore.

Lucía Ruiz

@LucuRuiz

Sábado 3 de marzo | Edición del día

La Justicia solicitó el pasado 23 de febrero a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) información impositiva del ministro de Finanzas Luis Caputo, en el marco de la investigación por la omisión que hizo respecto de sus cuentas offshore en las Islas Caimán. De manera sorpresiva, una semana después renuncia el titular de la AFIP, Alberto Abad, y lo reemplazará nada más y nada menos que el segundo de Caputo, Leandro Cuccioli, actual Secretario de Servicios Financieros del Ministerio de Finanzas.

Cuccioli, quien será encargado del organismo más importante en materia de recaudación fiscal, es especialista en negocios offshore. Antes de trabajar para el Estado se desempeñó en el área de capital privado de "The Capital Group", una empresa radicada en Londres y una de las tres gestoras de fondos de pensiones más grandes del mundo.

Te puede interesar: Argentina “offshore”: los CEO van al paraíso

El futuro titular de AFIP llega de la mano de uno de los hombres fuertes de la jefatura de Gabinete, Gustavo Lopetegui. Antes de ser la mano derecha de Luis Caputo en Finanzas fue parte del equipo de Marcos Peña y Mario Quintana. Todo un hombre del “dream team”.

Por si faltase poco, el total del patrimonio de Cuccioli se encuentra en el exterior. En la última declaración jurada que presentó el funcionario en 2017, figura que sobre sus casi 7 millones de pesos posee más de 6 millones en cuentas y bienes del exterior. En primer lugar, tiene el 50 % de un inmueble en el Reino Unido de 170 metros cuadrados, valuado en $ 3.220.549, y el 100 % de otro en Uruguay, por $ 890.145.

Además, cuenta con varias Cajas de Ahorro en dólares también en el Reino Unido por un total de $ 1.043.848 y $ 751.271 en fondos de inversión en Estados Unidos. Incluso las deudas que declaró también están en el extranjero: $ 1.268.704, en Gran Bretaña.

Si era poco creíble el discurso de la “transparencia” que esbozó el gobierno de Mauricio Macri desde su asunción, la lista de casos de corrupción que empapan a los funcionarios oficialistas, incluido el propio presidente, ya actúan sobre un fino límite. Desde Correo Argentino, las filtraciones de los Panamá Papers y Paradise Papers, las evasiones de Luis Caputo, los problemas de incompatibilidad de funciones con los negocios de los ex CEOs, hasta la reciente renuncia de Díaz Gilligan, el caso Arribas, titular de la Agencia Federal de Inteligencia, y las “negreadas” del ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

Con una economía que está en el mismo nivel que desde hace dos años, pero con un salario real deteriorado, el doble discurso PRO ya es prácticamente insostenible. La trayectoria de Cuccioli y sus cuentas en el extranjero son otro ejemplo del afán de dolarizar y fugar activos de buena parte del elenco gobernante, que ponen ahora más leña al fuego.

Tres pájaros de un tiro para Macri

Con la información disponible hay tres aspectos que podrían juzgarse centrales para la decisión de Macri de remover a Abad y reemplazarlo por Cuccioli.

En primer lugar, vale recordar un tema personal que, en este caso, es directamente político. El principal reproche del presidente al ex titular de la AFIP es haber sido responsable de la divulgación de los datos que involucran a la familia Macri. La información filtrada sobre el blanqueo de capitales de orígenes desconocidos (dinero de evasión) develó varios nombres ligados a amigos y a la familia del presidente Mauricio Macri (incluyendo a uno de sus hermanos).

En segundo lugar, la necesidad de poner un hombre de confianza del equipo de Gabinete. La vinculación de Leandro Cuccioli con Luis Caputo en momentos en que avanza una investigación judicial en contra de este último, no puede más que levantar claras sospechas.

En tercer lugar, Macri está muy interesado en tapar sus propios negocios con los casos de corrupción del gobierno de Cristina Kirchner y de su principal figura opositora actualmente, Hugo Moyano. La misión más inmediata que le habría encomendado a Cuccioli cuando asuma como nuevo titular de la AFIP será tomar el caso Indalo y el caso OCA, que involucran a Cristobal López y Moyano, respectivamente.

Pero hay un condimento extra, ideológico, en este asunto. El gobierno de los CEO busca naturalizar que sus funcionarios estén ligados a los negocios offshore y que tengan todo su patrimonio en el exterior. "Es un orgullo para este país y para este gobierno que sea ministro", dijo Marcos Peña. "Es de las 10 o 15 personas más talentosas que existen en el mundo de las finanzas. Jugaba en la Champions League y dejó todo para venir a jugársela por el país", dijo en una entrevista que concedió a Alejandro Fantino en América.

Leandro Cuccioli sigue la línea de gran cantidad de ministros de Cambiemos que guardan su capital en el extranjero, como saltó recientemente con el “papelón” del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne en Madrid, que tiene el 88% del patrimonio fuera del país y que ni siquiera atinó a decir que los traería al país como muestra de “confianza” en la economía.

Una reciente investigación del diario La Nación mostró que el 43% del patrimonio de los ministros de Cambiemos está en el extranjero. Los otros casos más exponenciales además del de Dujovne eran los de Juan José Aranguren, ministro de Energía, con un 83%, y Gustavo Arribas con un 86%.

Te puede interesar: Christian Castillo: "Parece que para ser ministro de Macri hay que tener una cuenta offshore"

Foto: Infobae







Temas relacionados

Offshore   /    Luis Caputo   /    AFIP   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO