Mundo Obrero

METALÚRGICOS

Cuatro meses de lucha en Stockl: ¿para cuándo un paro de la UOM?

La pelea de los metalúrgicos de la autopartista continúa, contra los pronósticos de la patronal y de la burocracia sindical. El 21F tienen una cita de honor para compartir la cabecera en la columna independiente de los sectores en lucha, que se coordinó en el Posadas.

Martes 20 de febrero | 09:00

Los metalúrgicos de la autopartista Stockl llevan cuatro meses peleando en defensa de sus puestos laborales. Comenzaron la contienda, reclamando salarios y aguinaldos adeudados desde el mes de noviembre y, se profundizó cuando la patronal, Rodolfo Stockl, cerró y abandonó la planta dejando a 130 familias en la calle. Así es que, hace dos meses se encuentran realizando una vigilia en la planta de Burzaco.

En lo que va del conflicto, los trabajadores realizaron diferentes acciones, se movilizaron al edificio municipal de Almirante Brown, realizaron cortes en los accesos al parque industrial de Burzaco, impulsaron un fondo de lucha para que el hambre no quiebre la dura pelea, una delegación participó en la caravana y corte de la 9 de Julio en la jornada de lucha convocada por los trabajadores del Hospital Posadas, como también una parte participó en el encuentro nacional de trabajadores contra los despidos y el ajuste que se realizó el pasado sábado.

La solidaridad de innumerables sectores estuvo también desde el comienzo, como también la del diputado Nicolás del Caño que acompañó a los metalúrgicos y aportó parte de su dieta al fondo de lucha, de jóvenes estudiantes, y el apoyo de los trabajadores en lucha que coordinaron desde el encuentro de trabajadores del Posadas, movilizarse en una columna independiente en la marcha del 21 de febrero.

¿Y la UOM?

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) aún no ha convocado a medida alguna para apoyar la lucha de los trabajadores de Stockl, la conducción del sindicato apuesta claramente al desgaste y a la derrota de la lucha. Tampoco convoca a la movilización que se llevará a cabo este miércoles, una sustancial muestra del rol que juega la burocracia sindical en complicidad con el plan de ajuste de Macri, al no enfrentar los despidos.

La conducción de la UOM está a contramano del clima que se vive en las fábricas, mientras los metalúrgicos sienten con bronca las medidas de ajuste de las patronales y el gobierno, con despidos y cierres. Las centrales sindicales son las que han dado una enorme tregua. Antonio Calo y la seccional Avellaneda de la UOM, no solamente no se movilizarán el 21 de febrero contra los despidos, sino que ha hecho de todo para debilitar la lucha de los trabajadores de Stockl. La seccional UOM Avellaneda, es la más importante del país en el gremio, y tiene un ingreso de cinco millones de pesos mensuales en carácter de cuota sindical. Sin embargo, aún no han destinado ni un peso para el fondo de lucha, ni han convocado a un paro.

La Juventud del PTS en el MAC, solidaria con la lucha de los metalúrgicos de Stockl

La lucha de Stockl no es un conflicto más, es un conflicto testigo en el cual se disputa la fuente de trabajo de 130 familias, toda la base del gremio metalúrgico siguió atentamente esta lucha como referencia de resistencia ante los ataques patronales. Los trabajadores de Stockl han mostrado capacidad de resistencia para luchar. Desde el comienzo de la batalla en pos de mantener la fuente de trabajo, la directiva de la UOM sólo ofreció esperar de brazos cruzados, reunión tras reunión, en el Ministerio de Trabajo de Almirante Brown, donde no se resolvía nada favorable para los trabajadores. Esto, marcó la complicidad del gobierno y el municipio con la patronal. El intendente Cascallares solo ofreció reuniones de diálogo con representantes del Parque Industrial, concejales y representantes del Gobierno de Vidal, que no dieron una sola respuesta. Mientras la gobernadora cuenta con un patrimonio de 960.000 pesos, por parte del gobierno no hay una respuesta para solventar el ingreso de 130 familias de Stockl que se están quedando en la calle.

Coordinar con otros sectores para derrotar el plan de ajuste de Macri y Vidal

La pelea de los trabajadores continúa, contra todos los pronósticos de la patronal y de la burocracia sindical, el miércoles 21F tienen una cita de honor para compartir la cabecera en la columna independiente de los sectores en lucha, que el pasado sábado coordinó un plan de acción en el Posadas.

Es necesario que la asamblea de trabajadores de Stockl vote medidas para salir del aislamiento, visibilizar el conflicto y rodearlo de solidaridad. También, impulsar un petitorio para buscar firmas de apoyo de diputados, figuras de los derechos humanos, y distintas personalidades, en el marco de una gran campaña solidaria. A su vez, reiteramos la propuesta de elaborar junto a los diputados del Frente de Izquierda un proyecto de Ley por la expropiación de la planta, para que sea el Estado el que se encargue de pagar los sueldos, poner a producir la planta bajo control de los trabajadores, poniendo las capacidades técnicas de la fábrica para abastecer con mobiliario a escuelas y hospitales públicos.

Por eso, los trabajadores que forman parte del Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC), extienden a los trabajadores de Stockl, la propuesta de tomar con toda la fuerza que lucha por la defensa de sus puestos de trabajo amerita, este plan y continuar el camino de coordinación con los trabajadores del Posadas. Es una importante oportunidad para que los metalúrgicos de la autopartista, que hace cuatro meses vienen luchando, se fortalezcan y rodeen de solidaridad su lucha con los distintos sectores que participaron en el histórico encuentro de trabajadores del Posadas. Unir desde abajo, lo que los sindicatos quieren dividir. De eso trata.







Temas relacionados

Stockl   /    Almirante Brown   /    Trabajadores metalúrgicos   /    UOM   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO