Géneros y Sexualidades

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Cuarentena y violencia machista: más denuncias al 144, peores condiciones para sus trabajadoras

En medio de la pandemia del coronavirus continúan y recrudecen los hechos de violencia machista. Las trabajadoras de la Línea 144, que ofrece contención y asesoramiento, denuncian las malas condiciones de trabajo.

María Díaz Reck

Docente y congresal de Suteba La Plata

Domingo 29 de marzo | 13:12

Los nombres de los femicidios siguen resonando con fuerza y dolor por estos días. Claudia Repetto de Mar del Plata, Susana Melo de Bahía Blanca, Cristina Iglesias y su hija Ada de 7 años de Lanús, son parte de una larga lista.

Hasta noviembre del año pasado se habían 290 femicidios de los cuales el 74% ocurrieron en la casa de la víctima. En el 89% de los casos el agresor era pareja, ex pareja o del círculo íntimo de la mujer.

Miles de mujeres conviven con parejas que las violentan física o psicológicamente. Estas situaciones tienden a recrudecerse en este momento, ya que están más expuestas ante las agresiones.

Hay una línea telefónica que recibe mucho más llamados que la 134 ( habilitada para recibir denuncias por incumplimientos de la cuarentena obligatoria). Es la 144, que depende del Ministerio de la mujer, géneros y diversidad, ofrece contención y asesoramiento a mujeres que enfrentan la violencia machista y es atendida por trabajadoras precarizadas.

En el país las denuncias por violencia de género recibidas en esta línea aumentaron en un 30%. Solamente en el primer día de cuarentena atendió unos 5 mil llamados.De ese total, unos 500 llamados fueron realizados por casos extremos, de emergencia.

Precarización y malas condiciones de trabajo

Basta de precarización laboral. Pase a planta YA de las compañeras de la Linea 144 y condiciones de trabajo, de salud e higiene laboral.

Publicado por Marrón Clasista ATE La Plata en Domingo, 29 de marzo de 2020

Las trabajadoras de la línea 144 denuncian las condiciones en las que están trabajando: “Las condiciones edilicias son precarias, no contamos con lo mínimo para estar en nuestro espacio laboral en condiciones higiénicas correctas. Actualmente muchas de nosotras estamos de licencia por ser población de riesgo por la pandemia; son muchas menos atendiendo, serán aproximadamente tres o cuatro trabajadoras por guardia” .

“La línea recibe una gran gama de llamados y cumple varios roles que hace que nos supere ampliamente, muchas veces estamos superadas por la escaséz de trabajadoras, y finalizamos nuestra jornada con un nivel de desgaste mental y físico”,cuenta una de las trabajadoras.

“La gran mayoría tenemos problemas de salud, ya sea intestinales, trastornos del sueño, estrés, migrañas, angustias entre otras. No tenemos ayuda psicológica desde la linea, para sobrellevar el día día en la linea, esto sumado a la preocupación de ser gran parte de las trabajadoras contratadas, monotributistas. Esto conlleva a no firmar los contratos en tiempo y forma como también cobrar nuestros sueldos. Tenemos incertidumbre y falta de respuestas por parte de las autoridades y un gremio no representativo”, denuncian.

Reclaman el pase a planta, mejores condiciones edilicias y equiparación salarial .

El vaciamiento de los programas de atención, que impulsó el macrismo y que aún se sostiene con precarización laboral, en medio de la crisis de la pandemia, y de sus consecuencias para las mujeres, exige una respuesta urgente.

El Estado debe garantizar equipos de atención interdisciplinarios, con trabajadorxs en blanco y en condiciones de trabajo como las que vienen exigiendo las compañeras de la línea 144.

En una situación de emergencia como la actual, agravada por la pandemia, necesitamos que el Estado garantice la vivienda, el ingreso y el acceso a la salud de quienes son víctimas de la violencia machista, como propone el proyecto se viene presentando desde hace varios años en el Congreso desde el Frente de Izquierda, que incluye la creación inmediata de refugios transitorios y un plan de vivienda a corto plazo, basado en la creación de impuestos progresivos a las grandes fortunas y corporaciones inmobiliarias .







Comentarios

DEJAR COMENTARIO