Política

PANDEMIA Y POBREZA

Cuarentena: abrirán más comercios e industrias y sigue la militarización de barrios pobres

Fernández, en acuerdo con Larreta, Kicillof y el resto de los gobernadores, anunciaría hoy una nueva quincena de aislamiento social obligatorio. Será tras una jornada de reuniones con especialistas y mandatarios provinciales.

Jueves 4 de junio | 10:37

Foto Presidencia

El presidente Alberto Fernández desde las 9 se reúne por teleconferencia con gobernadores de todo el país y el equipo de infectólogos y epidemiólogos que lo asesora desde el comienzo de la pandemia de Covid-19.

En esos encuentros se analizará la evolución de los casos positivos y los (pocos) testeos realizados sobre la población. La nueva fase del aislamiento comenzará el lunes y se anunciará luego de que este miércoles se alcanzara un nuevo récord de contagios. Según el Ministerio de Salud de la Nación en la última jornada se detectaron 949 casos nuevos en todo el país, obviamente con fuerte peso en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Leé también Crisis habitacional y pandemia: 420.000 familias bonaerenses en riesgo

No se sabe si Fernández repetirá lo hecho las veces anteriores, con una conferencia de prensa acompañado por el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof. Lo que sí se sabe es que previamente tendrá diversos encuentros desde la quinta de Olivos y luego (en horario a determinar) anunciará una nueva prórroga quincenal de la cuarentena. Allí, se especula, dará detalles de cómo continuará el aislamiento.

Se estima que en gran parte del territorio nacional continuará el relajamiento de la cuarentena con nuevas medidas de flexibilización. Pero, como se sabe, la mirada está puesta especialmente en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, donde se concentran más del 90 % de los casos de coronavirus. De hecho este miércoles, antes de la reunión “general” con gobernadoras y gobernadores de todo el país, hubo reuniones específicas con Kicillof y Larreta en Olivos.

Leé también En el AMBA aumenta el alerta por colapso sanitario, mientras siguen las disputas por arriba

Diversas fuentes con acceso al gobernador Axel Kicillof afirman que en territorio bonaerense se estaría por implementar un “plan” concentrado en varios frentes.

Por un lado, es un hecho la continuidad y hasta profundización del método de “guetificación” de villas y asentamientos donde se detecten focos de contagio. Ya se hizo en Villa Azul de Quilmes-Avellaneda y este jueves se estaría por empezar a hacer en el barrio José Luis Cabezas de Ensenada-Berisso. Siempre con el derechista ministro de Seguridad Sergio Berni a la cabeza de los operativos “sanitario-represivos”.

Leé también Sin testeos masivos ni agua: ya hay 37 casos de Covid-19 en el Barrio Cabezas de Berisso-Ensenada

Por otro lado se concretaría la “habilitación casi general” de actividades industriales. Eso es a requerimiento del empresariado de talleres y factorías bonaerenses, que en silencio viene acompañando el reclamo de apertura de la cuarentena cuyos voceros oficiales son los sectores más reaccionarios de la sociedad.

En tercer lugar, se aplicaría la “distensión” de algunas actividades comerciales en ciudades de la provincia donde no haya casos o donde la incidencia sea mínima. En algunos casos del llamado “interior” bonaerense, eso ya se viene realizando.

Y por último se prolongaría la “veda absoluta” del esparcimiento recreativo de las familias bonaerenses.

Como viene informando este medio, los protocolos y demás cuestiones logísticas para evitar contagios en las industrias bonaerenses dejan muchísimo que desear. Sin ir más lejos, este martes se confirmó el primer caso positivo en la enorme planta de la alimenticia multinacional Mondelez de General Pacheco (norte del Gran Buenos Aires). Allí son casi mil los operarios expuestos al contagio y la empresa quiere retomar la producción sin haber realizado los testeos a todo el personal. Casos como este, real o potencialmente, hay a montones.

Por eso el “plan” parece pensado por los capitalistas amigos del poder político más que por funcionarios preocupados por la salud de la población. Ni hablar si se piensa en la realidad que viven millones de trabajadoras y trabajadores precarizades e informales, que día a día deben elegir entre salir a la calle a buscar el sustento exponiéndose a la pandemia o conformarse con vivir de lo que le llega por AUH, algún otro mísero plan del Estado y (si tienen suerte de haber entrado en el “sorteo”) la Asignación Familiar de Emergencia de $ 10.000 con el que debería vivir una familia durante un mes.

En el caso de la Ciudad de Buenos Aires se sabe que Rodríguez Larreta y su ministro de Salud Fernán Quirós ya le plantearon a la Casa Rosada su “plan” de mayor flexibilización de la cuarentena. Tres serían los cambios en la ciudad que se anunciarían hoy.

Por un lado el propio ministro anunció por varios medios que se podrá salir a correr después de las 20 (de forma individual o como máximo dos personas) y hasta las 6 u 8 de la mañana. A su vez confirmó que los padres podrán salir con sus hijos “ambos días del fin de semana”. Y finalmente que se habilitará la apertura de aquellos comercios barriales “que aún no hayan ingresado en la flexibilización”.

También la gestión de Juntos por el Cambio está planeando una paulatina reapertura de escuelas e instituciones educativas. Pero eso no formaría parte de los anuncios de hoy e incluso los funcionarios porteños hablan oficialmente poco y nada del tema.

“Seguimos en la cuarentena, la única diferencia es que dado que llevamos siete u ocho días de estabilidad en los casos en la Ciudad de Buenos Aires -siempre en valores de entre 350 y 400 casos-, y dado que llevamos una larga cuarentena con la gente que está verdaderamente cansada, analizamos las actividades que podemos sumar”, afirmó Quirós en la noche del miércoles en el programa “A dos voces” de TN.

Contrariamente al optimismo porteño, en la provincia de Buenos Aires los casos detectados comenzaron a crecer. Si bien la Ciudad sigue siendo el territorio de mayor cantidad de casos confirmados, la provincia comenzó a registrar un ascenso de casos, sobre todo en zonas donde la “pobreza estructural” (en rigor, décadas de empobrecimiento de parte de la población trabajadora por las políticas de todos los gobiernos nacionales y provinciales) es lo que manda.

Mientras tanto en esas poblaciones, sea en la Ciudad, en provincia de Buenos Aires o en cualquier otro territorio (como se vio en estos días en Tucumán, Chaco o San Luis), la llamada "violencia institucional" es una verdadera política de Estado que, en algunos casos, hiere y hasta mata a más personas que el propio coronavirus.







Temas relacionados

Cuarentena   /    Covid-19   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Alberto Fernández   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Axel Kicillof    /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO