Mundo Obrero México

BUROCRACIA SINDICAL

¿Cuántos millones recibe Deschamps por respaldar la entrega de Pemex?

Romero Deschamps recibe como senador 117,400 pesos al mes, aguinaldo de 156,520 pesos, su salario en Pemex y aproximadamente 107,742 pesos mensuales del sindicato como "apoyo" a gastos de operaciones y viajes. Una verdadera fortuna a cambio de avalar despidos, precarización y la entrega del petróleo mexicano.

Flora Ramírez

México D.F.

Lunes 7 de agosto | 23:03

Carlos Romero Deschamps es dirigente nacional del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) desde 1996, también ha sido tres veces diputado y hasta 2018 se mantiene en su segundo cargo como senador. En todos los casos ha sido postulado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece.

Ha sido acusado en diversas ocasiones por desvío de fondos, tráfico de influencias, enriquecimiento ilícito y corrupción.

Por diferentes iniciativas se ha pretendido saber cuáles son los ingresos de Romero Deschamps, así como datos sobre el manejo de recursos dentro del STPRM, solicitando el acceso mediante el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI). Sin embargo, esta institución se ha negado aceptando amparos interpuestos por el aparato jurídico del sindicato para bloquearla.

Aun después de que la nueva Ley de Transparencia vigente desde mayo de 2016 que estipula que todos los sindicatos mexicanos que reciben recursos públicos están obligados a responder solicitudes de información como cualquier otra entidad, el sindicato petrolero continúa negando la información, poniendo las solicitudes en estatus de "en proceso" y violando el plazo de 15 días que legalmente se tiene para dar respuesta.

A pesar de estas trabas, lo que sí se sabe de los ingresos del dirigente sindical es que, además de su ingreso mensual como senador de la república que es de 117,400 pesos más su aguinaldo de 156,520 pesos, recibe una cantidad aproximada de 107,742 pesos cada mes por parte del sindicato como "apoyo" a gastos de operaciones y viajes, y esta última cantidad es por fuera de su salario.

El STPRM recibe del gobierno a partir del 1 de agosto 7,865,200 pesos cada mes en concepto de “gastos de administración, operación y mantenimiento de sus instalaciones, y transporte de sus integrantes”, antes suscritos bajo el concepto de apoyo para “viajes” de los integrantes del Comité Ejecutivo General.

El Comité Ejecutivo General se encuentra integrado por 73 personas. Si reciben la cantidad de 7,865,200 pesos y se supone que Romero Deschamps repartiera equitativamente lo recibido cada uno se estaría entregando 107,742 pesos cada mes, por este concepto.

Hay que agregar que de este gasto, Romero Deschamps y el sindicato en general, jamás han presentado una factura o un comprobante, cuestión que no está estipulada por la ley a pesar de ser recurso público.

Carlos Romero Deschamps con Peña Nieto y Roberto Borge Angulo, exgobernador de Quintana Roo, hoy detenido en Panamá

Vida millonaria de la familia

Recordemos que la familia directa de Deschamps ha protagonizado diversos escándalos por su ostentosa vida. Tan sólo en julio pasado su hijo José Carlos Romero Durán fue grabado subiéndose a un auto Ferrari en Montecarlo, suceso que desató la furia en redes sociales. Anteriormente, en febrero de 2013 Deschamps ya había regalado a su hijo un Ferrari Enzo, valuado en 2 millones de dólares.

El Ferrari de José Carlos

Pero no es un caso aislado. Poco antes el diario Reforma publicó en mayo pasado unas fotografías de su hija Paulina, durante su boda, portando seis brazaletes de oro, todos ellos de 18 quilates y uno de ellos de oro blanco con 216 diamantes. El costo de las pulseras es de aproximadamente 2 millones de pesos cada una.

Los brazaletes de Paulina

Romero Deschamps es un claro ejemplo de la corrupción dentro de los sindicatos burocráticos subordinados al gobierno y de la protección que reciben de la casta política y las instituciones del régimen.

Mientras los burócratas sindicales viven en la opulencia se han dedicado junto al gobierno a desmantelar la paraestatal Pemex y a atacar las condiciones de sus trabajadores adelgazando su Contrato Colectivo de Trabajo.

Es vital la recuperación del sindicato para ponerlo al servicio de la base trabajadora, un sindicato organizado desde las bases, con puestos rotativos y revocables y sin ninguna subordinación al gobierno o los partidos políticos. Sólo de esta forma se puede hacer frente a la precarización laboral, al saqueo de los recursos naturales y su entrega al imperialismo.

Con información de La Jornada, Sin Embargo y Reforma






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   Carlos Romero Deschamps   /   Pemex   /   Reforma energética   /   Burocracia sindical

Comentarios

DEJAR COMENTARIO