Política

CABA

Rodríguez Larreta y Lousteau calientan la interna en la Ciudad

Continúan los cruces entre el jefe de Gobierno y el legislador por el armado de Cambiemos en la Ciudad. Macri presiona, Larreta se hace el distraído y Lousteau golpea para negociar.

Rosa D'Alesio

@rosaquiara

Martes 6 de marzo | Edición del día

Tras lograr el pacto entre Daniel Angelici y Enrique “Coti” Nosiglia, Mauricio Macri viene forzando al jefe de Gobierno para que acepte el acuerdo con la UCR.

El objetivo de Macri es lograr que Rodríguez Larreta acepte un acuerdo con los radicales y construyan la alianza Cambiemos, único distrito donde aún no existe ese sello electoral. Lo cual implica que haya PASO entre el jefe comunal y Lousteau, quien estuvo cerca de ganarle en el balotaje de 2015.

Macri pretende sumar votos para su candidatura presidencial con la unidad de las dos listas. Además, su proyecto es unificar las elecciones nacionales con las porteñas.

Para este proyecto uno de los logros del Presidente es el acuerdo Angelici-Nosiglia. Ambos unificaron sus listas en la campaña por la conducción de la UCR Capital, en pos de formar Cambiemos. La lista armada por los “monjes negros”, resultó la ganadora, encumbrando al joven economista Guillermo de Maya.

Lousteau es un hombre de Nosiglia y este uno de los principales dirigentes de la campaña de Evolución (el espacio de Lousteau). Mientras que el regreso de Angelici a la UCR (con su tropa macrista) significa un refuerzo para el diálogo con el PRO de la Ciudad.

Por su parte, el titular de la UCR porteña, Guillermo de Maya (delfín de Nosiglia), también está interesado en la conformación de la alianza. “Hay que ampliar Cambiemos y tenemos un instrumento, que son las PASO, para dirimir candidaturas”, dijo De Maya.

Mauricio Macri tiene a su favor que cuenta con aliados de peso. Es amigo personal de Enrique “Coti” Nosiglia y de Daniel Angelici. Pero su aliada electoral, Elisa Carrió, se opone a cualquier acuerdo con ellos y dijo que si Cambiemos acuerda con Nosiglia-Angelici no formará parte de este arreglo.

Habrá que esperar si su oposición a la unidad con sus archienemigos perdura. Después de todo Carrió suele cambiar de opinión con facilidad, y sus “principios Republicanos” suelen transformarse en nuevos “principios Republicanos”.

Por su parte Rodríguez Larreta tiene en Carrió una firme aliada. Juntos se alzaron con el 51 % de los votos en las últimas elecciones legislativas. Larreta utiliza este lugar de poder para negociar con Lousteau un acuerdo electoral que lo favorezca.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.com/Macri-y-Larreta-limaron-asperezas-y-piensan-en-el-2019

Lousteau contraataca

Fastidiado por las vueltas que da Larreta para iniciar los acuerdos de cara al 2019, Lousteau disparó contra Cambiemos. El líder de Evolución aseguró que no mantuvo diálogo con Rodríguez Larreta acerca de la conformación de Cambiemos en Capital y aseguró que “el PRO está de un lado y nosotros del otro”. Además denunció que los larretistas tienen un acuerdo con el Frente Renovador y el Frente para la Victoria.

Consultado por el diario Clarín sobre las posibilidades de sellar un acuerdo con la alianza conformada por Larreta dijo que “hay muchas cosas que nosotros defendemos que al PRO de la Ciudad no le gusta que sean parte de la discusión pública y mucho menos interna”. Y agregó que “Cambiemos puede ser una herramienta para resolver esas cuestiones si eleva el estándar de la ética, si se pueden decir las cosas frontalmente y discutir como corresponde y se establecen reglas”.

La política de Lousteau sería algo así como un vandorismo vegano: “denunciar para negociar”.

Para el líder de Evolución -recién afiliado a la UCR- la interna abierta entre ambas corrientes es innegociable. Lousteau dijo que para que exista Cambiemos en la Ciudad “tiene que haber primarias abiertas con vertientes que piensan distinto”.

Habrá que esperar a ver si Lousteau se decide a quemar los puentes que lo unen a la alianza con el larretismo o decide iniciar un nuevo bloque político, como amenaza a través de entrevistas al diario Clarín o mostrándose en reuniones con opositores a Cambiemos.

Además, Evolución, el espacio que él lidera, no está atravesando su mejor momento. Por un lado acaba de perder una legisladora que se pasó a la coalición oficialista (Natalia Fidel), mientras que otro de sus diputados, Roy Cortina, estaría molesto.

Según trascendió en algunos medios, el enojo de Roy Cortina se debería a la negativa del radicalismo a elegirlo como vicepresidente tercero del palacio legislativo. Sin embargo el legislador, y uno de los líderes de Evolución, en diálogo con Clarín evitó hablar de este supuesto malestar y tiro la pelota afuera. Roy Cortina disparó que “fue un error que Lousteau se haya afiliado a la UCR”.

El legislador, también molesto por los rodeos del larretismo a la unidad, destacó la posibilidad de un nuevo reagrupamiento de centroizquierda. El legislador va más allá y anuncia (¿amenaza?) que Lousteau “debería cambiar de estrategia y ocupar el lugar que la centro izquierda tiene vacante a nivel nacional”.

Roy Cortina se refiere a la reunión que mantuvo Lousteau con el gobernador “socialista” de Santa Fe, Miguel Lifschitz, la dirigente Margarita Stolbizer (GEN) y el radical Ricardo Alfonsín. Según trascendió, se reunieron para empezar a tantear las posibilidades de formar un nuevo espacio en común con “ideas del progresismo nacional” y en “abierta diferenciación con el gobierno nacional”.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.com/Progresismo-a-la-baja-y-sin-clausula-gatillo

Este nuevo intento de “rejunte” socialdemócrata es parte de la política que están teniendo todos los espacios políticos. Detrás del triunfo aplastante de Cambiemos en las últimas elecciones legislativas, todo el arco político supuso que el 2019 lo tenía perdido. Pero después de la crisis del Gobierno, abierta tras la aprobación de la ley previsional, más la impotencia para ponerle freno a la inflación, los despidos y tarifazos que provoca la caída de la imagen presidencial, todos los espacios políticos se decidieron a recuperar su identidad opositora y preparase para competir en el 2019.

Habrá que esperar para ver cuánto si pueden avanzar en un “nuevo” armado de este tipo, integrado por los mismos que ya fracasaron. Así fue el Frente Amplio Progresista a nivel nacional que terminó en el Faunen. Una coalición política entre los partidos Coalición Cívica ARI, Proyecto Sur, Libres del Sur, el Partido Socialista, el Partido Socialista Auténtico, la Unión Cívica Radical y el GEN. Muchos de ellos abandonaron este espacio para formar Cambiemos, otros se fueron con Sergio Massa, el que levanta la agenda securitti. El progresismo, te lo debo.

Por ahora Martín Lousteau amenaza con armar un nuevo espacio político mientras continúa negociando con los larretistas. Es muy prematuro saber cómo terminarán las negociaciones entre ambos líderes políticos. Lo único cierto es que la rosca de cara al 2019 empezó a todo ritmo.







Temas relacionados

Enrique "Coti" Nosiglia   /    Elisa Carrió   /    Mauricio Macri   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Daniel Angelici   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO