Política

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Crónica y reflexiones de una jornada de solidaridad

El viernes, en muchas escuelas de PBA, fueron las docentes, las que organizaron la solidaridad. Mandaron “falsos bolsones” de comida, desde Consejo Escolar. Con bronca, porque son insuficientes, las maestras se encontraron con las familias, y compartieron charlas, reflexiones. Como se expresa la crisis por el coronavirus en nuestros barrios?.

Gabriela Vera Ibañez

Docente | Suteba La Matanza

Domingo 22 de marzo | 08:42

Soy docente de la Escuela Primaria 118 de Casanova, que se encuentra ubicada entre los barrios Puerta de Hierro y San Petesburgo. No me voy a acostumbrar al paisaje cotidiano de miseria y de gendarmes que van y vienen, molestando a las y los pibes.

Sí me enorgullece el paisaje que ví el viernes, el paisaje que elijo: en mi escuela, como en muchas escuelas de la provincia, las docentes nos organizamos para entregar los alimentos (que son insuficientes y mala calidad) que llegaban del Consejo Escolar, para distribuir a las familias, para estos 10 días de aislamiento obligatorio, decretado por Alberto Fernández, ante la pandemia del coronavirus .

A las 9 hs llegué a la escuela junto a mis compañeras, y en ese mismo momento se acerca la madre de Sofía, una de las alumnas, a preguntar a qué hora abríamos el comedor. Su rostro lo decía todo, hay una mayor necesidad alimentaria para los pibes de las escuelas.

Te puede interesar

La Matanza: “con estos bolsones los chicos no comen ni tres días”

La situación de precariedad de la vida, no es sólo un caso aislado de las familias de mi escuela. En La Matanza existen más de 115 barrios de emergencia, y desde el 2015 quedó paralizado el llamado “Plan de Urbanización de Villas y Asentamientos en La Matanza”, que sólo hizo algunas obras.

¿Que tiene que ver ésta situación con el coronavirus? Es que ésta precariedad de vivienda, es también precariedad de la vida y de salud de millones de familias: son los sectores más vulnerables para enfrentar ésta situación de alerta sanitaria.

En nuestro distrito viven más de 2 millones de personas, un sector importante ya forma parte de las cifras de pobreza e indigencia, como se ve en mi escuela.
En éste escenario, Verónica Magario, ex intendente, acudió a las Iglesias para que actúen de contención de la crisis social.

Por eso no fue casual, que destine dinero para la construcción de la obra del “padre Tano” en Puerta de Hierro. Las visitas al barrio, las hizo junto al Obispo de la Diócesis de San Justo monseñor Eduardo García , conocido por discriminar y despedir a las docentes de las escuelas privadas del distrito.

Pero en mi escuela, hace años no invierten en infraestructura, y convivimos en el mismo edificio con la secundaria. Ya que no tiene edificio propio.

Te puede interesar

Madres en Laferrere: "No nos alcanza, deberían suspender el pago de alquileres y servicios"

Nos comentaban que no hubo partida extra de dinero por parte del gobierno de Axel Kicillof para ésta mercadería que llegó el viernes, sino que se destinó la miseria de $37 por estudiante que come en el comedor de la escuela, equivalente a 10 días.

Estuvimos varias horas organizando y embolsando la mercadería, mientras nuevamente, varias madres y padres, se acercaban a preguntar por las bolsas de mercadería.

Otras, también aprovechaban para pedir la tarea para sus hijos. Ahí estuvimos, orientando una vez más la continuidad pedagógica para las y los pibes.

Pasadas las 12 hs empezamos a entregar las bolsas a las familias que llegaban.

Nos transmitían diferentes dudas e inquietudes, seño ¡es por única vez o habrá más?. Otra mamá nos contaba que su marido trabaja vendiendo en el colectivo "con esta situación no va a poder salir a laburar ".

En otras escuelas, directamente no llegó la mercadería, las familias van a tener que esperar hasta el miércoles, como contaba mi amiga Gladys , "me dió mucha tristeza porque hoy estaban esperando y tuvimos que decirles que no estaba".

Un abuelo vino apurado por que tiene problemas respiratorios y debía resguardarse, porque no cuenta con una obra social que le de respuestas y atención ante una emergencia. Entonces pensaba: el gobierno “nos quiere en cuarentena”, pero no destina el dinero necesario para tener una política de salud pública que es urgente.

Porque no compraron ya los test necesarios,y organizar el aislamiento en zonas de riesgo?, comentaba con mis compañeras, que fueron años y años de desinversión en salud. Hoy deberían centralizar la salud pública privada, bajo el control de los profesionales de salud, destinando los recursos necesarios y no privilegiar a las empresas y especuladores.

Te puede interesar

El testeo masivo: una necesidad urgente para enfrentar seriamente el coronavirus

Durante hora y media, fuimos atendiendo a las familias, y nos fuimos enterando de distintas tristes realidades. Esta situación me generó bronca, odio. Sabía que no era suficiente para atender la comida nutritiva que los niños precisan.

Alberto Fernández y el gobierno, ¿pretenden que naturalicemos ésta situación?. Muchas mamás comentaban que viven del trabajo diario, ambulantes, en ferias vendiendo o realizando trueques, trabajos que en esta situación de aislamiento no están contempladas, evidenciaban la incertidumbre con que viven día a día en sus casas.

El gobierno anunció medidas para salvar a empresas, pero nada dijo de medidas urgentes para que se garanticen el sustento, la salud de los que viven, como los papás de mis alumnos, de changas, ¿cómo van a hacer pagar la luz,el gas,los alquileres?

El gobierno tendría que garantizar el salario a los trabajadores en negro , destinar más subsidios, universalizar la tarjeta Alimentar. Medidas de urgencia elementales.

Dura fue la tarea del viernes, pero con orgullo, de la solidaridad y predisposición de mis compañeras de escuela, y de tantas docentes que ví quienes se acercaron a colaborar. Las madres nos agradecen por estar allí, es que es una pequeña foto de la gran alianza y fuerza imparable que podemos mostrar para enfrentar los futuros ataques.

Luego charlando con otras docentes y comentando esta situación, me contaban que a sus familias también las afecta, una de ella decía "mi hijo trabaja en el Mc Donalds, está cerrado y él es sostén de hogar" , “mi marido trabaja en una fábrica en negro y no puede trabajar estos días”.

Esta situación de la pandemia del coronavirus, como está pasando a nivel mundial , muestra también que los gobiernos capitalistas no piensan en tocar las ganancias de los que lucran con nuestra salud y nuestras vidas.

Esto me llena de odio y bronca, es imposible que no se te erice la piel. Con más fuerzas que nunca, reafirmo mi militancia cotidiana, junto a mis compañeros del PTS en el FIT Unidad, por acabar con esta sociedad de clases, para dejar de ser nosotros los que paguemos los costos y podamos terminar con la opresión y explotación.

Porque la vida de nuestros pibes y la de las y los trabajadores, vale más que sus ganancias.







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    La Matanza   /    Docentes   /    Educación   /    Salud   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO