Deportes

MUNDIAL RUSIA 2018

Croacia eliminó a Rusia de su Mundial y va por Inglaterra

La definición por penales determinó quién jugará una de las semifinales, en una Copa del Mundo cargada de emociones y sorpresas.

Alfredo Blanco

@ablanco1985

Sábado 7 de julio | Edición del día

El anfitrión y Croacia definieron el cuarto semifinalista de un mundial que, hasta la fecha, premió a las selecciones que mostraron grandes funcionamientos colectivos por sobre arrebatos individuales. En el Estadio Fisht, de Sochi, se jugó un encuentro colmado de emociones, sobre todo en el tiempo suplementario, que terminó de definirse desde los penales.

Los primeros minutos mostraron a dos equipos decididos a encontrarse con el gol. Los dueños de casa presionando bien arriba y su rival, haciendo correr la pelota, fueron a lo seguro, a lo que saben, e intentaron lastimarse. Con el correr de los segundos, la selección dirigida por Dalić se impuso desde el juego. Los laterales comenzaron a desplegarse y formaban un bloque con el mediocampo comandando por Modric y Rakitic. Esto impedía a los rusos tener pelota y solamente podían aspirar a atacar en velocidad con un contragolpe, apostando al error del rival.

Más allá de ostentar un elevado porcentaje de tenencia, los croatas no profundizaban en ataque. El local estaba bien plantado y la apuesta finalmente salió como esperaba: luego de un rechazo en su propio campo, Cheryshev recuperó en la mitad del terreno, jugó con Dzyuba quien la devolvió al número seis y desde afuera del área grande sacó un zurdazo que se clavó en el ángulo. Golazo de Rusia y fin de la monotonía que se venía gestando en el partido.

El tanto de Cheryshev despertó a los croatas. Sin tanto fútbol pero con mucho amor propio fue en busca del empate. Si bien hubo algún embate del local en busca de ampliar la diferencia, la posesión siguió siendo del equipo hoy vestido de negro. Llegando a los cuarenta minutos, Mandzukic por izquierda asistió con un centro y Kramaric, de cabeza, puso el empate. Gol de Croacia y el empate era lo más justo para el desarrollo del encuentro.

Sin embargo, la segunda etapa comenzó siendo toda de Croacia. En los pies de Perisic tuvo la oportunidad de poner la ventaja, pero el palo impidió que esto ocurra. Rusia se replegaba cada vez más e intentaba solamente con pelotazos a Dzyuba. Tanto Modric, como Kramaric y Rebic, intercambiaban sus posiciones tratando de generar más espacios en terreno rival. El desgaste físico que sufría el seleccionado balcánico también era parte del plan ruso.

Los minutos pasaban y el empate era negocio para la selección anfitriona. Los croatas siguieron intentando, pero enfrente tenían una gran cortina que rechazaba todo lo que estaba a su alcance. La definición parecía no estar contemplada dentro de los 90 reglamentarios. Y así fue: 1 a 1 y al alargue.

El primer tiempo suplementario careció de sorpresas. Con los equipos agotados, los intentos de ataque eran pura voluntad. Entre los pelotazos del local y los intentos unipersonales que lanzaban los croatas, el partido se tornó más desprolijo. Sin embargo, a los diez minutos y luego de un tiro de esquina ejecutado por Luka Modric, Domagoj Vida convirtió el segundo tanto. Ventaja para Croacia, decepción en las tribunas rusas y en el banco de suplentes. Los anfitriones siguieron intentando con centros al área, pero entre Lovren, el autor del segundo gol y el arquero Subasic, evitaron que llegue el empate.

En los últimos quince minutos de juego, Rusia fue empujando de a poco a su rival. Como en la etapa anterior, con más voluntad que juego, los locales iban en busca del empate. Nuevamente Subasic ahogó el grito de gol. Pero a falta de cinco minutos, una mano infantil por parte de Pivaric le permitió a los dirigidos por Cherschesov acceder un tiro libre que terminó en un cabezazo de Mario Fernández y el 2 a 2 definitivo con el que terminó este emocionante duelo. Era tiempo de penales y de saber quién iba a ser el rival de Inglaterra en semis.

La definición arrancó con una atajada de Subasic, quien con su brazo izquierdo saco el remate picado de Smolov. Brozovic puso el 1-0. Dzagoev convirtió el primero para Rusia; Kovacic erró, Fernández, autor del empate agónico, la tiró afuera; Modric cumplió y convirtió; Ignashevic puso el 2 a 2 para el anfitrión; Vida el 3 a 2; el veterano Kuzyayev convirtió el 3 a 3; e Ivan Rakitic fue el héroe que le dio la clasificación a Croacia. 4 a 3.

Los penales fueron casi tan emotivos como los dos tiempos suplementarios y a la selección balcánica la espera nada menos que Inglaterra, un rival que en la previa no es más que los dos equipos que jugaron en Sochi, pero que luego de hoy cuenta con mayor resto físico para afrontar el duelo del próximo miércoles, en Luzhniki.







Temas relacionados

Mundial Rusia 2018   /    Croacia   /    Rusia   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO