Cultura

LITERATURA // ANIVERSARIO

Cristina Peri Rossi: escribimos porque las cosas de las que queremos hablar no están

El 12 de noviembre cumplió 72 años Cristina Peri Rossi, escritora que luchó no solo contra la dictadura uruguaya, sino también contra el franquismo.

Martes 17 de noviembre de 2015 | Edición del día

Cristina Peri Rossi nació en Montevideo, Uruguay, el 12 de noviembre de 1941. Ingresa al mundo de la literatura, la música y la ciencia apoyada por su madre, Julieta Rossi. Estudia biología y se licencia en literatura Comparada, cátedra a la que se dedica hasta su exilio en 1972. Su primer libro se publica en 1963, pero durante quince años no sólo su obra fue prohibida, sino también la mención de su nombre en los medios de comunicación. Se traslada a Barcelona, continuando la resistencia contra la dictadura uruguaya y donde volverá a sufrir el exilio, esta vez en manos del franquismo. En 1974 huye a París:

“El exilio se vive como un castigo y una gran pérdida. Los exiliados, tanto los de la guerra mundial como los de la guerra española o como nosotros mismos, hemos perdido una guerra. Consecuentemente, somos los derrotados.

Es muy confuso, porque, por un lado, se tiene un sentimiento de culpa muy fuerte, muy duro. Se siente que se ha traicionado a la gente que ha luchado y, en último extremo, se siente culpa por haber salvado la vida. Por otra parte, se idealiza lo que se ha perdido, porque se ha perdido involuntariamente, como cuando se nos muere alguien.

Yo sufrí, sufrí muchísimo, pero no publiqué el libro que escribí en el exilio, los poemas. No quise publicarlos hasta que no cayera la dictadura. Me parecía que cultivar el dolor era una manera de hacerlo más fuerte. Mientras, lloraba porque no estaba en Uruguay. Participaba en la vida española, diciéndome a mí misma –haciendo honor al internacionalismo socialista– que era lo mismo combatir a Franco que a Videla o a Pinochet, o al dictador de mi país. Y que era lo mismo luchar por el socialismo en España que en Uruguay. Pero lo que sí se pierde es la historia personal, los nombres y los recuerdos que no se pueden compartir.”

A fines del 74 vuelve definitivamente a España y obtiene la nacionalidad española. Desde entonces ha sido profesora de literatura, traductora y periodista, y es conferenciante habitual de universidades españolas y extranjeras.

El ejercicio de la escritura es visto como un juego, un acercamiento a la idea de la creación divina. La novela posee, para Cristina, una necesidad de comunicación inmediata, por otra parte, la primera frase de un poema determina el suceso de las cosas tal como puede serlo la primera mirada en un acto de seducción y es allí donde la palabra (aquella que no designa, sino que sugiere) recupera su fuerza primitiva.

Su obra siempre fue un punto de resistencia, de lucha, contra las dictaduras y a favor del feminismo; una escritora contemporánea que logra, en palabras de Agamben, mantener la mirada fija en su tiempo, para percibir no las luces, sino la oscuridad.

FORMAR UNA FAMILIA

Aquella mujer me gustaba mucho
pero me propuso que formáramos una familia
ella ya tenía un hijo
de su primer marido
tenía padre madre hermanos y primos
Otra familia me parecía una redundancia.
¿Para qué quieres otra familia? –le contesté
¿Para que vea cómo tu hijo no baja la tapa
del retrete por miedo oculto a la castración
y cómo tu hermana no cierra la puerta del baño
para no perderse nada de lo que ocurre en el salón?
¿Ésa es tu idea de una familia? –me preguntó.
No, además tenía otras ideas:
gente con la cual yo no me tomaría un café
si no mediara un parentesco
gente que discute por dinero
propiedades cuentas bancarias
gente que no se habla por un asunto
de reparto de sillas o de sofás
y que se reúnen una vez al año
–por Navidad–
sin tener ganas
y se pasan la noche anterior
y el veinticinco de diciembre
comiendo y bebiendo
y haciendo mucho ruido.
¿Tú qué haces por Navidad? –me preguntó, entonces.
Busco una emisora de música clásica
–le dije–
y juego a la playstation.
La obra de Cristina Peri Rossi abarca todos los géneros: poesía, relato, novela, ensayo, artículos y es considerada como una de las escritoras más importantes de habla castellana, traducida a más de quince lenguas. Las palabras, esas criaturas con las que mantiene una relación sensual, la conducen al lugar donde habita: la escritura.
Los hijos de Babel:
Dios está dormido
y en sueños balbucea.
Somos las palabras de ese Dios
confuso
que en eterna soledad
habla para sí mismo.




Temas relacionados

Uruguay   /    Dictadura cívico-militar   /    Literatura   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO