Sociedad

ABUSOS EN LA IGLESIA

Crisis en la Iglesia católica: los chilenos ya no creen en la institución

La Iglesia Católica vive una de las peores crisis de su historia como institución, la cifra de adherentes disminuyó de un 80% a un 59% y continúa bajando.

Paloma Vargas

Santiago de Chile

Martes 22 de mayo | 12:47

Hace diez años atrás un 73% de chilenos se consideraba adherente a la religión católica. En 2017, esta cifra había bajado considerablemente a un 45% de creyentes en el país, según Latinobarómetro.

En Latinoamérica, durante la última década la cifra de creyentes disminuyó de un 80% a un 59%, según los datos otorgados por Latinobarómetro, expresándose en el lacónico tránsito del Papa a Chile a principios de este año, donde recordemos que su paso se manifestó con una baja concurrencia de fieles y adherentes tras la cascada de denuncias contra miembros de la iglesia involucrados en abusos de menores durante décadas.

Te puede interesar: La gira del papa Bergoglio en el escenario regional

Y es que la desconfianza a la institución más antigua de Chile no se queda atrás, ya que una vez interpuesta la denuncia contra las violaciones, abusos y delitos de menores contra miembros de la Iglesia, el Vaticano dilató este asunto hasta que estalló en su propias narices con una baja desaprobación y desconfianza de parte de los creyentes de la religión cristiana. Además, se suma que tras la llegada del Papa Francisco a Chile se demoró por casi cinco meses responder a la demanda contra el Obispo Juan Barros.

Desligitimidad y repudio a la Iglesia

Durante este viernes, 34 obispos de Chile presentaron su renuncia al Papa Francisco por tratar de "errores u omisiones" en la gestión del caso del Obispo Barros, quien es acusado de encubrir los abusos sexuales hacia menores que pesan sobre Karadima por cerca de 30 años.

El sumo Pontífice entregó un documento de 10 páginas en el que acusaba a la elite de la Iglesia Católica chilena de negligencia en los casos de abusos. Sin embargo, la legitimidad de la institución se desmorona ante la protección de pedofilia y abuso dentro de la misma iglesia a través de las polémicas respuestas del Papa Francisco en el 2015, por la denuncia contra Barros a quién defendió diciendo: "Piensen con la cabeza y no se dejen llevar de las narices por todos los zurdos que son los que armaron la cosa”

Te puede interesar: Escandalosas declaraciones del Papa sobre Obispo acusado de encubrir a Karadima

Las movilizaciones por una educación laica y no sexista

A este cuestionamiento profundo hacia la iglesia católica muestra de conjunto la desligitimidad de esta institución de parte de todos de los sectores de la sociedad. Se suman además las demandas de las mujeres y estudiantes, donde las primeras se movilizaron por el derecho al aborto libre, legal, seguro y gratuito en donde la mayoría de los representantes relgiosos -y también de la Iglesia Católica - se manifestaron en contra de que las mujeres posean el derecho decidir sobre su cuerpo y maternidad.

Por otro lado, las críticas hacia la moral conservadora son levantadas por el movimiento estudiantil, quienes hoy enarbolan la demanda por una educación no sexista cuestionando el machismo, la violencia de género, la discriminación sexual, el financiamiento del Estado hacia los colegios religiosos y universidades, entre otras demandas.







Temas relacionados

Karadima   /    Abusos sexuales   /    Iglesia Católica   /    Sociedad   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO