Política

CÓRDOBA

Crisis en el kirchnerismo cordobés: Accastello y De la Sota, casi aliados

El gobernador De la Sota y Eduardo Accastello, candidato del kirchnerismo en Córdoba, cruzaron elogios. Se habla de una posible alianza. Crisis en el progresismo provincial.

Sábado 11 de abril de 2015 | Edición del día

En el primer acto oficial que encabezó en Córdoba luego de anunciar la fecha de la elección provincial, el gobernador De la Sota se mostró con uno de los candidatos a sucederlo: Eduardo Accastello. Ambos se dirigieron elogios mutuos durante la inauguración del nuevo edificio del Instituto Terciario provincial Inescer en Villa María.

Hasta ahora, Accastello es el único candidato firme del kirchnerismo en Córdoba. El intendente de Villa María lanzó su candidatura a gobernador por el frente "En Córdoba Podemos", integrado por el Frente para la Victoria, el partido Es Posible de los hermanos Rodríguez Saá y un variopinto arco de dirigentes peronistas, radicales y juecistas.

Persisten sin embargo un par de pequeños problemas en la coalición. En primer lugar, no tienen candidato a vicegobernador ni a intendente. Se propuso que la ex rectora de la Universidad Nacional de Córdoba, Carolina Scotto, acompañara la fórmula. Pero la también ex diputada nacional por el FpV dejó en claro que no quiere saber nada con la política. También habrían tanteado a Olga Riutort, pero la concejala capitalina decidió buscar nuevamente la intendencia de Córdoba por su cuenta.

El otro problema son las credenciales de Accastello. En distintos medios ha planteado su candidatura como la opción “progresista” para Córdoba, lo cual es ya poco creíble considerando quiénes lo acompañan. La alianza ya fue bendecida por Cristina y Randazzo, pero es Daniel Scioli quien más veces se ha mostrado con Accastello, aunque éste no ha dejado en claro a qué candidato presidencial del kirchnerismo apoyará. De hecho, en los próximos días visitarán Córdoba Florencio Randazzo, Sergio Urribarri y Karina Rabolini. El villamariense irá a los actos de todos.

Después de todo, el apoyo del FpV nacional a Accastello se debe más a la necesidad de tener un candidato propio en la provincia mediterránea que a otra cosa. Pero también para frenar la posibilidad de que participara en las internas del PJ cordobés.

Accastello ocupó cargos ministeriales en el segundo mandato de De la Sota y fue diputado nacional por Unión por Córdoba entre el 2005 y el 2007. Luego se alejó de ese espacio y se alió al gobierno nacional. De la Sota pretendía sumarlo, una vez más, para evitar la dispersión de los votos peronistas y llegó hasta proponerle la vicegobernación. Fue Juan Schiaretti quien vetó esa posibilidad. Es que el actual diputado nacional, bajo el lema “quien gobierna, dirige”, quiere comandar el PJ local una vez que el gobernador se retire. De la Sota ya dijo que si no logra ser presidente (algo muy probable) se dedicará a jugar con sus nietos y no irá por un cuarto mandato en la provincia.

Por lo pronto, el Gallego no se da por vencido y se cuida mucho de criticar públicamente a Accastello. Por el contrario, le dedica elogios. Aunque las internas del PJ se harán el 26 de abril y ya se presentaron las listas, el límite para inscribir las alianzas sería el 6 de mayo. Hasta ese día el gobernador seguirá insistiendo en sumarlo en algún cargo expectante. Por otro lado, lo usa como enlace con Scioli, con quien ratificó que sigue teniendo un diálogo fluido.

El escenario está todavía abierto y siguen las negociaciones, pero cada vez falta menos para que los cordobeses sepan en qué quedará la alternativa “progresista” en la provincia.







Temas relacionados

Elecciones 2015   /    Eduardo Accastello   /    José Manuel de la Sota   /    Córdoba   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO