Internacional

FRANCIA

Crisis en el Partido Socialista francés a un mes de las elecciones presidenciales

El exprimer ministro Manuel Valls dio su apoyo a la candidatura presidencial de Emmanuel Macron contra el de su propio partido, Benoît Hamon. Crisis en el Partido Socialista.

Miércoles 29 de marzo | 15:06

El apoyo del exprimer ministro Manuel Valls a la candidatura presidencial de Emmanuel Macron ha sacudido las entrañas del Partido Socialista francés, que se acerca a unas elecciones donde su propia supervivencia puede estar en riesgo.

Te puede interesar: La incertidumbre de las presidenciales y la “crisis orgánica” del capitalismo francés

Emmanuel Macron fue ministro de economía y creció bajo el ala de Hollande hasta que decidió lanzar su propia candidatura con un perfil de centro ("ni de izquierda ni de derecha") con lo que le quita votos tanto al candidato del Partido Socialista, Hamon, como al de la centroderecha Fillon, que viene golpeado por multiples escándalos de corrupción.

Macron agradeció con frialdad el espaldarazo de Valls, ya que por el perfil elegido prefiere no tener nada que ver con el declinante Partido Socialista y el impopular Hollande. De hecho desde su entorno admiten que Valls se convirtió en un "activo tóxico", cuyo respaldo garantiza votos del socialismo moderado pero a la vez alimenta el argumento favorito de sus rivales: que Macron encarna la continuidad del presidente, el socialista François Hollande.

Todas las malas noticias son para Hamon, que siente el revés desde el interior de su propio partido y queda en un juego de pinzas entre Macron a su derecha y el candidato de Francia Insumisa, Jean Luc Melenchon, a su izquierda.

Te puede interesar: Hamon y Mélenchon, los candidatos de la miseria de lo posible

El argumento del voto útil para que no gane la candidata de la extrema derecha, Marine Le Pen, fue el esgrimido por Valls para rechazar el apoyo al candidato de su propio partido. "Ante la amenaza que representa el populismo y la extrema derecha (...) no se puede asumir ningún riesgo", se justificó Valls, en una entrevista en el canal "BFMTV", para explicar que no votará por Benoît Hamon, quien le venció en las primarias de su partido en enero.

Dentro del partido la reacción fue furibunda contra Valls, para quienes no se ahorraron epítetos como "miserable", "traidor" o "desleal". Aunque el nivel de descomposición interna del PS y la desgaste con el que llega Hollande al fin de su presidencia, hacen que esos adjetivos puedan ser usados de forma cruzada entre cualquiera de sus sectores internos.

La última encuesta conocida este miércoles, de la casa Elabe, señala que Mélenchon, con una intención de voto del 15 %, no deja de distanciarse de Hamon, que apenas llega al 10 %. Estos resultados hacen improbable un acuerdo entre el candidato del PS y el de Francia Insumisa, ya que la oferta de Hamon a Mélenchon para unir sus fuerzas cuando comenzó la precampaña contemplaba que el socialista fuese el cabeza de a lista. Con estas encuestas en la mano Mélenchon difícilmente acepte un segundo lugar, y de hacerlo Hamon estaría aceptando de hecho la bancarrota del Partido Socialista en la política nacional.

Nueva crisis para Fillon

Las malas noticias también llegaron este miércoles para el candidato de la centroderecha François Fillon, que sufrió un nuevo revés luego de que jueces sometieron a su esposa a una investigación formal por las acusaciones de que él le pagó por un falso empleo parlamentario.

Penelope Fillon, será investigada por sospechas de complicidad y malversación de fondos públicos y varios delitos relacionados, dijo una fuente judicial.

Los escándalos de corrupción que viene acumulando Fillon, lo hicieron caer al tercer lugar en los sondeos de opinión, tras una sangría de votantes que estarían yendo en parte hacia la candidatura de Macron, que pasaría a segunda vuelta junto con la candidata de la extrema derecha Marine Le Pen.

La izquierda anticapitalista presentó su candidato

Tras superar las trabas antidemocráticas impuestas tras la última reforma al sistema electoral, la izquierda anticapitalista francesa del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA) logró presentar un candidato propio a las elecciones presidenciales.

Philippe Poutou, militante del NPA y obrero de la fábrica Ford presentó su candidatura la semana pasada durante un acto en la periferia de París.

Con una gran cobertura de parte de los medios de comunicación franceses, Poutou presentó los principales lineamientos de su campaña ante un auditorio repleto en en barrio de Saint Ouen. En su discurso abordó la crítica a los planes de auteridad del gobierno y a las plataformas del resto de los candidatos, al mismo tiempo que presentó su programa contra los despidos, por el reparto de las horas de trabajo entre todos los trabajadores, por el derecho a la salud, la educación, vivienda y servicios públicos, como así también por el medioambiente y contra la desigualdad y el racismo.

Te puede interesar: Extractos del discurso de Poutou durante el acto de lanzamiento de su candidatura






Temas relacionados

Philippe Poutou   /    Benoît Hamon   /    François Fillon   /    Elecciones en Francia   /    Partido Socialista   /    Manuel Valls   /    Emmanuel Macron   /    Francois Hollande   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO