Internacional

ELECCIONES ESTADO ESPAÑOL

Crisis en el Partido Popular

En las recientes elecciones andaluzas el PP sufrió un fuerte retroceso: pasó de 50 escaños a tener tan solo 33. Esta pérdida y las encuestas encendieron las luces de alarma para las próximas elecciones. Muchos alcaldes y presidentes autonómicos ven el peligro de morder el polvo e incluso una rápida salida de Moncloa.

Guillermo Ferrari

Barcelona | @LLegui1968

Viernes 10 de abril de 2015 | Edición del día

Fotografía : EFE

Es de tal gravedad la crisis que el Presidente Rajoy reunió la Junta Directiva Nacional del PP de manera extraordinaria. Más de 600 cargos públicos se reunieron para zanjar las batallas internas y buscar una unión para los próximos desafíos electorales. Sin embargo, en el partido de Rajoy las diferentes alas se pelean por cuotas de poder y por el timón de la nave.

Por un lado, está la FAES con el ex presidente Aznar planteando un camino más a la derecha, por otro Esperanza Aguirre, la “eterna” candidata a suplantar a Rajoy. Mientras algunos barones se disputan desde sus feudos territoriales.

El Partido de la “regeneración democrática”

El Partido Popular protagoniza los más importantes casos de corrupción: Bárcenas, Gürtel, etc. Es el partido que habla de crecimiento económico cuando hay un paro de más del 20% y los empleos que se crean son temporales, de pocas horas y mal pagados. Es el partido del centralismo españolista contra las libertades democráticas. Es el partido de la Ley Mordaza, la de Seguridad ciudadana y la limitación del aborto.
Actualmente, se encuentra muy desprestigiado entre su electorado. Está perdiendo electores por derecha y también por el centro. La aparición con fuerza en las encuestas de “Ciudadanos”, el partido de Albert Rivera, es uno de los graves problemas que afronta Rajoy.

Ciudadanos está jugando un rol similar a Podemos con el PSOE. Esto fue lo que pasó en Andalucía, que Ciudadanos obtuvo un 10%, el porcentaje que cayó el PP respecto de las anteriores elecciones.

El ascenso meteórico de la formación de Rivera le ha convertido en el enemigo público número 1 del PP. Sin embargo, por la afinidad ideológica de sus propuestas, podría ser la clave para una alianza de Gobierno. ¿Será verdad que del amor al odio hay un solo paso?

Rajoy tiene 8 semanas para enderezar el rumbo antes de las elecciones municipales y autonómicas y unos meses para pelear por La Moncloa. Todo su discurso se basa en el crecimiento económico y una progresiva reducción del paro. Habrá que ver si puede seguir siendo partido de Gobierno. Caso contrario, las luchas intestinas arreciarán y no es descartable que las divisiones se transformen en escisiones.

Las próximas semanas dirán si Rajoy puede salvar los platos o si los irá rompiendo progresivamente. El Partido de la derecha y el reaccionario Régimen del ’78 estarán a prueba. Próxima parada, 24 de mayo.







Temas relacionados

Partido Popular (PP)   /    Mariano Rajoy   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO