Sociedad

México

MÉXICO

Crisis del Gobierno de Guerrero por asesinato y desaparición de estudiantes

Hasta ahora hay 6 personas asesinadas a manos de la policía municipal. Para intentar frenar la crisis, el gobierno estatal detuvo a 22 policías y renunció el alcalde perredista. Pero no logran acallar las voces de protesta: hubo el día 29 hubo una marcha en Chilpancingo. Y hoy se dio a conocer la desaparición de tres estudiantes de la Universidad Autónoma de Guerrero: se presume desaparición forzada.

Bárbara Funes

México D.F |

Jueves 2 de octubre de 2014 | Edición del día

Fotografía: EFE

Dos mil estudiantes de magisterio, llamados normalistas, junto con maestros organizados en la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), marcharon por las calles de Chilpancingo, capital del estado, hasta el congreso. Allí exigieron juicio político contra el gobernador, Ángel Aguirre Rivero, y José Luis Abarca, alcalde de Iguala, el municipio donde tuvo lugar el brutal ataque contra los estudiantes.

Con los estudiantes, los padres de familia y el magisterio en las calles, se reactiva la polarización en un estado considerado como “foco rojo” por el gobierno.

Grave crisis del PRD

La política represiva del Partido de la Revolución Democrática (PRD), ya expresada también en distintas protestas que tuvieron lugar en el Distrito Federal, queda de nuevo en evidencia con estos hechos.

Además de los estudiantes fallecidos por el ataque de la policía, hay 19 heridos, un estudiante en estado vegetativo, con muerte cerebral, y 43 estudiantes desaparecidos.

Ahora los representantes del PRD claman en ambas cámaras del congreso nacional, –junto al Partido de Acción Nacional y el Partido del Trabajo– que el ataque contra los estudiantes constituyen un crimen de lesa humanidad.

Según informa el periódico La Jornada en su edición de hoy“el diputado Roberto López Suárez (PRD) sostuvo que el alcalde de Iguala mintió cuando aseguró que pidió a sus policías no intervenir en los supuestos desmanes de los normalistas, y exigió que además de su separación del cargo se le finquen responsabilidades”.

Anunciaron también que separarán del partido al alcalde municipal, quien acaba de desaparecer, horas después de haber pedido una licencia. También se dieron a conocer vínculos de José Luis Abarca con el crimen organizado.

Sin embargo, estos gestos no cambian el hecho de que el PRD en el gobierno reprime la protesta social, mientras en las cámaras fue parte del Pacto por México y avaló con sus votos las reformas estructurales. Es una situación crítica que hace más evidente su acercamiento con el gobierno.

Peña Nieto: inquieto por posible debilitamiento institucional

Recién el pasado martes el presidente mexicano hizo su primera declaración, en la que llamó al gobierno de Guerrero a asumir su responsabilidad en el caso de Iguala.

Mientras tanto, desde el PRD piden que la Procuraduría General de la República tome cartas en investigación de los hechos de Iguala y le devuelven la pelota con el señalamiento de la crisis abierta por el accionar del ejército nacional en la masacre de Tlatlaya, Estado de México.

Se evidencia así el desgaste del rol de mediación de el PRD como “centroizquierda” cada vez más derechizada.

La crisis abierta con el ataque a los estudiantes en Iguala hace que caiga la imagen que Peña Nieto quiere proyectar al imperialismo estadounidense y a los capitales internacionales: un gendarme sentado que mantiene el orden. En realidad, es un gendarme, sí, pero parado sobre un volcán.







Temas relacionados

PRD   /    Normalistas   /    Estudiantes desaparecidos   /    Guerrero   /    Enrique Peña Nieto   /    Sociedad   /    Internacional   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO