Sociedad

INTERNACIONAL

Crisis Pregnancy Centers, inaccesibilidad y desinformación sobre los abortos en los Estados Unidos

Según la Ley Federal de los Estados Unidos, el derecho a interrumpir un embarazo es legal. Pero esta legislación federal viene con el derecho de cada estado a restringir el acceso al aborto.

Lunes 28 de mayo | 15:47

Como lo demuestra la nueva ley de Iowa, que restringe el aborto si los médicos detectan un latido de corazón, El Estado tiene el poder de limitar el acceso al aborto casi totalmente. Estados conservadores como South Dakota y Mississippi, han intentado prohibir el aborto desde el momento de la concepción — incluso en los casos de violación e incesto como es el caso de South Dakota.

Leer más sobre la ley de Iowa: #AbortoLegal: ¿qué es el “heartbeat bill” de Iowa?

Las leyes estatales no son la única manera de restringir el acceso al aborto en los EEUU, aunque es legal. A partir de los años setenta, ha existido clínicas llamadas Crisis Pregnancy Centers (CPCs), que suministran información falsa a las mujeres para que desistan de practicar uno. En los años recientes, los CPCs han cobrado visibilidad debido a la intervención legal para regular estos centros. La visibilización de estas clínicas muestran la falta de centros de salud para realiza abortos de forma legal

Crisis Pregnancy Centers son centros que pretenden ser clínicas que hacen abortos o dan información sobre anticonceptivos a mujeres y personas gestantes. En realidad, los centros están radicalmente en contra de los abortos y se valen de artilugios para obstruir el acceso al procedimiento de mujeres, especialmente mujeres pobres. Los CPCs utilizan anuncios parecidos a anuncios médicos que no muestran la actitudes actuales de los centros para atraer mujeres ya vulnerables por sus embarazos no deseados. Cuando las mujeres llegan al centro, el personal usa tácticas engañosas, da información incorrecta sobre los efectos de un aborto e impulsa a las mujeres a mantener su embarazo.

Más específicamente, los centros dan las ecografías a mujeres con notas como “hola mamá” o dice hechos incorrectos como “todos los preservativos tienen agujeros y son ineficaces” para prevenir el uso de anticonceptivos. En algunos casos, el personal de un centro no consta de médicos ni profesionales médicos de ningún tipo, entonces la información que ellos les dan con la fachada de tener conocimiento médico es engañoso y peligroso. Por ejemplo, aunque muchos centros dicen repetidamente que los abortos aumentan el riesgo de cáncer de mama, la comunidad médica no ha encontrado casi ninguna prueba que apoye esta declaración.

La clima político de los Estados Unidos, más conservador ahora, permite no solo que existan estos centros sino que proliferen y expandan su influencia. Las estimaciones señalan que hay desde 2.500 y 4.000 Crisis Pregnancy Centers en todo el país. En comparación con las 1.500 clínicas donde hacen abortos , la influencia y alcance que tienen los CPCs es obvios. Para muchas mujeres que necesitan o quieren interrumpir un embarazo, los CPCs son la única opción para obtener información sobre el procedimiento. En estados con gobiernos conservadores, los diputados han aprobado leyes que cierran casi todas las clínicas de planificación familiar que dan información correcta y donde se puede hacer un aborto. Entonces, para mujeres que no tienen acceso a la información y las investigaciones sobre las malas cosas que hacen CPCs y no tienen otras opciones, Crisis Pregnancy Centers se convierta en el único lugar donde pueden ir a pedir ayuda.

Te puede interesar: Dos casos emblemáticos en la lucha para la legalización del aborto en Argentina

Los CPCs son más influyentes en comunidades pobres y entre las minorías. Con la promesa de ayuda gratis, los centros atraen a comunidades que no tienen obra social para ir a un médico. Con el conocimiento de la vulnerabilidad de estas comunidades, los Crisis Pregnancy Centers ponen anuncios explícitamente en barrios de personas pobres y de minorías para explotarlas. No sólo es este una tremenda violación ética pero está poniendo en peligro el futuro de las personas que reciben información inexacta y la usan para tomar decisiones sobre su embarazo.

Para individuos con un embarazo no deseado, especialmente los que están en una posición social vulnerable, los Crisis Pregnancy Centers sirven para disuadirlos de elegir realizar un aborto a través de engaño. Como ya mostramos, aunque el aborto es un derecho legal en los Estados Unidos, hay muchos obstáculos para realizarlo incluyendo la presencia de estos centros. Para seguir adelante con la lucha global por el aborto seguro y legal, es necesario que haya leyes que protejan el derecho al aborto y que la legislación se cumpla.







Temas relacionados

#AbortoLegalEsVida   /    Campaña Nacional por el Derecho al Aborto   /    Aborto legal, seguro y gratuito   /    Aborto No Punible   /    Aborto   /    Estados Unidos   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO