Cultura

SERIES // DOCUMENTAL

Crip camp, la rebelión de los marginados

Un documental que cuenta la historia de un grupo de jóvenes discapacitados que para conseguir sus derechos se enfrentaron al gobierno de Estados Unidos.

Julio Urquia

@discipulodemarx

Jueves 23 de julio de 2020 | 19:39

Cuenta la historia de un grupo de jóvenes con diferentes discapacidades que se conocieron en el campamento de verano Jened, en 1971. Fue en ese escenario natural y en el contexto particular de los Estados Unidos en los 70s, donde estos jóvenes empiezan a vivir experiencias propias de la adolescencia que hasta ese momento habían estado vedadas.

Los 70s, entre hippies y panteras

En el contexto de un mundo convulsionado, Estados Unidos no escapaba a esa efervescencia. La guerra imperialista en Vietnam generó un movimiento anti guerra que demonizado por el gobierno debió enfrentar la represión y la muerte. Por su parte, la comunidad afroamericana, ante el racismo imperante y la violencia policial se organizaba por sus derechos civiles creando el partido Panteras Negras, cuyo fin era la autodefensa ante las agresiones constantes y que llegó a denunciar el robo capitalista a su comunidad doblemente explotada por ser trabajadores y segregados. Además, buena parte de la juventud, en busca de libertad y descreída del sueño americano, se inclinaba al hippismo y sus consignas de paz y amor. Es el momento del festival de Woodstock (1969), del rock and roll y la psicodelia.

La libertad como derecho de todos

En ese clima de época, el campamento de Jened fue el lugar donde los jóvenes protagonistas pudieron sentirse por primera vez plenos, sin las barreras que les imponía la sociedad y hasta dejando atrás los propios complejos.
La idea de hacer este campamento había surgido de un hippie que buscaba generar un lugar donde cualquier discapacitado adolescente pueda ser simplemente un adolescente. Fue en este experimento social, sin restricciones, que los protagonistas pudieron forjar lazos de amistad. También pudieron conocer el amor y el sexo, ya que sin los prejuicios sociales que los condicionaban pudieron reconocerse como personas activas cuyos cuerpos también pueden desear y ser deseados.
El material de archivo nos da la posibilidad de conocer esta historia narrada por los mismos protagonistas. Una historia que comienza en 1971 como una experiencia personal, pero que los va a trascender y los va a llevar a dar una pelea colectiva que llega hasta nuestros días.

Lo personal es político

Fue así que al finalizar el verano y al retornar a la “normalidad” muchos de estos jóvenes chocaron con los límites simbólicos y materiales que los marginaban de las posibilidades de desarrollarse como personas. Una marginación que era una política de estado. Muchos discapacitados debían vivir en instituciones, que en los hechos se trataban de verdaderos depósitos humanos, donde el maltrato y el abandono eran la norma. Además, el sistema educativo también los excluía impidiendo cualquier posibilidad de integración. Por último, el transporte público no era accesible para los discapacitados y las ciudades desde el punto de vista arquitectónico eran fortalezas infranqueables para ellos.

Ante toda esta cadena de injusticias, una parte de aquel campamento de verano, empoderado por aquella experiencia, comienza un movimiento por los derechos civiles de los discapacitados. Así, empezará una lucha que irá de menor a mayor, impulsados por estos jóvenes convertidos en verdaderos activistas políticos. Irán desarrollando una experiencia que se iniciará con un centro de ayuda y asistencia a discapacitados, sin embargo al ver los límites de aquella política se fueron radicalizando, llegando incluso a manifestarse en las mismísimas puertas de la Casa Blanca.

A pesar de tratarse de una causa con apoyo popular, la propuesta de la ley de Rehabilitación de 1972 y más específicamente su artículo 504 (hospitales, educación y transporte que reciba fondos públicos no puede discriminar a personas con discapacidad), encuentran resistencia de parte del gobierno Republicano de Nixon que por “costos” veta la ley. En el camino para lograr la aprobación y aplicación del artículo 504 (1977), tomaron edificios públicos, marcharon, hicieron huelgas de hambre, cortaron calles y confrontaron con ministros. Muchas de las acciones que realizaron contaron con el apoyo económico y logístico de distintos grupos políticos, organizaciones LGTBI, las Panteras Negras y sindicatos.
Pasarán muchos años hasta que recién en 1990 con una ley específica logren la no discriminación en todos los ámbitos.

El documental pertenece a la productora Higher Ground Productions Inc de los Obama. Justamente en un año electoral, muestra la insensibilidad de sus oponentes republicanos vetando una ley de derechos civiles hacia un sector vulnerable. En mayo estrenaron otro documental sobre la ex primera dama Micheller, y no sería extraño que continúen publicando en Netflix como parte de su campaña política.

Más allá de todo es un valioso rescate de imágenes de una experiencia de lucha por la igualdad y contra la discriminación.

Ficha
Dirección: James Lebrecht y Nicole Newnham
Reparto: Larry Allison, Judith Heumann, James Lebrecht
País: Estados Unidos
Duración: 106 minutos
Año: 2020
Género: Documental
Productora: Michelle y Barack Obama (Higher Ground Productions Inc)
Estreno: 25 de marzo del 2020 (Netflix)







Temas relacionados

cine   /    Netflix   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO