Sociedad

SERVICIO PENITENCIARIO FEDERAL

Devoto: reprimieron a los familiares de los detenidos que se hallaban protestando

Tras semanas de reclamo por condiciones mínimas de salubridad y atención de casos de riesgo, se supo que un agente penitenciario dio positivo. En Mendoza hay reclamos en la penitenciaría de mujeres de El Borbollón. Reprimieron a familiares de presos en la puerta de Devoto.

Viernes 24 de abril de 2020 | 15:00

Fotos Marcos Sierra

El reclamo movilizado de cientos de internos del penal de Villa Devoto, en la Ciudad de Buenos Aires, comenzó en la noche del jueves, luego de conocerse el caso positivo de coronavirus de un agente del Servicio Penitenciario Federal (SPF) que actúa en esa unidad penitenciaria y de que otros seis agentes fueron preventivamente aislados.

Vale decir que esta situación no es nueva ni extraña. Tal como lo viene reflejando La Izquierda Diario (y silencia la enorme mayoría de las empresas periodística) la situación explosiva viene creciendo a pasos agigantados en casi todos los penales del país, sean del Servicio Peniteciario Federal como del de cada provincia.

Leé también Kicillof y Alak no cumplen promesas: se extiende la huelga de hambre en cárceles bonaerenses

Los presos de Devoto comenzaron a protestar anoche y en la mañana de este viernes directamente transformaron la bronca e impotencia en rabia y elevaron el reclamo con los métodos que tienen a mano (a las empresas periodísticas les gusta hablar de “motín”), provocando que ahora los grandes medios tomen el caso.

En la tarde de este viernes, efectivos policiales protagonizaron una fuerte represión contra familiar de los detenidos en la cárcel de Devoto.

El reclamo en Devoto no es el único. El malestar empieza a extenderse a otras penitenciarías. En Mendoza, en la cárcel de mujeres de El Borbollón también ya reclamo y la respuesta estatal fue la represión.

Como es de esperar, luego de que durante semanas el Gobierno diera la espalda a esta situación explosiva en este y otros penales del país, ahora el Estado "aparece" con toda su fuerza para reprimir a quienes protestan por condiciones mínimas de sobrevivencia. Ahora las policías Federal y de la Ciudad saturan las calles aledañas al penal, buscando impedir que organismos de derechos humanos y familiares de los presos se acerquen a conocer la situación.

Un abogado penalista relacionado con organismos de derechos humanos informó que, rondando las 14 horas y encontrándose en inmediaciones del penal, vio cómo la Policía reprimió a familiares y se llevó a 2 mujeres detenidas en la calle Baigorria al 4700. “La Policía de la Ciudad barre las calles con personal de civil y va deteniendo”, informó el letrado.

Leé también Confirmado: la bala que mató al preso en Corrientes era de las fuerzas de seguridad

Con la consigna “No morir en la cárcel” el reclamo en Devoto se inició el jueves a la noche con batucadas y mensajes de audio salidos de los pabellones a grupos de familiares de detenidos, donde se preanunciaba lo que pasaría a la mañana. Todo estalló cuando el Servicio Penitenciario Federal confirmó que además de un penitenciario infectado otros seis fueron aislados preventivamente.

Los internos primero ocuparon dos plantas del penal (que tiene capacidad para 1.683 personas pero que alberga a 2.200). El SPF dijo que al mediodía la protesta ya incluía a alrededor del 80 % de los pabellones.

Fuentes de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) dijeron al diario Tiempo Argentino que hasta el momento no saben de la existencia de "lesionados ni de rehenes". Sin embargo sí ingresaron ambulancias al penal. El juez Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano están a cargo de la causa iniciada de oficio por la protesta.

Leé también: Florencio Varela: confirman que un preso murió por balas penitenciarias y no por “facazo”

Como si recién hoy se hubieran enterado de la crítica situación que se vive en los penales, los ministros de Salud y de Seguridad, Ginés González García y Sabina Frederic, hicieron declaraciones como para salir del paso frente a periodistas.

Frederic dijo que “las cárceles federales no son competencia del Ministerio de Seguridad” sino del de Justicia y Derechos Humanos, pero que “de todas maneras estamos en contacto con la ministra Losardo, prestándole apoyo y articulándolo con la Policía de la Ciudad y la Policía Federal para contribuir a la seguridad perimetral”. Es decir, represión para contener por la fuerza lo incontenible.

En tanto que González García afirmó que “todo lugar que tiene agrupamiento de personas tiene más riesgo” y que desde su ministerio se pusieron “a disposición” del Justicia, “trabajando juntos los departamentos epidemiológicos” de ambas carteras. Y aseguró que ambos equipos “esta tarde inclusive seguramente van a hacer algún tipo de sugerencia vinculada a qué hacer y cómo hacerlo”.

En desarrollo







Temas relacionados

Covid-19   /    Coronavirus   /    Cárcel de Villa Devoto   /    Presos   /    Cárceles   /    Servicio Penitenciario Federal   /    Libertades Democráticas   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO