×
Red Internacional
La Izquierda Diario

El estado de California comenzó a cotizar en la bolsa de valores el precio de sus reservas de agua, ya que en el último año el precio de este recurso se ha duplicado. La empresa de mercados globales CME Group indicó que con la llegada al mercado de este recurso se hará "una mejor gestión del riesgo futuro".

Martes 8 de diciembre de 2020 | 10:21

Chicago Mercantil Exchange (CME Group) lanzó al mercado el índice del Agua de Nasdaq Veles California, que supone el primer indicador para el precio del recurso, esto debido a que el estado ubicado en la costa oeste de los Estados Unidos ha venido con un déficit en el abastecimiento de agua en los últimos meses.

Según el sitio web de CME Group, el indicador del precio del agua NQH2O, es una nueva solución de derivados para cubrir la exposición al precio del agua, y consideran que las fluctuaciones de este recurso pueden apoyar en la administración del riesgo de precio asociado con la escasez de agua en el mercado de agua más grande de Estados Unidos.

Relacionado:Concentración récord de CO2 en la atmósfera: el confinamiento no frenó la crisis climática

Este indicador funcionará rastreando el precio de los arrendamientos de derechos de agua y las transacciones de venta en las cinco regiones más grandes y más comercializadas de California, además de las transacciones de derechos de agua del mercado de aguas superficiales y de las cuatro cuencas de aguas subterráneas adjudicadas: la cuenca central, la cuenca del Chino, la cuenca principal de San Gabriel y la subárea Alto de la cuenca de Mojave.

Esta decisión fue tomada por empresarios del estado, ya que según ellos, el precio del agua en California se ha duplicado en el último año y supuestamente, según este indicador -y sumado a la mayor escasez de este recurso-, la llegada al mercado de materias primas permitirá "una mejor gestión del riesgo futuro vinculado a este bien".

Según CME Group, los nuevos contratos permitirán una mejor gestión del riesgo asociado a la escasez del agua y realizar una mejor correlación entre oferta y demanda en los mercados.

Una distopía presente

La tarde de este lunes los medios estallaron con encabezados del tipo "por miedo a la escasez, el agua ya cotiza en Wall Street" o "El agua comienza a cotizar en mercado de materias primas", que más bien parecería el inicio de una película distópica de un fin del mundo cada vez más cercano.

De hecho, Naciones Unidas ha advertido durante mucho tiempo que el cambio climático está provocando sequías graves y más inundaciones, lo que hace que la disponibilidad de agua sea cada vez menos predecible, impactando a los sectores populares y precarizados en primer lugar.

De hecho, en California, la racha seca aguda más reciente se extendió desde diciembre de 2011 hasta marzo del año pasado. Según el Monitor de Sequía de Estados Unidos, los efectos más graves se produjeron en julio de 2014, cuando el 58% de la tierra del estado sufrió una "sequía excepcional", lo que provocó pérdidas de cultivos y pastos y otras emergencias relacionadas con el agua.

Este año la estación seca provocó una de las oleadas de incendios más fuertes de las que se tienen registros, misma que no solo se acotó al estado, sino a todo el oeste del país, mientras que el sur de la costa este sufría los efectos de una de las temporadas de huracanes más activas de los últimos años, todo en medio de la pandemia del Covid-19.

Te puede interesar: Oeste de Estados Unidos en llamas: fuegos arrasan miles de hectáreas en tres estados

China y Estados Unidos son los principales consumidores de agua en el mundo, esto debido a una explotación excesiva de este recurso por la industria, la mega minería y el agronegocio, así como los efectos del cambio climático. Todo esto ha llevado a que este recurso sea cada vez más escaso.

Para las empresas que cotizan en la bolsa de valores existe un gran interés para predecir hacia donde fluctúan los precios de este recurso, sobre todo para empresas agrícolas, pues según analistas, "esto aminorará las pérdidas en sus ganancias".

Sin embargo, quienes más resentirán la escasez futura del agua serán los más pobres y quienes no puedan pagar este recurso. Actualmente, dos mil millones de personas viven en países con graves problemas de acceso al agua, mientras que en los próximos años dos tercios del planeta podrían experimentar escasez de agua y millones de personas podrían verse desplazadas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias