Sociedad

#CortesDeLuz: más de 30 barrios a oscuras en Córdoba

Este martes se registraron fallas en el servicio de energía eléctrica en varias localidades. El vaciamiento de la empresa empeora la calidad del servicio.

Miércoles 30 de enero | 22:49

Al igual que en varios puntos de Buenos Aires, las altas temperaturas de enero causaron problemas en la provisión de energía eléctrica en Córdoba. El último martes del mes trajo una sensación térmica de 45° y cortes de luz en más de 30 barrios de la ciudad, al parecer por fallas en distribuidores de media tensión. En el interior, las localidades de Carlos Paz, Tanti y Cabalango también estuvieron a oscuras durante la madrugada del miércoles.

Aunque no hubo cortes masivos del servicio, cada vez que hay una lluvia fuerte o que la temperatura se eleva, muchos barrios de la ciudad se quedan sin luz, en ocasiones por varias horas.

Leé también: 45 grados y sin luz: hay que terminar con el lucro de los servicios públicos

Como si fuera una burla, este viernes la factura de EPEC sube un 12,5 %, por el aumento de la energía mayorista. Este precio, que determina el Gobierno nacional, crecerá un 7 % en mayo y otro 7 % en agosto. Desde enero opera un incremento del 9,92 %, relacionado con los “costos internos” de Epec del cuarto trimestre del año pasado. “Costos internos” que se explican principalmente por la derivación de tareas de EPEC a empresas tercerizadas, que hacen negocio con la empresa estatal a costa del trabajo y las condiciones de vida de los trabajadores.

Entre enero de 2018 y enero de 2019 (contando los 13 meses), la energía eléctrica en Córdoba subió un 75,93 %. Según el Índice de Precios al Consumidor de la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia, la factura final de energía de un “hogar tipo” en el Gran Córdoba aumentó un 87,8 %, casi el doble de lo que se incrementó el costo de vida medido por el INDEC (46,5%).

Mientras tanto, el Gobierno de la Provincia se dedicó a atacar a los trabajadores y trabajadoras de EPEC durante todo el año. El único aumento que se otorgó a Luz y Fuerza fue de un 10 %, se recortaron horas extras, viáticos, licencias psiquiátricas y reemplazos. También se jubilaron cerca de 400 trabajadores y trabajadoras y algunas áreas fueron tercerizadas.

Leé también: EPEC: basta de dejar la vida en un puesto de trabajo

Trabajadores de EPEC denunciaron a La Izquierda Diario que esta situación impacta para peor en el servicio, además de ser la principal causa de muertes obreras. “Entre los recortes de presupuesto, se cancelaron algunas podas de árboles, causando problemas puntuales en algunos barrios cuando hay vientos fuertes”, contaron. Por otro lado, desde el área de Automotores plantearon que “está vaciada, queda uno por sector nada más” y que en el área de Electromecánica les han sacado las tareas de carpintería. “Hay muchísimos camiones parados por falta de trabajadores y de insumos, eso es lo que se usa para arreglar los desperfectos que pueda haber. A nosotros nos sacaron los dos jefes, que tenían mucha antigüedad. A uno lo cansaron y se jubiló anticipadamente, al otro lo mandaron a una piecita en otro sector a hacer una tarea que perfectamente podía hacer desde acá”.

Si bien la EPEC se mantiene como empresa estatal, no deja de funcionar como una empresa privada con ganancias (o pérdidas), manejada por gerentes que ganan miles de pesos mientras los trabajadores mueren por la falta de mantenimiento y los usuarios pagan cada vez más. De hecho, la mayoría de los aumentos del 2018 se produjeron por aumento de costos internos de EPEC. Los distintos recortes que aplicó el Gobierno el año pasado reflejan esta lógica empresarial, como si la energía eléctrica no fuera un derecho de todas las personas.

Es necesario que los tres gremios de Luz y Fuerza de la provincia emprendan un plan de lucha serio y contundente. La resistencia obrera hizo que el Gobierno desistiera por el momento de su plan de tirar abajo el Convenio Colectivo de Trabajo, pero avanzó mucho sobre los derechos de los trabajadores por la vía de resoluciones del Consejo Directivo de la empresa. Junto con esto, es imprescindible terminar con el lucro sobre los servicios públicos a través de la estatización del sistema energético nacional, incluyendo todas las etapas productivas, para establecer una planificación racional del entramado energético, sin indemnización a las empresas concesionarias. Un sistema energético que funcione bajo gestión y control de los trabajadores y técnicos; quienes a través de una votación directa conformen los órganos de administración. Que incluya la participación popular mediante la conformación de comités de usuarios, en el camino de avanzar hacia en el abaratamiento de los costos energéticos en base al desarrollo productivo, con tarifas bajas para todos los trabajadores.







Temas relacionados

Ola de calor   /    Epec   /    Cortes de luz   /    Córdoba   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO