Sociedad

PANDEMIA

Coronavirus: ¿sirve o no el barbijo para evitar el contagio?

Pese a la negativa de diversos Estados y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), evidencia científica ha mostrado que es una medida complementaria importante para evitar el contagio.

Viernes 3 de abril de 2020 | 23:26

Foto I Gens Fernando, Telam.

Desde el inicio de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud anunció que la utilización de los barbijos no era necesaria para la población sana. De acuerdo a lo indicado, no había evidencia firme de que los barbijos protegieran. Además, era importante evitar un shock en su producción, priorizándolos para el personal de salud.

Sin embargo, científicos de todas partes del mundo salieron a rebatir esta información. Si bien es cierto que los barbijos no pueden proteger un 100%, eso no implica que menor protección no sea útil. Una de las razones importantes por las cuales es necesario el barbijo es que antes de presentar síntomas, muchas personas infectadas pueden estar contagiando a otras sin saberlo. Sin testeos masivos, el barbijo se torna una medida complementaria importante para quienes deben salir de la casa.

Ni la OMS ni los gobiernos alientan su uso porque no quieren que se produzca una corrida de stock y los barbijos no alcancen para el personal médico. Es lógico priorizarlos, pero la solución debiera ser que las empresas reconviertan su producción para hacer masivamente barbijos, centralizando la distribución del mismo para priorizar a los sectores de salud. Diciendo que no hay evidencia de su beneficio, pareciera que los gobiernos y la OMS están más preocupados porque no quede en evidencia la irracionalidad de un sistema que no produce lo necesario para frenar la pandemia.

Por qué sí hay que usar barbijo

Existen distintos tipos de barbijos. Un barbijo N95 protege alrededor de un 99% de los virus, pero son necesarios principalmente para el personal médico en procesos de entubamiento, ya que se producen muchas partículas líquidas. Un barbijo quirúrgico protege hasta un 89% de los virus en partículas líquidas. Un barbijo de tela 100% algodón protege hasta un 51% en partículas líquidas de la mitad de tamaño de aquellas que trasladarían el coronavirus (0.1 micrones).

Otro motivo indicado es que su mala utilización podría ser perjudicial al tocarse la cara. Pero esto es como plantear que, si un preservativo se utiliza mal, es mejor no utilizarlo. En todo caso, la solución lógica es realizar campañas de concientización para que esto no ocurra.

En República Checa lanzaron una campaña que ha permitido reducir drásticamente el contagio del coronavirus y que implicó, entre otros elementos, el uso de toda la población de barbijos. En Austria también se impuso su obligatoriedad. Tanto en China como en Corea del Sur, luego del virus del SARS del 2009, la población usa constantemente barbijos. Esto ha ayudado a reducir las cifras de contagio.

La cooperativa Madygraf ha comenzado a producir barbijos y otros insumos para su distribución en la población.

Otras cooperativas como Textil Neuquén se han sumado a esta iniciativa. De la misma forma, la solidaridad de los trabajadores que exigen en muchos lugares producir respiradores, alcohol en gel o barbijos se multiplica. Si fueran ellos los que manejaran la producción en las fábricas, se podría poner toda esa producción al servicio de frenar esta pandemia y las necesidades de las grandes mayorías.







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO