Política

COMISION DE EDUCACIÓN NACIONAL

Coronavirus: preguntas de Nicolás del Caño al ministro de Educación nacional

El ministro de Educación nacional convocó para el día de hoy a una reunión virtual desde la Comisión de Educación del Congreso Nacional, para informar y discutir diferentes cuestiones educativas en medio de la pandemia. El diputado nacional y ex candidato a presidente por el FIT Unidad le hizo llegar estas preguntas al ministro que son reclamos realizados en todo el país, desde las escuelas y desde la Corriente Nacional 9 de Abril, impulsada por docentes y profesores del PTS e independientes.

Lunes 30 de marzo | 23:24

A continuación, presentamos la nota enviada a la presidencia de la comisión de educación del Congreso de la Nación, para que el ministro responda:

Entendemos que en la educación nacional, por herencia de las leyes de la última dictadura y de los años ’90, cada provincia se atiende a sí misma y cuenta con su propio presupuesto. Es decir, se trata de 24 sistemas educativos diferentes, con muchas desigualdades presupuestarias. Por eso vemos con mucha preocupación todas las denuncias que nos hacen llegar de las diferencias provincias, tanto en la falta de recursos en la alimentación, como el tema de la conectividad. Le queremos preguntar cuáles son las propuestas que tiene el Ministerio al respecto:

1) Usted señaló en declaraciones que “está garantizado el derecho a la alimentación. Las provincias han pasado de los comedores, esta semana, al esquema de viandas y módulos alimentarios. Que es la distribución de viandas y los módulos alimentarios que garantizan el desayuno, el almuerzo y la merienda por tres o cinco días, y algunas provincias lo cubren las dos semanas”. En cambio, nosotros recibimos en todo el país y en diferentes provincias, denuncias muy fuertes por el tema de la alimentación de los millones de niños y niñas que concurren a la escuela pública Argentina. Nuestros docentes nos dicen categóricamente que esto no es así. Llegan menos raciones para repartir, en los casos donde se reparten bolsones vienen menos bolsones y con una cantidad muy mínima cuando se reparten cada 10 o 15 días, no se consiguió reemplazo entendemos en ninguna provincia por la carne de vaca, de cerdo o de pollo. No es que los comedores venían funcionando de maravilla, siempre hubo denuncias al respecto de lo poco que se invierte presupuestariamente en la alimentación de los niños. En la ciudad de Buenos Aires hemos presentado un amparo que plantea lo mismo. Nuestras preguntas son: ¿Qué harán con esta importante problemática? ¿Cómo está funcionando la alimentación en las escuelas rurales? ¿Cuánto dinero está reorientando el Ministerio para que algo tan importante como la alimentación se pueda de alguna manera garantizar en medio de la pandemia? ¿El Ministerio se está haciendo cargo de colaborar con alguna provincia en esta temática? Sabemos que esto es muy importante ya que las defensas del organismo son clave para combatir cualquier enfermedad.

2) Conectividad. Esta denuncia nos llega por todos lados. Los docentes están realizando una enorme tarea de intentar continuar pedagógicamente las clases vía virtual, pero como sabemos muchísimas familias de las que concurren a la escuela pública no tienen conexión a internet, por lo cual hay una brecha digital en el país que algunos pueden y otros muchos no pueden, una desigualdad muy grande. Y en el caso de la liberación de datos para ciertas aplicaciones o plataformas, también es necesario que tengan algún tipo de dispositivo una notebook, una tablet o un teléfono propio, y sabemos que muchos no la tienen. El otro día en Mendoza, nos llegó que mandaron impresa tarea en una escuela rural, con un código QR para conectarse cuando casi nadie tiene acceso a internet en esa zona. Usted dice que ahora el material también irá impreso, esto muchas docentes lo están haciendo por su cuenta pero muchas familias no salen, sus escuelas les queda muy lejos y ya vamos 10 días de cuarentena. Muchas de estas cuestiones se podrían haber previsto antes cuando ya se analizaba la suspensión de clases. Entonces le preguntamos señor ministro, ¿cuál, cuánto, y cada cuanto, es el material que se va a imprimir? El contenido, ¿fue consultado a las y los docentes? ¿Se está distribuyendo además material explicativo CIENTÍFICO de qué es el virus y cómo se puede combatir? ¿El contenido es igual para todas las provincias? Si es igual en todas las provincias, ¿por qué no se tomó un criterio pedagógico donde sabemos que hay que tomar en cuenta las particularidades de cada zona, provincia y rango etario, cultura?

3) En muchas provincias hay trabajadores y trabajadoras de la educación que realizan el reparto de la comida en las escuelas, pero no tienen las medidas de seguridad e higiene necesarias. Antes de la suspensión de clases hubo denuncias en todo el país del problema de no tener por escuela ni una botella de alcohol en gel. Hoy ocurre lo mismo. Y no hay testeos para estas trabajadoras ni tampoco, según la provincia, para los trabajadores de las concesionarias de la alimentación, que están en contacto con muchísimas personas. Entonces le preguntamos señor ministro: ¿Cuántos testeos harán a los diferentes trabajadores de la educación que están en territorio haciendo diferentes tareas? ¿Cada cuánto se realiza este testeo? ¿Cuánto alcohol en gel, lavandina y guantes se distribuyeron desde este Ministerio y a qué provincias? ¿Cuál es el plan del Ministerio para apenas regresen las clases en esta materia? ¿Se está distribuyendo a las familias de la escuela pública estos elementos de higiene y seguridad?

4) Sr. Ministro, como usted sabe en Argentina por la crisis educativa el Estado a través de distintos gobiernos sostiene programas socioeducativos que buscan "emparchar" la crisis que significa la deserción escolar y que muchas personas no terminen el secundario, a pesar de ser obligatorio el nivel. Dichos programas, como el Plan Fines, son bajo condiciones precarias tanto para docentes como para los estudiantes. Nos han hecho llegar nuestros compañeros docentes un petitorio dirigido a las autoridades educativas, ya que entendemos que sus demandas no han sido satisfechas. Por eso preguntamos:

- Dado que el cargo de Fines no se encuadra en el estatuto del docente y tiene modalidad cuatrimestral, la mayoría de los docentes de este programa no perciben salario desde diciembre del 2019 y están impedidos por la cuarentena de tomar cargo, ¿van a extender el pago del receso del ciclo lectivo 2019 a todos los docentes que están en esta situación?

  •  ¿Van a garantizar la continuidad de la cobertura total de IOMA (la obra social) que vence en el día de mañana para los docentes del plan Fines la cual debe garantizarse al docente durante todo el año?
  •  ¿De qué modo va a garantizarse la Continuidad pedagógica para los Estudiantes inscriptos al plan fines para el ciclo lectivo 2020, que hasta el día de la fecha no tienen respuesta de cómo será la forma su cursada?

    5) Las y los docentes están trabajando desde sus casas. Además de que los docentes en todo el país hicieron un esfuerzo enorme en la previa de la suspensión en intentar re organizar a las familias, comunicar, preparar trabajos y un variado sin fin de tareas. Muchas provincias ni bien iniciada la pandemia y la cuarentena estaban en conflicto salarial. Y las denuncias en general, incluso de las provincias que arreglaron, fue que el salario no alcanza, menos ahora con la remarcación de precios y la inflación que hay. Nuestra pregunta es concreta señor ministro, ¿se les dará un aumento a los docentes, un bono que luego se incluya en el salario docente?

    6) Usted sabe, ministro, que cada escuela tiene un registro de la actividad laboral de las familias que concurren. Vemos muchos cuentapropistas, que hacen changas, desocupados, trabajadores precarios. Y ya nos empiezan a llegar noticias de muchos despidos en las familias. La suspensión de clases y la cuarentena tiene que garantizar que no haya ningún despido. Sabemos que cuando termine la cuarentena y cuando finalice la crisis sanitaria de conjunto, nuestros chicos y chicas de la escuela pública volverán más pobres que antes, las escuelas lamentablemente deberán reforzar su trabajo de contención y habrá una contradicción muy grande con el proceso de enseñanza y aprendizaje. Nuestra propuesta es establecer la prohibición de los despidos y que se establezca un salario mínimo de cuarentena de 30 mil pesos para trabajadores del sector informal ya que los 10 mil pesos anunciados por el gobierno apenas alcanzan para cubrir las necesidades por unos pocos días del mes.







  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO