Mundo Obrero

SALUD

Coronavirus en hospital de Humahuaca: la importancia de los testeos y la protección a los esenciales

La detección de un caso de coronavirus entre el personal del hospital Belgrano muestra la precariedad del sistema de salud en la que son obligados a trabajar las y los que están en primera línea. La negligencia del Gobierno provincial y de los COE municipales, sin garantizar equipos de protección personal de calidad y testeos sistemáticos a los esenciales, pone en riesgo a toda la comunidad.

Miércoles 24 de junio | 14:04

La situación en el hospital ha generado temor y la impotencia que sienten muchas y muchos trabajadores de este nosocomio es grande porque no cuentan con las herramientas adecuadas para batallar contra el covid-19. Muchos dieron cuenta que ellos mismos tuvieron que confeccionar barbijos de tela, aunque no son los recomendados para la atención, y que con la aparición de casos de coronavirus recién se hicieron presentes autoridades provinciales para atender los reclamos que se venían realizando desde el inicio de la cuarentena y que se expresaron con los #Ruidazos en la puerta del hospital.

Podes leer: Por desidia de Morales hay personal de salud con Covid: impulsemos comisiones de higiene y seguridad

La política del ministro de salud Bouhid y el Plan Estratégico de Salud dejo al nosocomio sin directivos ya que sólo hay una dirección regional que de vez en cuando pasa por el hospital afectando al mismo que como dicen sus trabajadores "un cuerpo sin cabeza". Además no se les garantizó al personal los insumos necesarios de bioseguridad y desinfección para poder desarrollar la atención de la salud de manera eficiente sin poner en riesgo a la población. Tuvieron que esperar que exista una trabajadora de salud contagiada y la posibilidad de más contagios, para que envíen insumos y equipos de protección, y realizar testeos al personal del hospital luego que pasaron días y horas de posibles contagios exponiendo a todas y todos los humahuaqueños. Hasta ahora la situación es de total incertidumbre.

Si bien el contagio de coronavirus resulta de un contacto estrecho con el denominado "segundo caso" y se habría producido en la localidad de Abra Pampa, no justifica la fragilidad sobre la que está apoyado el plan de contención covid-19 y el sistema sanitario en Humahuaca y otras localidades de la quebrada. La preocupación también crece porque el hospital cuenta con muchas carencias, entre ellas la falta de quirófano, que fue inaugurado con bombos y platillos. También de los más precarizados como los reemplazantes, porque se saben desprotegidos ante los desidias laborales del gobierno y no cuentan con el amparo de los gremios de la sanidad que velen por sus derechos. El pase a planta permanente por ahora solo es un anhelo, la realidad es que tienen que trabajar de forma riesgosa y desarmada con el afán de llevar el sustento a sus hogares.

Es necesario mencionar que hace unos días atrás tuvo que apersonarse el Dr. Pablo jure para zanjar las diferencias que existen entre el SAME y el nosocomio local. Diferencia que fue expuesta en más de una oportunidad por el Dr. Flores en las conferencias periódicas que realiza el COE donde denuncia la negativa constante de coordinar acciones por parte del sistema de emergencias cuando se trata de derivar pacientes, por ejemplo, y que es parte de la política del mismo gobierno de imponer y administrar los pocos recursos de los hospitales, según indicadores de productividad, sin dar respuestas de fondo, como la compra de nuevas ambulancias.

Te puede interesar: La puna jujeña en crisis por el brote de contagios de coronavirus

Por estos momentos la atención hospitalaria se encuentra reducida. Se suspendieron temporalmente la consultas médicas y se solicita a la población evitar concurrir si no es por una cuestión urgente. No se permite el ingreso a las instalaciones y la guardia realizará el triage de los pacientes de manera externa evitando así que se exponga la salud de los concurrentes.

Las y los trabajadores del hospital están siendo testeados desde anoche, y exigen garantías para realizar su trabajo. Esto muestra que es fundamental no solo la realización de tests periódicos a los y las trabajadoras de la salud, sino también que se garantice la protección necesaria de calidad e insumos de higiene y todo lo necesario para la atención de las y los pacientes. Claramente los únicos que pueden garantizarlos son los trabajadores a través de su organización y la puesta en funcionamiento de comisiones de higiene y seguridad en el hospital y centros de salud.

Claramente el plan de emergencia diseñado por el COE central y con participación de los municipios, como el de Humahuaca a cargo de la intendenta Paniagua, para enfrentar la crisis sanitaria del Covid-19 empieza a mostrar sus falencias y aparecen las goteras por distintos lugares que hasta hace un poco más de una semana eran insospechados. Así se subestimó las posibles vías de llegada del virus a nuestra provincia y agarró a más de un pueblo desprevenido.

Sin dudas, el desamparo sanitario que padecemos en estos momentos es muy elocuente y solo pone en evidencia la falsedad del discurso de un Gerardo Morales que habla mucho, disciplina mucho y hace poco.







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    Jujuy   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO