Política

PANDEMIA

Coronavirus: cuáles fueron los anuncios de Alberto Fernández y qué incógnitas dejó

Junto a Rodríguez Larreta y Kicillof el Presidente anunció medidas frente a la emergencia del coronavirus. Qué se anunció y qué dudas quedaron. Cuáles son las medidas que propone la izquierda para evitar una crisis que no llegue a ser tan grave como la de países como Italia.

Domingo 15 de marzo | 20:41

Tras la reunión con sus ministros en la residencia de Olivos, el presidente Alberto Fernández anunció esta tarde, pasada las 19 h, las medidas que tomaron para evitar la propagación del Covid-19: suspensión de las clases, el cierre de fronteras y la disposición de licencias para mayores de 65 años.

"Vamos a suspender las clases hasta el 31 de marzo", precisó Alberto Fernández, aunque aclaró que "las escuelas no van a estar cerradas". Sin embargo, no indicó que pasará con las madres y los padres que no tengan con quién dejar a sus hijos, cuando ellos deban cumplir con sus jornadas laborales.

El aislamiento que propone el gobierno es una medida inicial para limitar la propagación del virus. Pero estas medidas no enfrentan la crisis sanitaria, que es estructural y se mantiene desde hace décadas. Es urgente inversiones en test, mascaras de oxígeno, respiradores y destinar todos los recursos para investigar las vacunas contra este virus.

Hay que garantizar un inmediato aumento de recursos para que haya camas y unidades de cuidados intensivos para toda persona que lo necesiten. Tiene que aumentar el presupuesto para sostener el sistema sanitario. No se puede subordinar la salud de millones de personas al ajuste fiscal que se viene practicando para cumplir los pagos de la deuda.

Otra medida inmediata en el mismo camino es garantizar la instrucción paga inmediata de miles de estudiantes de Medicina y Enfermería. Tienen que capacitarse con un salario adecuado desde este momento. El sistema sanitario no puede seguir con un presupuesto de ajuste.

El gobierno sigue el camino de lo que ocurrió en otros países. Pero la cuarentena que disponen en lugares como Italia o el Estado español no toca las ganancias billonarias de los laboratorios y los empresarios de la salud. Pero estas medidas no enfrentan la crisis sanitaria, que es estructural y se mantiene desde hace décadas. Es urgente inversiones en test, mascaras de oxígeno, respiradores y destinar todos los recursos para investigar las vacunas contra este virus.

Te puede interesar: Coronavirus: el Gobierno suspende hasta el 31 de marzo las clases en todos los niveles

"Tenemos que tratar de que no se convierta en un virus autóctono", dijo Fernández en la conferencia. Precisó que se cerrarán las fronteras del país durante los "próximos 15 días", porque "el episodio del coronavirus ya no viene sólo de Europa sino que afecta a países limítrofes y a nosotros mismos".

"Por las fronteras terrestres vienen turistas que vienen de las zonas de riesgo", explicó el mandatario. Aclaró que quedan exceptuados de esa restricción los "argentinos nativos o residentes en Argentina".

El presidente agregó que el Gobierno dispuso el "licenciamiento de todas las personas mayores de 65 años.

Asimismo, indicó que "vamos a asignarles horarios de atención específicos en lugares como bancos y centros de salud para que no tengan que vivir momentos de aglomeración de gente".

¿Qué propone la izquierda para evitar pasar por la situación italiana?

En este marco, el PTS en el Frente de Izquierda viene planteado una serie de medidas de emergencia para hacer frente al coronavirus.

Los diputados Nicolás del Caño y Myriam Bregman difundieron sus propuestas para evitar la propagación del coronavirus, así como asistir a las personas que han contraído el mismo.

1) Es necesario que el Estado garantice una provisión masiva de los test de detección temprana. Ya sea fabricándolos o en el país o importándolos. Ante los primeros síntomas de la enfermedad toda la población tiene que acceder a las pruebas para ver si está afectada o no. Así se puede diagnosticar y aislar el virus.

En los países donde el examen se hizo masivamente -como Corea del Sur- la rápida detección de casos permitió lograr una baja tasa de mortalidad. En lugares como Italia, donde se demoró el porcentaje de muertes es muy alto. En la Argentina la detección del virus solo se realiza en el Hospital Malbrán (Buenos Aires). Eso es claramente insuficiente para enfrentar la pandemia. Todos los centros médicos deberían tener la misma aparatología.

2) El Estado tiene que centralizar de inmediato todos los recursos existentes. Hay que unificar el sistema de salud público y privado para garantizar atención inmediata para todo el mundo.

3) Es necesario garantizar la provisión masiva de equipos de asistencia respiratoria, para que todos los adultos mayores -que cobran jubilaciones y pensiones de hambre- puedan ser asistidos en caso de que lo necesiten. Ellos son los más vulnerables. Tienen que instalarse y estar listos para ser utilizados en todos los hospitales públicos, clínicas y sanatorios privados de todo el país, a disposición de quiénes necesiten usarlos.

4) Hay que garantizar realmente la provisión alcohol en gel, guantes, barbijos y jabón. Mediante el control de los trabajadores y las trabajadoras, hay que lograr que los laboratorios y empresas que producen medicamentos o elementos de cuidado y prevención pongan su producción en función de combatir a la pandemia.

5) Hay que garantizar que el aislamiento se pueda llevar a cabo en condiciones óptimas para quiénes lo necesiten. Hay que garantizar licencias pagas a cargo de las empresas para las personas mayores de 65 años que puedan estar afectadas o que puedan presentar síntomas. También para los padres o madres que deban cuidar a sus hijos por la suspensión de las clases. Es necesario garantizar el aislamiento como forma de controlar el virus. El Estado tiene que garantizarlo para las personas que viven en condiciones precarias o hacinadas.

6) No puede haber un solo despido mientras dure la pandemia. No es responsabilidad de los trabajadores. Hay que prohibir todo despido. Si hay licencias o suspensiones por cierre de establecimientos, estas tienen que ser pagando el 100 %, sin afectar premios o el presentismo.

7) En cada lugar de trabajo hay que conformar comisiones de seguridad e higiene que garanticen la correcta aplicación de protocolos ante el brote y la provisión de elementos de cuidado y prevención como alcohol en gel, guantes, barbijos y jabón.

8) Hay que rechazar el pago de la ilegal y fraudulenta deuda pública. Todos los recursos del país tienen que estar puestos en combatir la pandemia, asegurando la salud de la población trabajadora.

Te puede interesar: Coronavirus: ¿qué propone la izquierda para enfrentar la pandemia?

La clase trabajadora tiene que plantearse la pelea por este programa de emergencia. Para garantizar un combate serio a la pandemia hay que afectar las ganancias de los empresarios.

El Gobierno no va por este camino. Las medidas anunciadas hasta el momento tienen muchos límites. En las mismas se evita tocar las ganancias capitalistas. Tampoco se cuestiona, por ejemplo, el pago de la deuda pública. Pero hay que invertir las prioridades.

La vida de las familias trabajadoras vale más que sus ganancias. Es necesario pelear para imponer la salud pública universal y gratuita pata toda la población. Una salud garantizada con impuestos a las grandes fortunas y dejando de pagar la ilegal y fraudulenta deuda pública.

¡Salud pública universal y gratuita. Que la paguen los millonarios, los acreedores y el FMI!







Temas relacionados

Coronavirus   /    Alberto Fernández   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO