Mundo Obrero

PARO 24F

Córdoba marchó contra los despidos y el ajuste

Más de 2000 personas se movilizaron ayer por las calles céntricas contra los despidos en los distintos niveles del Estado y el nuevo protocolo antipiquetes de Macri. Encabezaron la marcha las trabajadoras reincorporadas de Violencia Familiar, junto a los despedidos de Lucha contra la Trata y Complejo Esperanza. Importante participación de la izquierda. En Río Cuarto también hubo una importante movilización de 800 personas.

Jueves 25 de febrero de 2016 | Edición del día

La concentración comenzó a las 9 de la mañana en la sede de ATE y se movilizó hasta la esquina de Colón y General Paz. A la cabeza de la marcha se ubicaron las trabajadoras recientemente reincorporadas de Violencia Familiar, junto a sus compañeros y compañeras de Lucha contra la Trata y Complejo Esperanza que siguen peleando por sus puestos de trabajo.

Julia, trabajadora despedida de la Secretaría de Trata de Personas manifestó a LID su desacuerdo con el protocolo de Macri: “Nos movilizamos para exigir la reincorporación inmediata de todos los trabajadores. El protocolo antipiquete es un ataque a los derechos de todos los trabajadores. En Trata de Personas seguimos todavía los 14 despedidos, y fuimos los mismos trabajadores (junto con Violencia y el Complejo La Esperanza) los que estamos encabezando el reclamo”. Romina Espinoza, delegada de ATE SENAF agregó que las compañeras cuidadoras hospitalarias son el sector más precarizado dentro del Estado, a tal punto que cobran un subsidio de $1500 y no se las reconoce como trabajadoras del SENAF.

En los hospitales provinciales el paro se sintió fuerte. Cecilia Ibarra, delegada del Hospital Rawson e integrante de la Agrupación Marrón, contaba que en ese nosocomio el paro fue total. “Desde la Marrón nos parecía importante no hacer un paro folclórico, por eso propusimos a la conducción de la Agrupación Verde que nos movilizáramos y que las compañeras reincorporadas y los despedidos encabezaran la marcha, para demostrar al gobierno que no vamos a aceptar los despidos”.

Contra el vaciamiento

También se encontraban trabajadores del INTI, CONICET, CisPren y de la Secretaría de Agricultura Familiar. Diego Bellelli, delegado del INTI, declaró que también se manifestaban por el pase a planta permanente, ya que en esa repartición hay un 70% de contratados. En la Secretaría de Agricultura Familiar, según contaba una delegada, les dijeron que no pueden salir a trabajar porque no hay combustible para los vehículos. “Es como un vaciamiento el que están intentando al no darnos los elementos para trabajar. Nos tratan de ñoquis, pero son ellos los que no nos dejan trabajar. Marchamos porque empezaron los despidos en nuestra área, en Jujuy y Formosa. Tenemos que entender que no sólo defendemos los puestos de trabajo, sino al sector en el que trabajamos. Si a nosotros nos echan, los productores familiares van a desaparecer”, decía Adriana.

Por su parte, Fernando Aiziczon, investigador de CONICET, también rechazó el protocolo de seguridad y cuestionó a las conducciones sindicales: “Venimos porque son varias las demandas, pero centralmente para rechazar el protocolo que quiere regimentar la protesta. Tenemos que salir a la calle contra este protocolo que ya había intentado el gobierno de Cristina en 2014. Hay más de 20 mil despidos en el sector estatal mientras las Centrales sindicales están en una situación de espera, negociando por arriba. La paritaria docente es una incertidumbre. Nos estamos movilizando desde las bases, en el CONICET con asambleas porque hay recortes presupuestarios y posibles despidos”.

Trabajadores de La Mañana se movilizaron contra el cierre

Carina, delegada del Diario La Mañana de Córdoba, manifestó que vienen luchando por el no cierre del diario, “porque somos 60 familias que podemos quedar en la calle, por eso nos movilizamos acá con los compañeros de ATE. Nos deben salarios y aporte previsionales y de las obras sociales. Están vaciando el diario”.

La izquierda en la movilización

De la marcha participaron agrupaciones sociales y políticas de izquierda, entre ellos el PTS e Izquierda Socialista, ambos integrantes del Frente de Izquierda. Junto al PTS marcharon estudiantes de la Universidad Nacional de Córdoba y de Villa María y docentes. Noé Silbestein, delegado departamental de UEPC (Docentes) por la oposición clasista dijo: “Estamos acá marchando con los compañeros de ATE para enfrentar el protocolo de Bullrich y Macri y para exigir la inmediata reincorporación de los compañeros y compañeras despedidos. Esta manifestación expresa la voluntad de lucha de los trabajadores, mientras el resto de los sindicatos se niegan a enfrentar el ajuste, como los vemos con las conducciones docentes de CETERA y UEPC. Este es el primer ensayo para enfrentar la política del gobierno”.

Laura Vilches, legisladora del PTS-FIT declaró que “la contundente movilización de hoy en todo el país demuestra que los trabajadores y trabajadoras están dispuestos a enfrentar los despidos y no pagar los costos del ajuste. La reincorporación de las compañeras de Violencia Familiar demuestra que la lucha es el camino para pararle la mano al gobierno”. En referencia al protocolo que pretende implementar el gobierno contra las manifestaciones, Vilches afirmó: “el gobierno necesita hacer pasar un ajuste para garantizar los negocios de los grandes empresarios y por ello está dispuesto a reprimir, pero hoy se pudo comprobar que una resolución ministerial no puede avasallar un derecho constitucional. Los trabajadores y trabajadoras estatales de todo el país se manifestaron masivamente contra un artículo (el 194 del Código Penal) que viene desde la dictadura de Onganía. Este Protocolo de seguridad generó un amplio repudio de todo el arco político, excepto el Pro, respaldando la solicitada del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos que, con Adolfo Pérez Esquivel y las Abuelas de Plaza de Mayo a la cabeza, para condenar la medida del gobierno. Nosotros vamos a seguir peleando desde nuestras bancas y en las calles, defendiendo los derechos y los intereses de los trabajadores”.

La CGT Rodríguez Peña también marchó

Aunque no lo habían anunciado previamente, al final de la marcha se hicieron presentes Gabriel Suárez y Mauricio Saillen, secretarios generales de Luz y Fuerza y Surrbac (recolectores de residuos) respectivamente, junto a un grupo de afiliados. Suárez hizo referencia a las medidas del gobierno de Macri contra los trabajadores, como despidos y suspensiones, pero la solución que propuso fue un tibio “todos juntos unidos vamos a salir adelante, no hay diferencias entre nosotros”. Saillen por otro lado, saludó el paro de ATE y fue un poco más duro: “Acá vienen por más flexibilización, vienen por los trabajadores y sus familias, nos quieren llevar a la década del ‘90”, arengó.

Hay que recordar que ninguno de estos dos gremios ha realizado por el momento ninguna acción contundente para rechazar la “vuelta a los ´90” con la que se llenan la boca. Los trabajadores tienen que tomar este paro como un primer paso para un plan de lucha que enfrente el ajuste, los despidos y la represión.







Temas relacionados

Paro 24F   /    Protocolo antipiquetes    /    ATE   /    Ajuste   /    Despidos   /    Córdoba   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO