Sociedad

CÓRDOBA/PERSECUCIÓN POLICIAL

Córdoba: exigen se esclarezca la muerte de dos jóvenes tras persecución policial en Colonia Caroya

Eran perseguidos por un policía en moto tras haber cruzado un semáforo en rojo, los dos chicos y el efectivo chocaron contra un vehículo que iba circulando. Familiares piden conocer la verdad sobre lo sucedido y convocan a una marcha para el próximo lunes en Jesús María.

Luis Bel

@tumbacarnero

Jueves 13 de agosto | 16:03

"Hasta ahora lo único que han hecho es ensuciar sus nombres, pero de investigar y conocer la verdad, nada. Mi yerno no era un delincuente", relata conmovida la suegra de una de las víctimas del caso ocurrido en la noche del 19 de junio en la localidad cordobesa de Colonia Caroya, ubicada al norte de la capital.

Según diversos medios, Agustín Barrios, de 22 años, y Lautaro Guzmán, de 23, comenzaron a ser perseguidos por un policía motorizado luego de que cruzaran un semáforo en rojo. Las razones se desconocen, porque las pericias están demoradas y las familias poco y nada saben. El fiscal Monti, a cargo de la investigación, solo les ha dicho que la causa se encuentra en "secreto de sumario".

Los jóvenes iban en una Honda Titán (conducida por Lautaro, quien tiene una hija de 2 años) que terminó impactando contra un Ford Ka (al igual que el efectivo en moto, Juan Cano). Ambos pibes murieron de modo instantáneo, según asentaron fuentes médicas. El policía sufrió diversas quebraduras. Los ocupantes del auto, un hombre con su hija, resultaron ilesos.

A una semana del asesinato de Blas Correas en manos de la policía, en otra desmedida persecución que culminó con el joven de 17 años muerto, se conoce este caso que no tuvo demasiada trascendencia cuando ocurrió y fue caratulado de "accidente" por fuentes oficiales.

Lo cierto es que como sucedió en San José de Montes, en Provincia de Buenos Aires, adonde 4 adolescentes fueron asesinados en una feroz persecución policial; o el caso de Yamil Malizzia (16 años) en Río Tercero, quien terminó impactando contra un auto estacionado luego de que un móvil policial lo encerrara, y muchos otros casos; cada vez son más los asesinatos policiales en persecución. En ocasiones utilizando los patrulleros como armas, una modalidad que se utilizó durante la dictadura y que permite una mayor impunidad.

Te puede interesar: “Hoy Yamil cumpliría 18 años, pero no hay festejo posible: lo mató la Policía"

Rosa Guzmán (hermana de Lautaro) y Marina Gómez (suegra), siguen peregrinando por diferentes medios de la zona intentando que el caso se haga conocido rompiendo el círculo de silencio y complicidad, y buscando conocer la verdad. Acerca de cómo dos jóvenes terminan muertos por cruzar un semáforo en rojo. También quieren "limpiar" sus nombres, dice Marina, ya que como es costumbre, lo primero que se realiza desde el Estado es ensuciar a las víctimas, investigar a la familia y activar una especie de "protocolo de encubrimiento".

Te puede interesar: Cuarentena, represión y violencia policial en Córdoba: una política de Estado en la crisis

Ambas participarán hoy en la movilización que se realizará pidiendo justicia por Blas, adonde se sumaran familiares de muchos otros casos de gatillo fácil o víctimas de violencia policial e institucional. También invitan a una movilización que se realizará en la explanada del ferrocarril de Jesús María, este lunes 17 a las 18 horas. Ambas solicitan que quienes asistan cumplan las medidas sanitarias, distanciamiento social y el uso de barbijo.







Temas relacionados

Nueva normalidad   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Córdoba   /    Persecución policial   /    Brutalidad policial   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Córdoba   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO