Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Córdoba: de despedido a delegado en la ex-Valeo

El 23 de mayo se realizó la elección de delegados en la metalúrgica cordobesa. Luis Aguirre, quien fuera reinstalado en septiembre del año pasado, estuvo entre los elegidos.

Jueves 25 de mayo | Edición del día

El día 23 de mayo se realizó la elección de 6 delegados en la ex Valeo, metalúrgica cordobesa. Ganó entre los más votados el compañero Luis Aguirre, quien fuera reinstalado en septiembre del año pasado. Eso ocurrió como resultado de una medida cautelar dictada por la Justicia Nacional del Trabajo, por acciones iniciadas por el Ce.Pro.D.H., por despidos discriminatorios antisindicales a todo el activismo posterior a la gran lucha del 2014, donde los trabajadores llevaron a cabo 18 días de toma de fábrica.

La Izquierda Diario dialogó con Luis Aguirre y Leticia Celli, su abogada:

¿Cómo fue el proceso de estar despedido a ser hoy delegado?

Luis: Bueno el proceso de ser despedido a ser reinstalado y hoy ser delegado fue un proceso duro. Uno se siente disminuido al haber perdido la fuente de trabajo. De un día para el otro, uno tiene que ir y decirle a su familia que lo que tenía para hacerse el pan ya no lo tiene más. Hay que salir a renegar, buscar otro trabajo para el que lo puede conseguir. Porque hoy por hoy está muy difícil. En mi caso pase por varios trabajos en este tiempo.

La decisión de tener que volver a la empresa cuando me reinstalaron, no fue fácil. Porqué te echaron como un perro, los problemas que eso te ocasiona Económicamente, familiarmente…te sentís mal. En ese proceso tenés que decidir al momento de buscar un abogado, de lo que te plantean los abogados hacer.

En mi caso mis abogados Leticia Celli y Sergio Castro, del Ce.Pro.D.H. y el PTS, nos plantearon de ver cómo lograr reinstalaciones, por discriminación gremial. Fue un proceso duro, pero hubo un trabajo impecable de los abogados. No solo de ellos, sino de un grupo de personas que te apoyan en todo momento, la izquierda(los "zurditos" como dice despectivamente la burocracia) pero en definitiva son los que te acompañan y te hacen entender que vos podes dejar de ser un número más, levantar la cabeza y reivindicar tu posición como trabajador al volver a la fábrica.
También hubo un importante apoyo de los compañeros despedidos. Fuimos 35 en un primero momento y todavía hoy 14 seguimos con procesos similares al mío.

La vuelta de la fábrica también cuesta mucho. Pero una vez que entré, empecé a ver también que podía trabajar para acompañar a la gente, tratar de solucionar algunos problemas y mantener una lucha, que si se quiere puede llegar a ser un trabajo muy tedioso. Al postularme como delegado pensé que pueden empezar a cambiarse algunas cosas, para que esto que me paso a mí no le ocurra a otro.

Por eso me postulé. Salí tercero en las elecciones y es mi primera experiencia como delegado. Va a ser un camino duro pero iré aprendiendo de a poco, teniendo en cuenta lo bueno y lo malo de los cuerpos de delegados anteriores, y escuchando mucho, sugerencias y críticas de toda la gente que te rodea. Vamos a ver cómo transcurre esto, a ver si podemos lograr algún beneficio o, por lo menos como dije antes, que lo que me ocurrió a mí no le pase a otro. Y desde adentro luchar para que los compañeros que están en este mismo proceso que yo puedan ser reinstalados también, puedan volver a su puesto de trabajo y llevar el alimento a su casa.

Leticia: Luis es uno de los tres despedidos reinstalados el año pasado luego de que iniciaramos juicios en 2015. Esas reinstalaciones, luego de un gran golpe contra la organización de los trabajadores en la fábrica a fines de 2014 (con casi 100 despidos) vinieron a dar fuerzas para seguir luchando. O por lo menos, para empezar a levantar la cabeza en una fábrica que había sido vanguardia de lucha y en su organización dentro de la UOM de Córdoba. Precisamente por eso, allí se consiguieron conquistas que no tienen otras plantas.

Evidentemente la política que venía teniendo la patronal luego del 2014, poniendo una nueva gerente de Recursos Humanos que actúa con mano dura (tiene en su currículum haber dirigido despidos masivos en otras fábricas), tratando de barrer con todo atisbo de organización y lucha, no le viene saliendo. Porqué los trabajadores, con sus traspiés y caídas, no se resignan a perder todo.

Lo que sí queda claro de esta elección es que los candidatos a delegados que responden a la empresa perdieron. Queda un cuerpo de delegados heterogéneo, y la posibilidad de que se exprese el sector más combativo que quedó en la fábrica. Con posibilidades de pelearla y mostrar algo distinto, justo en tiempos en que la UOM, a pesar de las poses actuales de pedir más de aumento en paritaria, viene dejando pasar despidos y suspensiones a diestra y siniestra.

Sólo en aquellos lugares donde los trabajadores se plantan, como en la WEG, se muestra que se puede parar la mano a las patronales. Por eso el de Luis es un gran ejemplo, de un sector que hace casi 3 años echaron para barrer lo más combativo de la Valeo. Un ejemplo de alguien que la siguió peleando fuera de la fábrica por casi dos años Hoy está trabajando de nuevo y fue elegido como nuevo delegado. Se demuestra que se puede pelear y enfrentar a las patronales.

Como abogados del CeProDH y el PTS, como siempre, nos ponemos a disposición para dar esas peleas, junto a los trabajadores.








Temas relacionados

Valeo   /    CeProDH   /    Córdoba   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO