Mundo Obrero

CÓRDOBA / PARITARIAS

Córdoba: aumento salarial de estatales será menor que el de la tarifa de luz

Jueves 28 de diciembre de 2017 | Edición del día

El acuerdo consiste en un incremento salarial del 11% para todo 2018, y el aumento se parcela en un incremento del 5% en enero y 6% para el cuatrimestre que va de mayo a agosto. Para el tercer cuatrimestre del año, el aumento se regiría por una cláusula gatillo mensual si lo acordado es superado por la inflación.

La estimación para el acuerdo rubricada por el legislador oficialista, Pihen, es inferior a incremento previsto para la tarifa de EPEC (en febrero habrá otra suba no inferior al 13 %, motivada en un nuevo ajuste del costo de la energía nacional).

De ambos lados del mostrador, Pepe Pihen, legislador oficialista y a su vez burócrata de la CGT, no dudó en adelantarse a los otros gremios en la firma de los acuerdos paritarios, para tratar de imponer, junto al gobierno local (su patrón y a la vez socio político, Schiaretti) una paritaria a la baja hacia el conjunto de los empleados estatales.

Este gesto de servilidad no es casual ni viene solo: la contrapartida por estos servicios prestados al gobernador son devueltos con la votación de una ley en la Unicameral para llamar a concurso y pase a planta permanente de 4800 empleados estatales.

Los sordos ruidos del debate previsional

El trasfondo de este toma y daca entre gobernador y sindicalista es la reforma jubilatoria (a la que seguirá en febrero o marzo la laboral) rechazada por el 70% de la población en nuestro país y de la que Córdoba no es ajena. El silencio cómplice con el ataque a los jubilados de la CGT local y nacional tuvo consecuencias al interior de las conducciones gremiales cuyo máximo representante fue abucheado en la movilización local tímidamente convocada el jueves 14 de diciembre, día en que el Congreso intentaría su fallida sesión para aprobar esta primera ley de ajuste.

La historia de los días siguientes es por todos y todas conocido: Los gobernadores, con Schiaretti haciendo punta, garantizaban que sus legisladores no sólo dieran el quórum para sesionar en el Congreso, sino que explicitaban de antemano el acompañamiento a la reforma previsional para “honrar” el Pacto Fiscal rubricado por Cambiemos y Unión por Córdoba días antes en la Unicameral cordobesa. El legislador Pihen, integrante del bloque del oficialismo provincial, trataba de zafar del escarnio con el testimonial voto en contra del Pacto Fiscal, pero con la aprobación a mano alzada de un presupuesto que pautaba una suba salarial del 12% para los empleados públicos.

El Gobernador de Córdoba, secundado por el Secretario General de la CGT, expresan disposición a resignar y aplaudir el ajuste de Cambiemos en pos de ocupar el podio de la obsecuencia que lo aproxima a ser el mejor interlocutor peronista que puedan consultar los CEOs del gobierno nacional.

Los cacerolazos de la noche del lunes 18 y la represión en la Plaza de los Dos Congresos, hicieron sentir la bronca por el ataque a los jubilados y la inacción de las centrales sindicales para frenar el saqueo a sus bolsillos. La mañana del miércoles Pihen respondía con el anuncio del cierre de la paritaria que incluye entre sus cláusulas el llamado a concurso para pase a planta permanente de 4800 trabajadores estatales.

Un pase a planta a medida de la burocracia y el gobierno

Sin embargo, esta ley (10512) que en apariencia consagra un derecho que debería estar garantizado, tal lo expresó durante el debate la Legisladora Laura Vilches “es un derecho de todo trabajador pasar a planta permanente, tal como lo garantizan las leyes nacionales en el sector privado a partir de los tres meses y, en el sector público a partir de los seis meses”, por otro lado, cercena los derechos de los opositores a la conducción del gremio, muchos de los cuales tienen sumarios administrativos y hasta causas judiciales armadas contra los sectores combativos.

La ley 10512 continúa con requisitos discriminatorios, puesto que exige al agente que se presente a concursar “no estar bajo sumario” (artículo 3º inciso f). Esta disposición equivale a expresar que solo los empleados “bien vistos” por el SEP podrán acceder a su derecho de quedar en planta permanente. Quienes no sean amigables serán pasibles de “sumarios” por cualquier causa. Los legisladores del Frente de Izquierda y los trabajadores, aprobaron en general la normativa y rechazaron los incisos que legalizan una práctica criminalizadora de la oposición política en los sindicatos, así como limitan un derecho adquirido como el pase a planta permanente sin mas límite de tiempo que el que preveé la ley provincial que regula el empleo público (pase a planta a partir del sexto mes de contrato).

Paritaria SEP y la oportunidad nacional de Schiaretti

Tras la firma de la paritaria entre el Gobierno de Córdoba y el SEP, el gobernador de Córdoba (con ayuda de su sindicalista amigo) se perfila ante el establishment del gobierno nacional como el interlocutor peronista por excelencia, “haciendo bien los deberes” y entregando los derechos de los trabajadores activos y pasivos de nuestra provincia. Ha demostrado cumplir y esforzarse en presentar más y mejores logros que incrementen el saqueo a los jubilados. Primero lo hizo cuando logró el 76% móvil al finalizar el año 2015. Luego a través del Pacto con el Gobierno Nacional en el que se perpetró la Reforma Jubilatoria del 19 de Diciembre de 2017.

Es de esperar que estas medidas sigan generando bronca entre los trabajadores que vienen de una experiencia de casi 20 años con los gobiernos de Unión por Córdoba y los gremialistas igualmente añejados en sus sillones. A esa experiencia se suma el rápido descontento que genera el “gobierno del cambio” a favor de los grandes empresarios.

La izquierda, desde sus bancas legislativas, en las fábricas y los lugares de trabajo, despliega un trabajo paciente para que las conclusiones de esos sectores apunten hacia el camino de poner en pie un gobierno de los propios trabajadores en defensa de sus intereses. La tarea de sacarse de encima a los sindicalistas traidores como el jefe de la CGT local y sus aliados, es igual de imprescindible.







Temas relacionados

José Pihen   /    Juan Schiaretti   /    Laura Vilches   /    SEP   /    Paritarias   /    Córdoba   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO