Mundo Obrero Chile

DESPIDOS

Continúan los despidos antisindicales en el Puerto de Arica

Este 26 de diciembre se llevara a cabo el juicio en defensa del trabajador Leonel Villalobos despedido injustificadamente por ULTRAPORT el pasado mayo del 2017. Esta no es una práctica nueva para esta empresa perteneciente al holding ULTRAMAR que maneja gran parte de los puertos a lo largo de Chile y cuyo dueño es la familia Von Appen.

Sábado 23 de diciembre de 2017

Las condiciones de sobre-explotación que se vive en los puertos se hacen evidentes, con gran porcentaje de trabajadores “eventuales” quienes no cuentan con contrato, por lo que no gozan de los derechos a indemnización, cotización en salud, previsión ni vacaciones. Paradójicamente a pesar de ser “eventuales” terminan realizando desde 30 e incluso 35 turnos al mes y en ocasiones realizando más de un turno por día, trabajando décadas bajo este régimen laboral.

Es por todo esto que en el año 2005 se conformó el Sindicato Unificado de Trabajadores Portuarios Eventuales del Puerto de Arica (SUTRAPEVA). Este sindicato combativo ha recibido grandes golpes por parte de la patronal, como el despido de dos de sus dirigentes a lo largo de su historia, su primer presidente Luis Rosende despedido en 2008 y Francisco Caica, presidente del sindicato despedido en 2016. El sindicato SUTRAPEVA adhiere a la Unión Portuaria de Chile, la cual ha protagonizado grandes luchas paralizando los puertos del país por reivindicaciones laborales, es por esto que es evidente que estos despidos son un clara forma de amedrentamiento a la autonomía sindical en el puerto de Arica, despidiendo a trabajadores por participación en huelgas y sanciones por afiliarse al sindicato, que se posiciona paralelamente al otro sindicato dirigido por la burocracia sindical de la COTRAPORCHI.

Ver Nota Relacionada Aquí!: Los Von Appen, los puertos y la corrupción

El caso de Caica junto a otro trabajador despedido, Daimon Alzamora, defendidos por el abogado Pedro Sagardia, demandaron en agosto de 2016 por estos despidos lesivo de derechos fundamentales y antisindicales, sin embargo, el juez rechazó la calificación de despido antisindical y lesivo, pero calificó como despido incausado y ordenó el pago de las indemnizaciones legales, por sentencia dictada por el juez Gonzalo Brignardello en el Juzgado del Trabajo de Arica, que reconoció que se debía indemnizar los años de servicios y vacaciones, posteriormente, dichos derechos reconocidos en sentencia fueron anulados por la Corte de Apelaciones de Arica. De esta manera se acude a la Corte Suprema de Unificación de Jurisprudencia, la cual ratifica el fallo en contra de los trabajadores, negándoles sus derechos, aludiendo que no se reunían los requisitos necesarios para hacer uso de este recurso. El sindicato a la raíz de los sucesos mencionados mostró completo apoyo a sus afiliados y compañeros, declarando que se debe seguir apelando para que los trabajadores reciban lo que merecen, por lo que se llevaran estos casos a la OIT y a la Corte Internacional de DDHH y al Tribunal Constitucional por violación a los DDHH.

A pesar de todas las trabas que ponen los mecanismos de la legalidad burguesa, que sólo se esmeran en proteger los intereses de los empresarios, hoy se sigue la incansable lucha para que el trabajador Leonel Villalobos, también despedido injustificadamente. Es por esto que este martes 26 de Diciembre desde las 09.00 hrs se realizará el juicio público de Villalobos en el Juzgado del Trabajo de Arica, ubicado en calle Juan Noé con Blanco Encalada, primer piso del edificio de Juzgados civiles, quedando abierta la invitación a todos los trabajadores y organizaciones de izquierda para asistir y mostrar solidaridad con los trabajadores despedidos.

No es algo nuevo lo que vemos hoy. Son otra vez las patronales respaldadas por los sindicatos dirigidos por la burocracia que están detrás de esta persecución a todos aquellos que pretendan denunciar las prácticas arbitrarias. Porque no les basta con robarles la vida a los trabajadores con jornadas extensas de trabajo en situaciones precarias, poniendo en riesgo su vida a costa de aumentar sus ganancias. Tampoco les basta con consumir la vida de los trabajadores día a día, privándolos de más tiempo con sus familias, esto deja en evidencia que a los empresarios sólo les importa aumentar sus ganancias.

Si bien la lucha dentro de la justicia burguesa está limitada, actualmente se hace necesaria utilizarla para cumplir los derechos mínimos de los trabajadores. Pero para la real justicia de la clase trabajadora es necesario la unidad de los trabajadores en sindicados independientes de la burocracia sindical pro-patronal.

¡PASO A PLANTA A TODOS LOS TRABAJADORES EVENTUALES DE LOS PUERTOS DE CHILE!
¡ESTATIZACIÓN DE LOS PUERTOS BAJO GESTIÓN DE SUS TRABAJADORES Y EL PUEBLO!!
¡VIVA LA UNIDAD DE LOS TRABAJADORES PORTUARIOS!






Temas relacionados

Desde la fábrica   /   Mundo Obrero Chile   /   Puerto    /   Despidos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO