Continua el ajuste contra los trabajadores: el boleto montevideano sube a $28

Los argumentos de los jerarcas. El problema de la paramétrica, los salarios, y la ganancia de Salgado. Crece el malestar entre los trabajadores, y se convoca a marchar a través de las redes sociales.

Viernes 4 de marzo | Edición del día

La IMM anunció el aumento del boleto urbano para este sábado, de 26 pesos a 28 pesos. En una carrera imparable el boleto aumentó al doble de su precio en 2008 que estaba a 14 pesos. Las excusas aducidas son la caída de las ventas en 2015, el miserable aumento salarial de 3, 75% para los trabajadores del transporte, la inflación y el aumento de los costos en insumos. Esto último lo que esconde es el precio de los combustibles para sostener el déficit de ANCAP y la suba del dólar.

Este aumento se suma al incremento del boleto del transporte suburbano e interdepartamental en febrero.

Cínicamente el municipio argumenta que es para garantizar "subsidios para estudiantes, jubilados y para equilibrar la tarifa del boleto común". Pero estas subas constantes no han hecho nada para mejorar un sistema de transporte totalmente ineficiente, que amontona a los usuarios como ganado en las horas picos y mantiene frecuencias y horarios de pesadilla para muchas de sus líneas. Un sistema que está para subsidiar y mantener prácticamente un monopolio privado de una de las principales empresas como lo es Cutcsa, cuyo presidente Juan Salgado es un íntimo allegado del presidente Tabaré Vázquez. En números, más de 600 millones de pesos aportados por la IMM y más de 850 millones de pesos aportados por el Ministerio de Economía ¿Dónde está todo ese dinero quitado del bolsillo de los trabajadores a través de los impuestos municipales y nacionales?

Esta medida impopular, se suma al "tarifazo" de los servicios públicos implementado este verano por el gobierno, forma indirecta de recaudar a costa del bolsillo obrero, el anuncio del presidente Vázquez en torno a las negociaciones salariales de mantenerlas en los términos del 2015, la devaluación (15 meses de alza acumulado en 36,3%) y la inflación (acumulada en 12 meses del 10,23%).

Mientras los políticos que gozan de sus grandes sueldos y toman estas medidas contra la gran mayoría del pueblo que no alcanza a tener ingresos que alcancen la canasta básica. A esta altura no deberían haber más excusas para que el PIT-CNT tome medidas para enfrentar este ajuste. En vez de paños fríos, como el próximo paro de 4 horas, la clase trabajadora necesita organizarse y discutir desde las bases un plan de lucha para detener este ataque al bolsillo de los trabajadores y sectores populares. Que haya un control de los trabajadores y usuarios y se abran los libros de contabilidad de estas empresas subsidiadas que enciman nos brindan un servicio lamentable.

A horas de conocida la noticia el malestar social no se hizo esperar y se fue extendiendo. Se creó una convocatoria vía Facebook a traves del grupo "NO a la SUBA del BOLETO en Uruguay", que ya tiene más de 77 mil invitados, y 7 mil asistentes confirmados, para una concentración el próximo 11 de marzo en la Explanada Municipal, en protesta contra la suba del precio del transporte.

Es una gran oportunidad para que los trabajadores, los sectores populares, y la izquierda seamos miles para pararle la mano a Martínez, Tabaré Vázquez, y Salgado, y poner sobre la mesa la necesidad de la estatización bajo el control de trabajadores y usuarios de todo el transporte público, y por un boleto de acceso popular.




Temas relacionados

Uruguay   /    Frente Amplio   /    Montevideo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO