Sociedad

TRABAJANDO DURO

Construyendo el escenario de la FIL de Guadalajara

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2017 está por arrancar y en el lugar de la sede se trabaja a marchas forzadas para garantizar el alojamiento de los miles de expositores y visitantes. Aquí una pequeña muestra de los hombres y mujeres que la hacen posible.

Sábado 25 de noviembre | 15:17

1 / 1

Luego de 31 años se ha convertido en la reunión editorial más importante de Iberoamérica con importante repercusión cultural. Fundada por la Universidad de Guadalajara, es una feria para profesionales donde el público es bienvenido.

De esta manera el público tendrá acceso a la misma los días 25 y 26 de noviembre, restringiéndose tres días, del 27 al 29 de noviembre al aspecto comercial entre editoriales, distribuidores y vendedores de libros. El público podrá regresar los días 30 de noviembre y los 1, 2, y 3 de diciembre.

De entre las actividades culturales cada año se considera a una ciudad o país como invitado especial. Este año le corresponde a Madrid. Ese Madrid a quien hemos estado ligados por siglos. Ese Madrid históricamente opresor, no sólo por el periodo colonial de expoliación a los pueblos latinoamericanos, también por la persecusión que lleva a cabo contra los apocados jefes de las fuerzas políticas independentistas en Catalunya. Un invitado incómodo.

Pero detrás de este acontecimiento estelar en la capital tapatía, están las manos invisibles de los trabajadores que hacen posible el espectacular evento. Sin las prestaciones adecuadas, pues el trabajo que realizan es informal. Como algunos nos dijeron, sin poder descansar lo suficiente porque llevan tres montajes de eventos consecutivos, un mes sin descanso. Tenemos que encontrar la manera de organizarnos, por oficio, mínimamente para pelear por la contratación y sindicalización, para defendernos mejor de la explotación y precarización laboral que existe detrás de las luces de la gran Feria.






Temas relacionados

Expolio cultural   /   FIL Guadalajara 2017   /   Precarización laboral   /   industria editorial   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO