Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

“Construir para defender los derechos de los trabajadores”

Entrevistamos a Alfredo Fernández Oro, trabajador del Ministerio de Trabajo y referente de ATE Trabajo acerca de las últimas elecciones de junta interna.

Domingo 11 de diciembre de 2016 | 01:18

Estamos a días de finalizada la elección para delegados y Junta interna del Ministerio de Trabajo. Contame como ves ese proceso a la luz de lo que es la historia de ATE dentro del Ministerio

  •  El proceso ha sido de nueve años, yo vengo de un tiempo anterior un poco largo con Olga y otros compañeros. Se ganó en los lugares en que la construcción era más sólida. Ahora bueno, el edificio de Callao tiene una construcción de menos años en comparación a los edificios, principalmente, de Alem y Alsina. De hecho, yo estoy en callao hace solo dos años.

    Estás hace bastante tiempo y has pasado varias elecciones de ATE. ¿Qué te parece que fue lo más significativo o lo más particular de estas elecciones del 2016?

  •  Yo creo que fue una gran elección de junta. Pero lo destacable, a mi modo de ver, es que se forjó un cuerpo de delegados con overol. Que ha crecido como activista a través de los conflictos, y eso es mucho más que valorable.

    Hace cuánto que estas en el Ministerio de Trabajo

  •  Hace cuarenta y dos años.

    Y repasando un poco como fue la historia de ATE en el Ministerio y de los gremios en general contanos un poco como ha sido el proceso en lo que te tocó vivir a vos.

  •  Esto no habla muy bien de mi, pero al ingresar al ministerio, te acercan la ficha de UPCN. En ese momento, éramos un grupo de chicos que cuando venían gente de otras agrupaciones que no respondían a Candore o Rodríguez, bajábamos a solidarizarnos. Hasta que un día nos pusieron los puntos, diciéndonos: “No muchachos. Si no son de nuestra línea los compañeros, no hay que solidarizarse”. Tratamos de hacer una nueva lista, la cual como te imaginarás, no prosperó. Así que comenzamos a agruparnos treinta locos y una noche le llevamos nuestras afiliaciones a ATE y nos recibió el Turco Germán (Germán Abdala). Mis ideas a través de tanto tiempo... me acercan mucho a la izquierda, pero una de las cosas que no he dejado de ser, por el pluralismo, y que me reconozco ante mis compañeros, y quiero que se me respete, soy Germanista a muerte. Yo viví un momento en que en el gremio convivían distintas agrupaciones y pensamientos políticos en la seccional. Y viví como el Turco parió la CTA, con pensamientos muy cercanos al Gringo Tosco, porque mucho le ponen el cartel de neón al Tano, pero fue Germán el fundador. Hay un compañero que siempre nos encontramos en las marchas que toca el redoblante, Carlitos, que tuve la alegría de cruzármelo en el acto de Atlanta del FIT y nos estrechamos en un fuerte abrazo. Él cuenta, quien fue compañero de Germán en la Secretaría de Minería, que cuando el Turco se ponía a hablar (teniendo tan solo 18 años) en el hall central a los pocos minutos lo rodeaban mínimo cincuenta personas. Y en eso me fue formando. Fui verde, y nos acercamos a los trabajadores precarizados, que en su momento fue a través de dos compañeros históricos: María Fermín y Oscar Daunes. Nos reuníamos en un espacio que nos habían prestado del servicio médico en el subsuelo del ministerio con varios compañeros que no los quiero nombrar, por miedo a que se me escape alguno, empezando a formar eso, sin importarnos ser furgón de cola del otro sindicato. Estando del lado de los compañeros, luchando por sus reivindicaciones. Fallecido Germán, algunos compañeros tomamos el camino de la construcción de la Granate, esto marca el inicio de la decadencia del gremio. Llegando a este tiempo, en el sector que estoy actualmente (Callao) estamos haciendo una buena construcción, que si bien no nos alcanzó para ganar las elecciones del sector por algunos votos, logramos el reconocimiento de muchos compañeros del edificio, que se referencian con nuestro modelo gremial con pluralidad de ideas, construcción desde las bases y mandato de asambleas. Que contrarrestaron el malestar que tenía años atrás en que me alejé de la construcción de ATE en el Ministerio de trabajo, por defender mis ideales.

    En un momento, me llamaron, junto a Olga, desde la agrupación “Empieza por casa” para mi orgullo, porque ya estaba casi afuera del gremialismo y me hicieron encontrar el espacio que después fue la Blanca y Negra.

    Contame entonces cuál es la realidad del sector, cómo se fue construyendo en el edificio de Callao, con la complicación de estar lejos de los edificios centrales del ministerio y como se plasmó eso en las elecciones.

  •  Esto empieza hace un poquito más de dos años con Fer, un compañero que vino desde Alem, para hacerse cargo del edificio. Y orgullo de los laburantes de servicios generales, que pudieron participar de los concursos, y así, el material humano del taller se visualizó. Después como siempre viene un desgaste porque no son las mismas realidades que en Alem. En este sector, se ve la puja mensual por las horas extras, las cuestiones asociadas a las contrataciones de art 9, la renovación de la planta transitoria, y las condiciones edilicias. Viniendo más para acá, se sumó a la construcción nuestra compañera Julia (laburante en este sector de hace más de 10 años) en la primera elección, ingresando en un sector patrimonio de UPCN. Con el correr del tiempo y nuestro acercamiento a los compañeros, sentimos una referencia y ahora pasamos, y no solo nos escuchan, sino que nos comparten la problemática de su sectores de laburo. Ya en 2016, con esta nueva gestión y los despidos masivos en el estado, primero asistencia técnica y luego art.9, creció la figura de Leandro como referente, elegido como delegado de asamblea en su sector.

    Ahí fue cuando se empezaron a hacer asambleas en el sector de Sistemas que es donde estaban la mayor parte de los compañeros de asistencia técnica, ¿no?

  •  Correcto, los asistentes técnico del sector de sistemas que fueron despedidos en enero, sin previo aviso ya que su modalidad era muy precaria. Ellos eran contratados por un convenio entre el Ministerio de Trabajo y la Universidad de La Matanza. La junta venía desde Alem en apoyo a estos compañeros. Después en Marzo se dio la segunda tanda de despidos masivos que incluía a compañeros articulo 9 y PNUD. Logrando hacer asambleas en Callao, hecho no menor, ya que en este edificio con personal de muchos años de servicio y poco reconocimiento administrativo se vio un nivel de participación muy importante. Se realizaron cinco asambleas, dos ruidazos, acompañados por los compañeros del Sitmma, para quienes sómos una fuerte referencia. Desde ese momento se hizo habitual realizar pasadas por el edificio para mantener informado a cada uno de los trabajadores. Con este modo de trabajar, llegaron las elecciones, que sabíamos que iban a ser muy reñidas. La otra lista no representa nuestro mismo modelo gremial desde las bases, y muchos compañeros se vieron alentados por sus ideas políticas. Me hace gracia porque ellos reclamaban una lista de unidad, y siempre que pude se los dije, que la nuestra es una lista de unidad. Tenemos cumpas de izquierda, cumpas independientes, tenemos cumpas de otras extracciones políticas, y querían sumarse a esta unidad en la cual no estaba muy de acuerdo, y sobre todo en Callao. Esta pluralidad los asustaba un poco. Por otro lado, no habían activado acá en Callao en todo este tiempo, tengo un compañero que se llama Juan, de la otra lista, que lo valoro y respeto mucho, pero hace años que no participa.

    O sea que había dos sectores en Callao, un sector más conservador de afiliados con poca participación y durante todo este tiempo se fue desarrollando un sector de activismo al calor de las asambleas que se fueron dando este año.

  •  Totalmente, sumado a eso han venido las chicas de la comisión de despedidos que han hecho sus pasadas, mucha gente que se solidarizaba con ellas, mucha gente que sabía lo que estaba pasando en Alem. En esos dos sectores, que vos decís, primó para mi modo de ver, lo más conservador pero la construcción sigue adelante, del lado del delegado, del lado de junta, del lado de activista yo no conozco otra manera de hacerlo. Y con dos compañeros que realmente me acompañaron de lujo como Leandro y Julia.

    Hay una historia acá en Callao que fue donde se consiguió el primer aula de ATE trabajo. Contanos un poco como fue esa historia.

  •  Lo mejor fue haber conseguido el primer egresado del programa de finalización de estudios secundarios que la junta de ATE trabajo desarrolló para los compañeros del ministerio y de maestranza. Se laburó mucho con el aula de terminalidad educativa, veniendo el proyecto desde Alem con dos compañeras como Silvana y Guadalupe, un lujo en eso y acá los acompañamos. Tuvimos varios compañeros que se engancharon. Un compañero de 59 años pudimos convencer y le faltan ahora dos o tres materias para recibirse, ese es un orgullo personal. Estuvo Néstor, un compañero de maestranza, que fue el primero que se recibió. El aula la peleamos, la peleamos con todos, conseguimos un espacio grande, conseguimos los pupitres, a pulmón. Creo que en Callao es histórico eso.





    Temas relacionados

    ATE   /    Ministerio de Trabajo   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO