Política Estado Español

POBREZA ENERGÉTICA

Consejos prácticos de Gas Natural Fenosa para no morirte de frío

La compañía eléctrica impulsa 77 medidas para mejorar las condiciones energéticas. Mientras, sigue incrementando sus beneficios milmillonarios y cortando el suministro a miles de hogares.

Arsen Sabaté

Barcelona | @ArsenSabate

Jueves 25 de enero | 15:51

Cocinar utilizando ollas a presión para reducir un 80% el consumo energético o configurar la temperatura de tu frigorífico entre los 5º y 7º y la del congelador a -18º para reducir un 5%. Olé, ahí lo dejo. Y es que recientemente la Fundación Gas Natural Fenosa ha presentado la guía básica para la supervivencia y no morirse de frio en invierno para “dummies”.

Esta semana Jordi Bernal, periodista de eldiario.es publicaba un artículo en el que relataba un serie de “consejos prácticos” para “ahorrar de media casi 300 euros anuales, el 27% de la factura de gas y electricidad, con sencillos cambios en los usos y costumbres y con la mejora del equipamiento energético”. Todo ello, extraído del estudio elaborado por la Fundación GasNatural Fenosa del que Bernal da cuenta de que “el potencial de ahorro de las familias se sitúa en torno a los 5.350 millones de euros al año”.

El estudio en concreto, presentado a finales de 2017, se centra en el libro ’Rehabilitación exprés para hogares vulnerables. Soluciones de bajo coste’, escrito por la arquitecta Margarita de Luxán. Un volumen que pretende “proporcionar soluciones económicas de aplicación rápida y sencilla en viviendas habitadas por familias en situación de vulnerabilidad energética”, según señala el propio informe.

Y es que además de los dos consejos prácticos descritos más arriba, el informe de la Fundación Gas Natural propone 77 medidas “para mejorar las condiciones de los hogares vulnerables”. Veamos algunas ideas del kit básico para la supervivencia.

Las medidas pasan desde la colocación de alfombras o aplicar pinturas aislantes, hasta la instalación de persianas o vidrios y aislamientos en muros. Otras premisas de Gas Natural para prevenir situaciones de vulnerabilidad energética son ajustar el termostato del aire acondicionado a una temperatura de entre 24 y 26 grados o reducir la temperatura de la lavadora de 40 ºC a 15ºC, ya que disminuye el consumo de energía a la mitad. Anótenlo, pobres del mundo, porque su bienestar depende de estos consejos.

Bernal termina la sesión de “bricomanía para muertos de frío” explicando que siguiendo estas indicaciones se puede ahorrar “entre 300 y 650 euros anuales” en la factura. Eso sí, “en función de aquellas que se adopten y del clima de la ciudad”. Sin duda, consejos indispensables para los miles de hogares que sufren la pobreza energética y ven cortado el servicio de luz o gas.

Si bien, este invierno no está siendo por el momento tan duro como el anterior, el recibo del gas se ha incrementado un 6,2% de media este mes de enero. Por su parte, la electricidad también ha sufrido un aumento del 2,5% en el primer mes de 2018, incremento que debe sumarse a la subida del 4,6% del pasado mes de diciembre. Todo ello, además, sin que el Gobierno del PP imponga medidas sancionadoras a las grandes empresas de servicios que hacen de la pobreza energética su “agosto”.

Sin duda, una de las principales funciones de cualquier gobierno capitalista es proteger los intereses de las grandes compañías. Solo hay que echar la vista atrás a lo sucedido el pasado invierno en plena ola de frio siberiana. El Gobierno del PP, con el apoyo de PSOE y C’s, evitó la comparecencia del presidente de Gas Natural para dar explicaciones sobre un corte de luz que acabó con la vida de una anciana en Reus.

Y es que, sin ir más lejos, las tres grandes empresas españolas del sector eléctrico, ganaron en 2016 un 18% más que en el año anterior y en 2012 amasaron más del doble que las compañías europeas. Y aun así, se permiten jactarse de los miles de hogares que padecen pobreza energética y que más que probablemente tengan el servicio de luz o agua cortados con un kit de supervivencia básico que no pasa de lo anecdótico.

Por su parte, el Gobierno permite el aumento meteórico del coste de los servicios, hasta más de un 50% tan solo en 2013. Mientras, más de 300.000 hogares ven interrumpido el servicio de agua o se corta la luz a más de un millón y medio de viviendas. Eso sin contar cuantas muertes más puede haber sin contabilizar por los cortes.

Las medidas eficaces pasan por imponer a las empresas que no puedan efectuar ningún corte, que bajen las tarifas y que planifiquen teniendo en cuenta las necesidades de los barrios pobres. Medidas que son diametralmente opuestas a sus intereses y a los de los gobiernos que los representan.

Por ello, la única salida realista a la especulación energética que se lucra con el bienestar de millones, es desarrollar una profunda movilización social para imponer la nacionalización de todas las grandes empresas eléctricas, bajo control de trabajadores y usuarios, y que los recursos energéticos estén puestos al servicio de la mayoría de la sociedad y no de las ganancias capitalistas.






Temas relacionados

Sector eléctrico   /   Política Estado Español   /   Servicios públicos   /   Multinacionales   /   Pobreza

Comentarios

DEJAR COMENTARIO