Internacional

BRASIL CRISIS POLÍTICA

Consejo de Ética de Diputados aprobó la impugnación del mandato de Eduardo Cunha

Después de varios debates y maniobras, la Comisión de Ética de Diputados aprobó el parecer favorable a la impugnación del mandato de Cunha, quien ya encontraba alejado de la presidencia de esa casa.

Miércoles 15 de junio | Edición del día

Después de ocho debates y maniobras varias, la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados aprobó el parecer favorable a la impugnación del mandato de Eduardo Cunha, quien ya se encontraba alejado de la presidencia de esa casa. Todavía caben recursos a la Comisión de Constitución y Justicia, así como la decisión final del plenario de la Cámara.

Eduardo Cunha, intransigente enemigo de los derechos de las mujeres y de la comunidad LGBT, estrecho aliado del actual gobierno golpista y de los intereses de los ricos y poderosos y vocero de diversas posiciones reaccionarias, sufrió una importante derrota. Por 11 votos a 9, el Consejo de Ética de la Cámara aprobó el informe favorable a la impugnación del diputado por haber omitido cuentas que posee en Suiza, por haber recibido coimas de Petrobras y por mentir con respecto a estos hechos.

Dos votos decisivos para la aprobación del informe aparecieron de última hora venidos del bloque del "gran centro", ala del congreso capitaneada por el propio Eduardo Cunha: la diputada Tia Eron y el diputado Wladimir Costa. Además de la presión de cunha por la absolución, estos diputados estaban presionados por parlamentarios de sus partidos que competirán por las prefecturas, como es el caso de Tia Eron, criticada por su correligionario Celso Russomano, candidato a la capital paulista.

Mientras Cunha sigue negándose esa acusación, sus aliados intentan maniobras para desviar o amenizar el proceso. Waldir Maranhão del PP, vicepresidente de la Cámara, determinó que las investigaciones contra Cunha se restrinjan a dos puntos: la omisión de las cuentas en Suiza y el haber mentido a la Comisión Parlamentaria de Investigación.

En defensa de Cunha, su abogado afirmó que su cliente no posee cuentas corrientes sino trusts, y que según él, la ley brasilera no exige ninguna declaración de renta para este tipo de negocio. La acusación afirma que la ley brasilera exige declaración y que tales cuentas sirvieron para el lavado de dinero de las coimas.

Las leyes para estos sujetos son cosas muy flexibles: se usan según sus intereses y hacen con ellas lo que quieren, como les sea conveniente en cada momento.

Cunha está acusado de varios otros casos de corrupción relacionados con empresas como OAS, Odebrecht y Furnas. Aun así su proceso, que duró ocho meses, se ganó el título del proceso más largo de la historia del Consejo de Ética de la Cámara. Solo perderá el mandato en caso que el plenario de la Cámara confirme el parecer del Consejo con el voto de al menos 257 de los 512 diputados.

Mientras caben aun muchas maniobras para Eduardo Cunha, la votación de hoy indica que la Cámara busca alinearse con otros sectores de la élite, como los medios, que hace ya bastante tiempo critican a cunha y, al igual que la Corte Suprema (STF) solo avanzó en las acciones y subió los decibeles después de haber logrado aprobar el impeachment en la casa por él presidida.

Esta decisión por parte del Consejo de Ética, en la que lo que menos se ve es ética, muestra también un intento de limpiar la escena del golpe institucional y de las múltiples acusaciones de corrupción que pesan sobre buena parte de los congresistas.




Temas relacionados

Eduardo Cunha   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO