Sociedad

CASO BARROS

Congregación marista pide perdón: al menos 18 casos de abusos en su colegio

En una carta, la congregación marista del Instituto Alonso de Ercilla pide perdón por los abusos cometidos a 12 sus ex alumnos. Una larga y sistemática historia de abusos asegura Isaac Givovich, una de las víctimas.

Raúl Gómez

Trabajador Atención Primaria de Salud

Sábado 24 de febrero

En el contexto de la visita de los enviados del Vaticano por la investigación del caso de encubrimiento del obispo Barros, la congregación marista del Instituto Alonso de Ercilla envió cartas de arrepentimiento a las víctmas de dicho establecimiento.

En el caso de Isaac Givovich, quien dio a conocer públicamente la misiva, los religiosos reconocen "con vergüenza que no cumplimos adecuadamente con nuestro rol de garantes y protectores de nuestros alumnos. También que en ocasiones hemos sido negligentes para reaccionar cuando hemos conocido de estos hechos mucho tiempo después”.

Givovich y ex-alumnos del instituto entregaron una carta al enviado de Francisco y arzobispo de Malta, Charles Scicluna, uno de los dos que está a cargo del caso Barros. La víctima, en T13 Radio, relató los horripilantes rituales en que eran violados: "Fui abusado en nombre de Dios. Había todo un ritual detrás del abuso... y posteriormente se agradecía. Y tu abusador agradecía a Dios haber pasado ese momento", contó.

Los abusos en este establecimiento y proporcionados por la hermandad marista datan desde loa años 70, de los 20 acusados la mitad ha fallecido en total impunidad y son más de 18 casos que se denuncian. No basta con muestras formales de arrepentimiento para una práctica sistemática de la iglesia, se debe exigir justicia para las víctimas y erradicar la educación a cargo del personal religioso con una totalmente laica y no marcada por las actuales represiones y abusos de la iglesia en contra de sus alumnos.






Temas relacionados

Abusos sexuales   /   Pedofilia   /   Iglesia Católica   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO