Géneros y Sexualidades

ACTUALIDAD

Confesión de Morales: la "familia importante" que quería adoptar al recién nacido era la de Stornelli

El gobernador volvió sobre las declaraciones que realizó cuando se sometió a una cesárea a la nena de 12 años violada y embarazada. La realidad que supera a la ficción.

Sol Bajar

@Sol_Bajar

Miércoles 6 de febrero | 12:20

El libro de Margaret Atwood, El cuento de la criada , pareció convertirse en una metáfora decidida de lo que pasó en Argentina durante el debate en el Congreso por el aborto legal, y la UCR-PRO fue una cantera de escenas y papeles que no pararon de sorprender hasta a su propia autora, demostrando que muchas veces la realidad supera a la ficción.

Este miércoles, en el que perfectamente podría ser parte de un nuevo capítulo para esa famosa novela, el gobernador de Jujuy Gerardo Morales dio una nueva muestra y aportó letra inspiradora para el cinismo y la impunidad que caracteriza a muchos de sus personajes.

En diálogo con De acá en más, el programa que conduce María O’donnell en Radio Metro, Morales aseguró que "el fiscal Stornelli expresó su voluntad de adoptar el bebé de la chica violada (si sobrevivía)". Fue en referencia a la maternidad forzada que impusieron en la provincia a una nena de 12 años violada y embarazada.

"De él hablaba cuando dije lo de ’familia importante’, pero eran sólo intenciones, no para modificar el registro (de adopción)", dijo en referencia al fiscal aliado del macrismo y a la política que impulsó junto a su ministro de Salud jujeño, a las autoridades del hospital donde la niña estuvo internada y a la justicia local, que actuaron mancomunadamente para impedir que se realice la interrupción del embarazo.

Las declaraciones de Morales, recordemos, tuvieron lugar en el marco de una reaccionaria campaña de presión que impulsaron con el apoyo de la diputada nacional Gabriela Burgos, también de la UCR-PRO, los grupos fundamentalistas vinculados a la jerarquía de la Iglesia.

A pesar del pedido que realizó la niña y su familia para que se garantice el aborto no punible, que protege desde 1921 el Código Penal, el pacto que promovieron todos estos sectores la obligó a ser mamá de una bebé que falleció a los pocos días, sin que se salvara ninguna vida. Por ese hecho, las organizaciones de mujeres jujeñas llamaron a movilizar nacionalmente y denunciaron penalmente a los funcionarios del gobierno.

Te puede interesar: Hubo marchas y actos en repudio en repudio al incumplimiento de la ILE en Jujuy

Fue en ese contexto que Morales sostuvo que una "importante familia" quería adoptar a la recién nacida, despertando críticas de diversos sectores. Es que, además de promover la maternidad forzada y de violentar los derechos de la niña, sus declaraciones promovían la violación de la actual Ley de Adopción, que no distingue entre "familias importantes" y "no importantes" para acoger a les niñes que no tienen hogar, y que no contempla tampoco -como pretenden los sectores más reaccionarios, del oficialismo y de la oposición del PJ- , la adopción como medida de respuesta al embarazo no deseado.

Te puede interesar: Diputado peronista de Jujuy: "No existía obligación de interrumpir embarazo"

No aclares que oscurece

"Lo que yo quise decir es que había una familia importante por lo conocida, no por el dinero. Y quise hacer hincapié en que había personas que estaban interesadas para adoptar a la beba. Una de ellas fue la del fiscal Stornelli, que manifestó su voluntad. Sólo eso", sostuvo el gobernador en tono "aclaratorio", y no tardó en despertar nuevas expresiones de rechazo.

Es que, como señaló la diputada jujeña Natalia Morales (PTS/FIT), sus dichos oscurecen más de lo que aclaran. Basta recordar, sino, que el Fiscal Carlos Stornelli, amigo de la familia Macri, ex ministro de Seguridad de la provincia bajo el gobierno de Daniel Scioli, y ex jefe de seguridad de Boca Juniors a instancias del presidente Macri, está involucrado en el negocio de las barras bravas y en la impunidad a los genocidas, que entre otras cosas promovieron la apropiación de bebés y el robo de la identidad de cientos de hijes de mujeres detenidas desaparecidas.

Las mujeres ya demostramos que no estamos dispuestas a convertirnos en "las criadas" de la novela de Margaret Atwood. En 2018, junto a la enorme marea verde que salió a las calles en todo el país, volvimos a demostrarlo al reclamar el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo, a no morir por la clandestinidad del aborto y a terminar con la intromisión de las instituciones religiosas que garantiza el Estado. Sin dudas, tenemos planteado hacerlo nuevamente de cara al próximo 8 de marzo, cuando se preparan movilizaciones en todo el país y en el mundo, para reclamar por este y otros postergados derechos.

Con esa perspectiva, este viernes a las 18 horas en CABA, en la Mutual Sentimiento, vamos a participar junto a la agrupación Pan y Rosas en la primera reunión de preparación de esa movilización, que entre otras cosas tiene el enorme desafío de hacer que la tierra tiemble verdaderamente para que no haya más pibas sometidas a los mandatos de la jerarquía de las iglesias y a los pactos reaccionarios que tejen los gobiernos de turno, las instituciones estatales y los partidos que sostienen a este régimen social, para imponer su doble moral sobre las vidas y los cuerpos de miles de ellas. No hay tiempo que perder. Se trata de la vida de millones de mujeres.

Te puede interesar: #NiñasNoMadres: el diario La Nación y su particular apología de la violación







Temas relacionados

Carlos Stornelli   /    #AbortoLegalEsVida   /    Adopción   /    Campaña Nacional por el Derecho al Aborto   /    Aborto legal, seguro y gratuito   /    Gerardo Morales   /    Aborto No Punible   /    Aborto   /    Jujuy   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO