Política Estado Español

DECLARACIÓN DE CLASE CONTRA CLASE

Condenar los brutales atentados de París y enfrentar el curso guerrerista y xenófobo de la UE

Ante las políticas guerreristas y xenófobas, las organizaciones obreras, movimientos sociales y de izquierda, debemos impulsar un gran movimiento contra la guerra imperialista, en defensa de las libertades democráticas, de los refugiados e inmigrantes.

Miércoles 18 de noviembre de 2015 | Edición del día

1- Los atentados de París han dejado al menos 129 muertos y cientos de heridos. El Estado Islámico se ha atribuido estos ataques, así como el brutal atentado de Beirut, que dejó más de 40 muertos un día antes. Repudiamos estos brutales atentados, al mismo tiempo que nos solidarizamos con los familiares y sus allegados.

2- Hollande declara que Francia “está en guerra”, anunciando el aumento de los bombardeos en Siria y profundizando el ataque sobre las libertades democráticas con el “estado de emergencia”, que ahora quiere extender tres meses más. A esto se suma la propuesta de una “reforma constitucional exprés” para tomar medidas de “seguridad”, junto al aumento del presupuesto, efectivos y equipamiento de las fuerzas policiales y militares. ¡No al ataque liberticida! ¡Abajo el “estado de emergencia”, plenos derechos de manifestación y derechos para los inmigrantes y refugiados!

3- La intensificación de los bombardeos de Francia en Siria se materializó el domingo con un bombardeo masivo sobre la ciudad de Raqqa, ciudad de más de 200.000 habitantes. La respuesta de Francia es una copia de la de estrategia de Bush después del 11S. Pero como ya vimos en Irak y Afganistán, esas guerras imperialistas solo conducen a la muerte de cientos de miles de personas y mayores padecimientos de los pueblos, al mismo tiempo que alimentan las condiciones para la emergencia de fenómenos completamente reaccionarios como Al Qaeda o el Estado Islámico. ¡Vuestras guerras, nuestros muertos! ¡Abajo las guerras imperialistas!

4- En Europa, todos los países han implementado un reforzamiento de los controles en las fronteras, cuestionando el sistema Shengen, mientras ganan peso partidos como el Frente Nacional en Francia, que proponen volver a las fronteras nacionales. Un fortalecimiento reaccionario de las fronteras, que en primer lugar se volverá contra los cientos de miles de inmigrantes y refugiados que desesperadamente intentan llegar a Europa escapando de las guerras y las bombas que los países europeos, Estados Unidos y sus aliados siguen “exportando”. Rechazamos todo tipo de restricciones a la libertad de circulación y las restricciones a los derechos de los refugiados e inmigrantes. Abajo las deportaciones y los “centros de internamiento” para refugiados, plenos derechos sociales y políticos.

5- Las tendencias xenófobas, racistas e islamófobas vienen creciendo en Europa, y aumentarán después de los atentados. Desde Polonia, con el triunfo de Justicia y Libertad o Ukip en Reino Unido, hasta el Frente Nacional en Francia. Pero el discurso de la ultra derecha es apropiado también por los partidos gobernantes “del centro” como ya vemos en Francia. En Alemania, a pesar de que el gobierno de Merkel modificó la ley de asilo para hacerla más restrictiva contra los refugiados y acelerar las deportaciones, los sectores más derechistas dentro de su propia coalición de gobierno presionan por medidas más duras. Pegida y Alternativa por Alemania organizan manifestaciones racistas y aumentan los ataques directos contra centros de acogida para los refugiados.

6- El Estado Islámico es una organización proto-estatal completamente reaccionaria, que mantiene estrechos vínculos políticos y financieros con sectores de las burguesías árabes como en Arabia Saudita o Qatar. Son claramente un enemigo mortal de la lucha por la liberación de los pueblos del yugo imperialista y sionista en Oriente Medio. Pero sus métodos bárbaros y reaccionarios, son utilizados por las potencias imperialistas para difundir la idea de que estamos ante un “choque de civilizaciones”, identificando a la comunidad árabe y al Islam con el terrorismo islamista. Es necesario repudiar y enfrentar con todas nuestras fuerzas los ataques brutales y reaccionarios del Estado Islámico, pero al mismo tiempo luchar contra todo tipo de islamofobia, racismo y xenofobia por medio de la movilización obrera y popular, y la creación de comités de acción y autodefensa para los refugiados ante cualquier ataque de la extrema derecha.

7- En el Estado español el gobierno ha salido a reforzar los controles de “seguridad” y el pacto “antiyihadista”, junto con el PSOE y Ciudadanos. Esto ha llevado a un fuerte control policial hacia toda la población, que tiene que soportar la persecución y la prácticamente militarización de las ciudades y una persecución especial hacia la población árabe y musulmana.

8- El Ejército español mantiene activas 14 misiones en el extranjero en países como el Líbano, Afganistán, Turquía o Iraq, que se enmarcan en distintas campañas imperialistas realizadas por la OTAN o en acuerdo con otras instituciones imperialistas como la UE o la ONU. Tanto el PP como Ciudadanos ya han declarado que no descartan incrementar la participación española en la guerra de Siria. Hace falta retomar la lucha contra las guerras imperialistas, por el retiro inmediato de todas las misiones militares y en contra de la OTAN y la utilización de las bases como retaguardia de las campañas militares de EEUU, Francia y la Alianza Atlántica.

9- Podemos ha rechazado sumarse al “pacto antiyhadista” impulsado por el PP junto al PSOE y Ciudadanos, pero la incorporación del ex JEMAD Julio Rodríguez a sus listas electorales y su defensa de los pactos y las bases de la OTAN muestran que su acelerado “giro al centro” no tiene frenos, aceptando la pertenencia a una institución reaccionaria e imperialista como la OTAN, la punta de lanza del imperialismo para someter, ocupar y masacrar a los pueblos oprimidos del mundo.

10- La guerra en Siria, donde intervienen los intereses enfrentados de actores locales, potencias regionales y potenciales imperialistas, ya ha producido el saldo de más de 250.000 muertos, 11 millones de desplazados y 5 millones de refugiados. Sus consecuencias golpean hoy en el corazón de Europa, con los atentados del viernes en París y con la oleada sin precedentes de refugiados.

Ante el reforzamiento de las políticas guerreristas y xenófobas en Europa, las organizaciones obreras, movimientos sociales, juveniles y de izquierda, debemos impulsar un gran movimiento contra la guerra imperialista, retomando el espíritu del masivo movimiento contra la guerra de Iraq en 2003, levantando un programa de defensa de las libertades democráticas, en defensa de los refugiados e inmigrantes, y contra las guerras y bombardeos imperialistas.

¡Vuestras guerras, nuestros muertos! ¡Abajo las guerras imperialistas!







Temas relacionados

Política Estado Español   /    Atentado en París   /    Guerra en Siria   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO