Internacional

PRISION CONDICIONAL PARA SINDICALISTAS

Condenan a prisión a los dirigentes sindicales de Goodyear en Francia

Acusados de “secuestro” los 8 ex trabajadores de Goodyear tuvieron su juicio este miércoles. Penas de 2 a 12 meses de prisión condicional contra 7 de los 8 ex trabajadores de Goodyear solo por intentar defender sus puestos de trabajo.

Viernes 13 de enero | Edición del día

Mientras la exdirectora del FMI, Christine Lagarde, es tratada con algodones por la justicia, a los trabajadores se los condena a penas de prisión condicional. Una justicia de clase al servicio de una condena eminentemente política.

La jornada solidaria con los 8 de Goodyear comenzó en Amiens: un gran grupo de trabajadores de vanguardia se había encontrado allí para apoyar a sus compañeros en el juicio. Desde el principio se coreaba “¡libertad a nuestros compañeros!” Una movilización y una consigna que no ha sido suficiente para una primera victoria frente a la justicia de clase.

Le sucedieron algunas palabras de los combativos trabajadores, estudiantes y activista que llegaron a reiterar la necesidad de solidaridad frente al ataque en curso. La determinación en los discursos demostró que, a pesar de los ataques de los últimos meses, la determinación de no doblar la mano frente a la patronal y el gobierno sigue siendo grande. Insuflados de valor y de coraje por la presencia de sus compañeros que cantaban por la liberación de los 8 ex trabajadores de Goodyear llegaron a la corte para recibir su sentencia: de 2 a 12 meses de prisión condicional para siete de ellos y la liberación de uno. Ellos denuncian que estas sanciones de la justicia han tratado de dividirlos. Pero, al salir de los tribunales, Mickael Wamen, dijo: “Yo habré sido liberado, descansare por ahora, pero… seguiré con la determinación de no querer llevar un bozal.” Para acabar con esta lucha, utilizan sanciones más duras, para callarlos y sentar un ejemplo en las vísperas próximos ataques del gobierno.

Las penas son duras, pero hay que recordar que prometía ser mucho peor en la primera solicitud de sentencia requerida. Este cambio, sin duda, se lo debemos a la primera demostración de fuerza realizada por todos los sectores del movimiento obrero y los estudiantes en las jornadas del 19 y 20 de octubre en apoyo a los 8 de Goodyear. Este gran apoyo cosechado estuvo de nuevo presente esta semana gracias a la presencia de muchos sindicatos (CGT, Sud, Solidaries), de militantes (NPA, PC, Front de Gauche) y personalidades como Xavier Mathieu, Loic de la compañía Jolie Mòme, Medhi Kemoune de la CGT Air France y Philippe Poutou del NPA… todos presentes para acompañar a nuestros camaradas a afrontar el ataque.

La clase obrera ya ha respondido y en octubre pasado, y durante más de un año, los comités en apoyo a los 8 de Goodyear florecían en toda Francia. Este injusto juicio se ha convertido en un emblema y eso es porque ha habido una muestra firme de unidad. La justicia finalmente demostró su posicionamiento partidista y de clase. Las persecuciones de activistas que han luchado contra la ley de reforma laboral, la lucha de las familias de las víctimas de violencia policial y todos los otros hechos de impunidad muestran todos los días que la justicia tiene una cara diferente para los trabajadores y los sectores populares.

Cuando Mickael Wamen fue liberado, se encontró con más de 1000 personas que habían llegado a recibirlo entre lágrimas e indignación con la justicia y sacudidos por la furia de ser atacados diariamente. Además de la pena de prisión, está la pena de inscripción en el registro B2(lo que impide encontrar un trabajo). Un sentimiento de injusticia para estos 8 ex trabajadores de Goodyear que pretendían defender sus puestos de trabajo en 2014 y que hoy se encuentran condenados. La vanguardia que se reunió el miércoles para demostrar una gran unidad de clase y solidaridad debe prepararse para futuros ataques. Las batallas que vendrán en los próximos meses requieren que nos organizarnos ahora para seguir demostrando que, frente a la represión, seguiremos resistiendo.

Traduccion: Francisco Catalán






Temas relacionados

Goodyear   /    Represión en Francia   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO