Mundo Obrero Estado Español

Estado Español

MOVIMIENTO OBRERO GALICÍA

Condena a Citroën a pagar 50.000 euros a la CUT por vulneración del derecho de huelga

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha estimado un recurso de la Central Unitaria de Traballadores (CUT) de la planta de PSA Peugeot Citroën en Vigo, y ha condenado a la empresa a pagar 50.000 euros por vulneración del derecho de huelga y libertad sindical.

Jacobo A. García

Vigo | @Jacobscarface

Miércoles 31 de mayo | Edición del día

Son conocidas las acciones represivas de la patronal de Citroen en Vigo, cuando un trabajador readmitido por despido nulo sufrió el acoso de la empresa. Ni que decir de otros muchos casos de represión sindical, sin contar con el brutal recorte de personal que ha experimentado la fábrica en los últimos años, ERE tras ERE.

EL 26 de mayo del 2017, el TSXG de Galicia les ha dado la razón. Se trata de los hechos que sucedieron cuando se convocaron paros parciales convocados por la Confederación Intersindical Galega (CIG) y la CUT para el 5 de mayo del 2015 y que coincidieron con la visita del presidente del Grupo PSA, Carlos Tavares, a la fábrica. Por aquel entonces la empresa dijo que la huelga era “abusiva” y que podría declararse ilegal. En esta ocasión no reclamó a la justicia pero sí que lo hizo en una convocatoria de huelga anterior. Una vez más la empresa usó la coacción para presionar a los trabajadores y vulnerar el derecho de huelga.

La huelga se mantuvo y participaron más de 200 trabajadores. La CUT denunció que la empresa había contratado nuevos trabajadores para cubrir los que ejercieron su derecho a huelga y que se habían vulnerado derechos fundamentales. El juzgado de lo Social dio la razón a la empresa. Ahora, el TSXG ha estimado el recurso de los trabajadores y de la CUT, y ha declarado que no puede considerarse la ilegalidad de la huelga de mayo de 2015 porque la empresa no formalizó ninguna demanda solicitando esa declaración.

En la sentencia del TSXG, se señala que hay "indicios de vulneración de derecho fundamental" y que corresponde a la empresa "la carga de probar que su actuación obedece a motivos razonables, extraños a todo propósito atentatorio de un derecho fundamental". El TSXG ha fallado, por tanto, que PSA Peugeot Citroën debe abonar 50.000 euros al sindicato CUT por vulneración de derechos fundamentales, y devolver 457,07 euros a cada uno de los 18 trabajadores demandantes.

Es indecente que una empresa que ha sido capaz de hacer frente a la compra de Opel en marzo del 2017, esté continuamente haciendo recortes de personal y vulnerando los derechos fundamentales de las trabajadoras y los trabajadores. Esto solo demuestra su insaciable sed de beneficios y la necesidad por parte de los trabajadores de oponer una frontal oposición en las calles a estos ataques.

Aunque vía judicial la CUT y los trabajadores han conseguido la victoria en esta batalla, la guerra contra una multinacional como el grupo PSA no ha hecho más que empezar. Por eso es necesario aprovechar este triunfo para alcanzar una mayor movilización en el seno de los trabajadores de esta y otras fábricas de la empresa multinacional, porque se ha demostrado que sólo mediante la unión es posible obtener victorias.

Además, una mayor coordinación de las luchas obreras, junto con los estudiantes y el resto de sectores oprimidos, es necesaria para obtener más fuerza y arrancar grandes victorias a la patronal, para que dejen de sangrar al pueblo trabajador con despidos y recortes salariales y de derechos básicos. La gran manifestación de las Marchas de la Dignidad del pasado sábado 27 de mayo en Madrid, marcan un buen comienzo de movilización hacia una huelga general. Una centralidad, la de las trabajadoras y trabajadores en la lucha, tremendamente necesaria para conseguir todas las reivindicaciones económicas y sociales de los sectores más oprimidos.






Temas relacionados

Mundo Obrero Estado Español   /    Galicia   /    Movimiento obrero   /    Despidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO