Internacional

CATALUÑA

Concentraciones de rechazo a la visita del rey en Barcelona

Miles de personas se concentraron en varios puntos de Barcelona en rechazo a la visita del Rey. La policía local reprimió las marchas, resultando un manifestante detenido y otros 19 heridos.

Marta Clar

Barcelona | @MartaClar1

Martes 27 de febrero | Edición del día

Desde las cinco de la tarde del domingo hasta entrada la noche miles de personas acudieron a las concentraciones de rechazo a la visita del Rey que acudía a la inauguración del Mobile Word Congress.

Las concentraciones fueron convocadas por diferentes Comités de Defensa de la República (CDR) y tuvieron lugar en diferentes puntos del centro de ciudad, abarrotando las calles entre Plaza Urquinaona, pasando por Vía Laietana hasta Plaça de l’Àngel, de un lado, y hasta el corte entre Trafalgar y Ortigosa, del otro.

La respuesta fueron más de mil agentes de policía desplegados, entre los que se encontraban agentes de los Mossos de Esquadra y la Policía Nacional, que no dudaron en cortar las calles y arremeter porra en mano contra los manifestantes. El ruido de las caceroladas, cada vez más multitudinarias, se alternaba con gritos y cánticos de “Fuera el Borbón”, inmediatamente seguidos de consignas contra la represión y por la libertad de los presos políticos.

De este modo nos lo contaba Sergi, un joven estudiante que acudió a la movilización “Estamos aquí manifestándonos por la libertad de los presos políticos y en contra de toda la represión que se está viviendo en Catalunya y en el conjunto del Estado español, como es el caso de los Jordis, que siguen en prisión o como es el caso del rapero Valtonyc condenado a tres años de prisión por decir la frase de “los Borbones son unos ladrones” o las retiradas de las obras de ARCO.

Esto que estamos viendo no parará y lo más seguro es que seguirá ocurriendo para perseguir la libertad de expresión”. La tensión aumentó a partir de las 19:00 horas, cuando entraba la comitiva real rodeada por cinco coches de gama alta y decenas de policías por Vía Laietana. En ese momento un equipo de audio, proveniente de uno de los balcones contingentes recibía al Rey Felipe VI con el Himno de Riego (oficial hasta la II República), seguido de La Internacional y canciones de Valtonyc.

Instantes después los Mossos de Esquadra cargaban contra los manifestantes, fue la primera carga pero no la única. Hubo un detenido acusado de atentado contra la autoridad, mientras que el número total de manifestantes heridos realizados por un recuento in situ fue de 19, al menos uno de ellos sufrió una fuerte hemorragia en la cabeza producido por un golpe de porra, y varios más tuvieron que ser trasladados al hospital. Además, hay que tener en cuenta que el recuento no contempla aquellas personas que no han denunciado aún las agresiones.

Horas más tarde centenares de manifestantes se empezaron a reunir en el cruce entre la calle Trafalgar y Ortigosa, punto de concentración que se convirtió entre los más multitudinarios, llegando a desbordar el cordón policial en diferentes ocasiones. “Estábamos manifestándonos, cuando la policía ha aparecido por detrás y sin mediar palabra han empezado a cargar contra nosotros para abrirse paso. A mí me han dado un porrazo en la pierna y a ella y a otra mujer mayor también”

Sin embargo la violenta reacción de los Mossos de Esquadra y la Policía Nacional fue respondida con la solidaridad de decenas de manifestantes que acudían en apoyo a quienes se seguían resistiendo en aquel punto de concentración, mientras el Rey acompañado por el President del Parlament y Ada Colau, cenaba junto a grandes empresarios, entre quienes se encontraban el presidente de Freixenet, del grupo Abertis o el Banc Sabadell, además de representantes de las principales empresas de telefonía móvil.







Temas relacionados

Estado español   /    Rey Felipe VI   /    Cataluña   /    España   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO