Sociedad

ACTUALIDAD

Con palos y violencia intentan desalojar a vecinos de Constitución

La Policía de la Ciudad reprimió a vecinos del barrio de Constitución, hay más de treinta familias y hace muchos años que ocupan las viviendas ubicadas en Solís al 2100.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Martes 8 de octubre | 10:52

"Vivienda sí, desalojo no", gritan las madres con sus hijos. Mientras la Policía acompañada de la Infantería intenta desalojar a las más de treinta familias que viven en el barrio de Constitución de la Ciudad de Buenos Aires.

"Eran como las tres de la madrugada cuando empezamos a sentir a la Policía en la calle, sabía que querían sacarnos", relata uno de lo habitantes del barrio de Constitución. No es la serie Okupas, es la vida real y necesitan un lugar para vivir.

Familias de diferentes inmuebles que se encuentran con juicios por desalojos, sin embargo estan resistiendo con junto con el apoyo de organizaciones y movimientos sociales que se organizan para visibilizar la problemática y exigir soluciones habitacionales definitivas al Gobierno de la Ciudad. Sin embargo la respuesta del Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta siempre es la misma: palos y represión.

Gustavo es parte de CIBA Coordinadora de Inquilinos de Buenos Aires, consultado por La Izquierda Diario dijo que "yo me solidarizo con los vecinos repudio a la represión y el desalojo por parte del Gobierno, llamo a todos los que puedan a que se acerquen".

No es noticia nueva que las políticas que favorecen a negocios inmobiliarios y deja desprotegidos a los habitantes de la Ciudad. Son cientos de familias que peligran de quedar en la calle. Un informe de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad maneja estas cifras: cuatro de cada diez inquilinos de la ciudad tienen problemas para seguir alquilando.

Te puede interesar: Pagar un alquiler o morir en el intento

Los grandes pulpos inmobiliarios construyen grandes torres por un lado y por otro cada vez más menos gente que puede acceder a una vivienda. Hoy uno de cada tres habitantes alquila y cada vez tienen que pagar más caro. Y la justicia y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires juegan a favor de los empresarios y mandan a reprimir a quienes toman una vivienda para subsistir.

La política de ajuste que vino llevando adelante el Gobierno de Cambiemos con la complicidad de los peronistas deja sobre la mesa que la prioridad para ellos es asegurar el orden de los negocios que se la llevan en pala y no la vida de las y los trabajadores, jóvenes y niños que cada día tienen en peores condiciones.

Hay que dar vuelta un sistema irracional que usa viviendas vacías para que un puñado se forren en dólares a costa de la vida humana.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO