Política

ATAQUE A LOS JUBILADOS

Con los votos del peronismo, Cambiemos aprobó la contrarreforma previsional en el Senado

A pesar de no tener mayoría propia, el oficialismo logró la media sanción en la Cámara Alta gracias al apoyo de un sector del bloque PJ-FpV. El peronista Pichetto defendió los acuerdos previos con los gobernadores. Acuerdo para atacar a los jubilados.

Jueves 30 de noviembre | Edición del día

En la medianoche del miércoles, lejos del prime time televisivo y cuando la inmensa mayoría de los trabajadores descansaba tras una nueva jornada agotadora, el Senado volvió a convertirse en un lugar de escandalosos acuerdos entre macristas y peronistas. Una casta privilegiada, alejada de las condiciones de vida de millones, decidió atacar aún más los derechos de quienes sólo viven de su trabajo.

El proyecto de ley de (contra) reforma previsional había recibido dictamen favorable el jueves de la semana pasada, en un plenario de comisiones del Senado de la Nación. Con la modificación acordada entre el Gobierno y un sector del bloque peronista que lidera Miguel Ángel Pichetto, la nueva fórmula para calcular la movilidad jubilatoria establecía tomar en un 70% la inflación y en un 30% el incremento de salarios. El equivalente: una nueva burla a los millones de jubilados que perciben la mínima, que verían una “mejora” de apenas $60 con respecto a la propuesta del oficialismo.

Ese mismo día también fueron aprobados el proyecto de ley de Consenso Fiscal, como parte del acuerdo alcanzado entre el Ejecutivo y los gobernadores.

Pero los mandatarios provinciales no fueron los únicos aliados de Cambiemos para avanzar en estos ataques: el pleno del Senado trató y aprobó el dictamen, incluso a pesar de no haberse cumplido los siete días reglamentarios tras la aprobación en comisión. Para lograrlo, el proyecto debió ser puesto en tratamiento por fuera del orden del día y aprobado con más de los dos tercios de la cámara, objetivo que alcanzó con facilidad gracias al bloque del PJ-FpV.

Con 62 votos a favor y tan sólo 8 en contra, los senadores decidieron tratar el paquete de contrarreformas que había sido consensuado previamente. Cerca de la medianoche y tras una larga jornada de debate que transcurrió indiferente a la movilización frente a las puertas del Congreso, el ataque a los jubilados obtuvo 43 votos positivos, 23 negativos y apenas 3 abstenciones.

A pedir de los empresarios

En cuanto al Consenso Fiscal, Pichetto defendió el acuerdo negociado con los gobernadores: “23 provincias firmaron un acuerdo fiscal para resolver un tema muy complejo. Como tenemos responsabilidad con nuestras provincias y gobernadores, nos toca la ingrata tarea de acompañar estos acuerdos porque creemos que los pactos deben cumplirse”.

Por si quedara alguna duda sobre el carácter regresivo del proyecto aprobado, el sinceramiento del senador peronista resultó más que elocuente: “Seguir manteniendo una política de endeudamiento sin un ordenamiento fiscal es algo insostenible”. Y aclaró en un mensaje destinado al Gobierno: “Es un tema realmente complejo. No repitan este tipo de medidas. No las repitan. Hay una mala experiencia con De la Rúa, cuando metió medidas de ajuste que profundizaron después la crisis”.

Por su parte, el ex vicepresidente Julio Cobos (UCR) fue uno de los principales defensores de los cambios en materia previsional, que no sólo significarán unos $100 mil millones menos de recaudación para Anses en 2018 y una pérdida de poder adquisitivo para los jubilados, sino que se establecen la “opción” de trabajar hasta los 70 años tanto para las mujeres como para los hombres.

Este último punto fue explicado y defendido por la senadora oficialista Laura Rodríguez Machado (Pro), quien aseguró que “se modifica el artículo 252 de la Ley de Contrato de Trabajo, con el propósito de facilitarle al trabajador del sector privado la opción de poder elegir el momento en el cual se jubila”.

Lo único que facilitan los cambios propuestos es aumentar la explotación y las ganancias de las patronales. Con la nueva fórmula, que atrasa aún más la actualización de las jubilaciones (hoy la mínima se encuentra en apenas $7246 y de esta forma alcanzaría los $7.676 en marzo de 2018) quienes trabajaron toda su vida deberán “optar” por retirarse con jubilaciones miserables o seguir trabajando hasta los 70. Por si fuera poco, hace falta agregar una salvedad: en caso de “elegir” la última alternativa, los empresarios se verán eximidos de realizar los aportes previsionales, siendo su única obligación pagar las obligaciones que surgen por obra social y ART.

Los empresarios esperan ansiosos los cambios que les permitan avanzar sobre los derechos de millones que sólo viven de su trabajo. El acuerdo que el Gobierno mantiene con el peronismo busca allanar el camino y presionar para la aprobación definitiva, pero para eso la reforma deberá tratarse en la Cámara de Diputados, donde Cambiemos tampoco tiene mayoría propia.

Es necesario y es posible profundizar el camino de la organización para enfrentar y derrotar este ataque en las calles. No está dicha la última palabra.








Temas relacionados

Cambiemos   /    Miguel Ángel Pichetto   /    Reforma previsional    /    Jubilados   /    Macrismo   /    Peronismo   /    PJ   /    Frente para la Victoria   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO