Mundo Obrero

MUNDO SINDICAL

Con los millones de las obras sociales, el Gobierno busca garantizarse una CGT subordinada

En una reunión que se mantendrá mañana entre el funcionarios nacionales y el sector "dialoguista" de la CGT, se discutirá el destino de cerca de $ 5.000 millones.

Martes 13 de febrero | 13:51

Según informa este martes el diario Ámbito Financiero, mañana se mantendrá una mesa técnica entre sectores “dialoguistas” de la CGT y el gobierno. Allí se discutirá el destino de 5.000 millones de pesos que el gobierno mantiene congelado como forma de negociación con la conducción sindical. De fondo se encuentra además la tensión por la movilización convocada para el próximo 21 de febrero.

Te puede interesar: Mientras Rodolfo Daer se despega, Acuña y Barrionuevo se bajan de la marcha del 21

De la reunión participarán, según la fuente citada, Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Gerardo Martínez (UOCRA), Héctor Daer (Sanidad) y Armando Cavalieri (Comercio) y por parte del gobierno los ministros Adolfo Rubinstein (Salud) y el cuestionado Jorge Triaca de la cartera laboral.

Este dinero, que permanece congelado desde el acuerdo en 2016 entre el macrismo y la CGT por 30.000 millones de pesos, garantizó la inmovilidad de la dirigencia sindical en medio del ajuste de Cambiemos. Una parte del mismo pertenece a la cobertura de emergencias de las obras sociales.

El objetivo de la reunión, según Ámbito sería redistribuir ese monto gigante a favor del sector “dialoguista” de la CGT en detrimento de quienes tengan una actitud más confrontativa aunque sea discursivamente con el gobierno.

En el mismo sentido, según una nota publicada en El Cronista, el gobierno trataría de reformar el sistema de obras sociales para aumentar los aportes que efectúan los monotributistas por la atención médica en prestadoras sindicales y prepagas. Eso implicaría que más trabajadores (y sobre todo los más precarizados) aporten más, creando una nueva división entre la clase obrera que favorecería los bolsillos de prestadores, burócratas y funcionarios en detrimento, por supuesto, de la salud de los trabajadores. Esos fondos también irían a parar a las obras sociales.

Ante la caída de la imagen presidencial por un lado y la resistencia que empieza a asomar entre las bases de los trabajadores al ajuste, gobierno y dirigentes burocráticos se debaten como hacer pasar todas las medidas que terminarán por beneficiar a los empresarios.

Mientras un sector de la CGT y las CTA llaman a medidas aisladas y separadas (ATE llama a una medida de lucha el 15F y Moyano para el 21F) otro sector se junta con el gobierno que usa el dinero de la salud de los trabajadores como moneda de cambio para “adornar” a las cúpulas sindicales para que no llamen a medidas de lucha para enfrentar los planes de ajuste.

Este sábado se realizará un encuentro de trabajadores en lucha convocado por los despedidos del Hospital Posadas del que participarán mineros de Río Turbio, médicos residentes de La Plata, trabajadores estatales, tercerizados de los aeropuertos, entre muchos más. Mientras desde las cúpulas sindicales se divide a los trabajadores, este encuentro muestra un camino de unificación para enfrentar al gobierno de forma que se le pueda ganar y hacerlo retroceder.

Te recomendamos: Coordinemos todas las luchas y exijamos un plan de lucha unificado








Temas relacionados

Burocracias sindicales    /    Marcelo Balcedo   /    Cambiemos   /    Burocracia sindical   /    Mauricio Macri   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO