Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Con la adhesión del transporte, la CGT ratificó el paro “dominguero” del 25 de septiembre

El triunvirato de la central obrera reconfirmó que el martes 25 de septiembre tendrá lugar el cuarto paro general contra el gobierno de Cambiemos. La conducción insiste en que sea sin movilización y volvió a pedir al Gobierno que “cambie el rumbo”. Los gremios del transporte confirmaron su adhesión a la huelga.

Viernes 21 de septiembre de 2018 | Edición del día

La bronca y las ganas de enfrentar las políticas de ajuste en amplios sectores de la clase trabajadora obligaron al triunvirato que conduce la CGT a convocar al cuarto paro nacional en lo que va del Gobierno de Mauricio Macri.

La novedad más reciente es que los gremios del transporte, nucleados en la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), anunciaron su adhesión a la medida. Así lo confirmó Héctor Daer al finalizar la reunión del Consejo Directivo de la CGT en el histórico edificio de la calle Azopardo: “El gremio del transporte está adherido a la CGT, son trabajadores, igual que el resto. Entonces así como no va a haber garajistas o trabajadores de la salud, tampoco va a haber colectivos, trenes y subtes”.

De esta manera se espera que la medida tome aún mayor contundencia, expresando en una gran adhesión el enorme rechazo que existe a las políticas de ajuste y saqueo que se cocina entre el Gobierno nacional, los gobernadores peronistas, el FMI y los grandes empresarios.

Sin embargo, los triunviros buscan que la medida sirva para “descomprimir” el malestar que existe entre las grandes mayorías mientras garantizan que ese descontento no se exprese en las calles con movilizaciones masivas. Tampoco plantean ninguna continuidad a una medida que así vista será un paro “dominguero” y aislado de cualquier plan de lucha serio que pretenda enfrentar el ataque en curso.

Así lo dejó entrever el discurso oficial de los dirigentes cegetistas, quienes volvieron a insistir con el repetido argumento de que “la medida de fuerza es para que este Gobierno escuche a los trabajadores y a la sociedad, y se rectifiquen las políticas económicas que nos trajeron hasta acá”. Como si se tratara de un problema de escucha o de testarudez, insisten en pedir un cambio de rumbo mientras el ajuste se profundiza día a día.

Al mismo tiempo que se desarrollaba la reunión del Consejo Directivo de la central, el Frente Sindical por el Modelo Nacional que conducen los titulares de Camioneros junto al Smata de Pignanelli, La Bancaria de Sergio Palazzo y un sector de la UOM (entre otros) realizaba un acto en el microestadio de Ferro. Con pose combativa y discursos más encendidos, ratificaron su participación el 25 de septiembre. Pero pese a la pirotecnia discursiva, Hugo Moyano dejó una misma idea antes de la foto de un armado que piensa más en la integración de las listas para 2019 que en medidas que puedan torcer el rumbo de la crisis actual. Así lo dejó en claro Ricardo Pignanelli cuando aseguró: “No queremos que se vayan. Queremos que se queden y terminen en 2019 y ahí seguramente vamos a volver a tener un presidente peronista”. También lo ratificó Sergio Palazzo, al afirmar que “como dicen ellos ‘sí se puede’, se puede elegir en 2019 un gobierno nacional y popular”

Te puede interesar: Se lanzó el triunvirato “combativo”: entre la marcha a Luján y las elecciones de 2019

El otro dato que resalta de la jornada de este jueves es que el Partido Justicialista respaldó con un pronunciamiento público la medida. El texto, que lleva la firma de José Luis Gioja como titular del PJ nacional, asegura que el justicialismo “apoya y acompaña la movilización y el paro al que llamaron los representantes de los trabajadores, en el convencimiento que la lucha no es en vano si es justa”.

Así se va afianzando de a poco una alianza entre distintos sectores del peronismo que pretenden aprovechar la bronca y el descontento que se expresará en el paro como maniobra para su estrategia dentro de un año en las urnas, mientras hoy no oponen ninguna resistencia al ajuste en las calles, que es el único lugar donde se puede derrotarlo.

La izquierda y el sindicalismo combativo

A diferencia de las distintas alas de la CGT y la CTA, la izquierda y el sindicalismo combativo plantea la necesidad de transformar el paro y la movilización del 24 y 25 en una medida que sea el inicio de un plan de lucha, demanda que exigirán a las distintas centrales sindicales junto con la urgente tarea de levantar un programa propio “que comience por el no pago de la deuda, la nacionalización de las empresas de servicios con administración obrera, la nacionalización de la banca, un salario igual la canasta familiar para todos y cláusula gatillo, junto con las demandas de las mujeres, el derecho al aborto legal y las reivindicaciones del movimiento estudiantil en lucha”. Así lo asegura la declaración del Movimiento de Agrupaciones Clasistas que impulsa el PTS junto a activistas independientes y que está dirigida a todos los sectores antiburocráticos.

Te puede interesar: Por un polo unitario e independiente en el paro y movilización del 24 y 25 de septiembre

Para imponer estas demandas a las direcciones que mientras posan de combativas dejan aisladas las luchas que enfrentan el ajuste en curso (o que, peor aún, entregan derechos y conquistas como en el Subte o en Telefónicos), la izquierda plantea la importancia de conformar un polo unitario e independiente que pelee por imponer una salida alternativa y de lucha para derrotar el plan del Gobierno, el FMI y los empresarios.







Temas relacionados

Paro General 25 de Septiembre   /    Carlos Acuña   /    CGT Azopardo   /    Juan Carlos Schmid   /    Paro general   /    Paro del transporte   /    Héctor Daer   /    CGT   /    Paro   /    Trabajadores   /    Ajuste   /    Movimiento obrero   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO